¿Es habitual que un bebé tenga una hernia?

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

¿Es habitual que un bebé tenga una hernia?

Supongo que tu hijo tiene una hernia inguinal, es decir, una tumoración en la ingle. Esto ocurre por un retraso en el cierre de las capas de tejido muscular después de que los testículos desciendan hacia el escroto (o bolsa testicular) durante la vida fetal. La hernia ha estado allí siempre, pero ni tú ni tu médico os habíais dado cuenta hasta ahora, quizás al hacer un mayor esfuerzo al defecar o si se quejó mientras jugaba.

Es posible que a través de la abertura que queda entre los dos planos musculares permita entrar parte del contenido abdominal (por ejemplo, del intestino) que se desliza y, en algunos casos, queda atrapado allí. Este problema doloroso y grave se tiene que corregir con una operación de cirugía de emergencia. Para evitar que esto ocurra, los médicos generalmente reparan una hernia cuando ésta se diagnostica y, a menudo, corrigen el otro costado también, porque existe una alta probabilidad de que ambas ingles presenten el mismo problema. Si la tumoración es blanda y se puede presionar con facilidad, disminuyendo su tamaño, la hernia no es dolorosa ni dañina.

La operación es muy simple y, por lo general, se realiza de forma ambulatoria. Tras una hora o dos después de haber despertado de la anestesia, el pequeño debería estar comiendo y una semana después debería volver a su actividad normal. Tú debes mantener muy limpia la incisión para evitar infecciones. Además, debes llevar a tu hijo nuevamente al cirujano para que le realice, al menos, un chequeo. En el caso de los niños, éste es un problema menor y debería corregirse de manera muy sencilla y rápida.