juegos de bebes

No hay nada más divertido y gratificante que jugar con tu bebé. Jugar juntos es entretenido para ambos, por supuesto, pero también es una parte importante de la forma en la que tu pequeño aprende y crece. Por muy sencillo que sea el juego, estimula los sentidos y ayuda a tu bebé a desarrollar sus habilidades, lo que significa que aprenderá mucho sobre el mundo gracias al juego. Aquí tienes algunas sugerencias para jugar con tu bebé en casa.

Juegos para bebés de hasta 6 meses

Estas ideas de juego pueden servirte hasta que el bebé tenga unos 6 meses:

  1. Caricias. Hazle caricias en zonas sensibles como la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies y la columna vertebral. Así, estimulas su sentido del tacto y logras que se mueva como muestra de bienestar.

  2. Juego de la imitación. Acércate a tu bebé e intenta imitar sus expresiones faciales y sus gestos. Pronto verás que tu bebé empezará a imitarte. Por ejemplo, saca la lengua para ver si te imita.

  3. ¿Qué es? Sostén un juguete o un objeto doméstico que no resulte peligroso, muéstraselo a tu bebé y háblale de ello. Descríbele su forma, su color e incluso su textura. Deja que tu bebé toque el objeto, sobre todo si tiene una textura inusual, como una pelota blanda. Será una experiencia de aprendizaje muy divertida.

  4. Palmaditas. Cuando tu bebé esté de buen humor, aplaude y narra lo que estás haciendo. Con el tiempo, le encantará llamar tu atención batiendo palmas él solo.

  5. Pedales. Después de cambiarle el pañal, por ejemplo, y mientras está tumbado boca arriba, mueve las piernas de tu pequeño como si estuviera pedaleando. Seguro que le hace mucha gracia.

  6. Cosquillas. Canta alguna canción sobre las cosquillas mientras tocas los dedos de los pies, la barriga o la barbilla de tu bebé. Tu pequeño se entusiasmará esperando las cosquillas que le vas a hacer.

  7. Agita y traquetea. Coge un sonajero u otro juguete que suene y agítalo. Si no tienes un sonajero ni otro juguete que suene, puedes llenar hasta la mitad un tarro o una botella con legumbres secas o arroz. Asegúrate de cerrar correctamente el recipiente. No le des el sonajero casero al bebé.

  8. Magia de pompas. Sienta a tu bebé en tu regazo o en su hamaca y haz pompas a su alrededor. Asegúrate de que ninguna le entre en los ojos. Le encantará la magia de las pompas y seguir su recorrido con la mirada. Puede que incluso intente darles con la mano.

  9. Juego de la pelota. Una pelota puede ser un gran juguete para tu bebé a cualquier edad. Este juego consiste en hacer rodar una pelota suave hacia tu bebé y animarlo a cogerla. Puede intentar hacerla rodar de nuevo o cogerla y llevársela a la boca.

  10. Sobre la barriga. Pasar tiempo boca abajo puede hacer que tu bebé fortalezca los músculos de la cabeza y el cuello. Acuesta a tu bebé boca abajo sobre una manta y llama su atención: así levantará el cuello para mirarte. Puedes hacer pompas en su dirección, agitar un sonajero, hacer un espectáculo de marionetas, etc.

  11. Entrenamiento infantil. Para este juego se necesita una manta de ejercicio de bebés. Si tienes una, puedes colocarla sobre una alfombra y depositar al bebé de espaldas en ella. De esta forma, tu pequeño podrá golpear todos los objetos sin correr ningún peligro, lo que hará que se desarrollen la fuerza de sus músculos y su coordinación.

  12. Charleta. Aprovecha cualquier oportunidad para hablar con tu bebé y contarle tus actividades diarias. Explica qué estáis haciendo juntos o qué vais a hacer pronto, como cambiarle el pañal, vestirlo, llevarlo de paseo, etc. Sé todo lo concreta que puedas; por ejemplo, mientras lo vistes, describe qué mono has escogido y cómo introduces los pies de uno en uno, luego los brazos y, a continuación, lo abrochas.

juguetes para bebes de 3 meses
  1. Pesca de diversión. Ata uno de los juguetes favoritos de tu bebé a un trozo largo de cinta o cuerda. Puedes colgar el juguete en su línea de visión para captar su atención mientras, por ejemplo, está tumbado boca abajo. Con este juego, desarrollará su coordinación visual y le encantará ver su juguete favorito dar saltos por todos lados. No te olvides de guardar la cuerda cuando no estéis jugando.

  2. Lectura en voz alta. Al igual que hablar con tu bebé, leer y mirar libros ilustrados es una forma estupenda de fomentar el lenguaje y el desarrollo cognitivo, al mismo tiempo que estableces un vínculo. Échale un vistazo a estos consejos para estimular la lectura en los niños. Puedes darle a tu pequeño libros resistentes con dibujos grandes e historias sencillas y libros que tengan diferentes colores, formas o animales. Al pasar las páginas, describe lo que ves en ellas. Si se trata de un libro de animales, puedes hacer sonidos de animales y describir lo que le gusta hacer al animal.

Juegos para bebés de 6 meses a 1 año

  1. Circuito de gateo. Cuando tu bebé llegue a la fase de gatear, será muy divertido crear una carrera de obstáculos para él. Puedes utilizar cojines del sofá, almohadas, peluches de gran tamaño y otros objetos suaves que sean seguros. Cuando le hayas enseñado lo que tiene que hacer, anímalo a gatear hacia ti desde el otro extremo de la pista. Para conseguirlo, atráelo con uno de sus juguetes favoritos. Cualquier forma de gatear estará bien, ya sea por encima, por debajo o alrededor del recorrido: lo importante es que se mueva y se divierta.

  2. Teatro de marionetas. Entretén a tu hijo con un espectáculo de marionetas de dedo. Para hacer las marionetas, puedes cortar los dedos de un par de guantes viejos y dibujarte caras en los dedos con un rotulador o pegarles ojos saltones de goma. También puedes hacer marionetas de dedo con cartulina y fieltro. A tu bebé le encantará ver cómo se desarrolla la historia.

  3. Juego del espejo. Usa un espejo para jugar con tu pequeño. Acércaselo para que vea su rostro. Puede incluso reírse de sí mismo. Pon caras graciosas ante el espejo y anímalo a que haga lo mismo.

  4. Fútbol. Obviamente, tu hijo es demasiado pequeño para hacer deporte, pero nunca es demasiado pronto para despertar su interés. Siéntate con tu bebé en el suelo y sujétalo por debajo de los brazos. Ten una pelota preparada delante de él. A continuación, balancea suavemente a tu pequeño para que le dé una patada a la pelota. Con el tiempo, tu bebé le cogerá el tranquillo al juego, que le encantará.

  5. Cucú-tras. Este es uno de los juegos más fáciles y divertidos para jugar con tu bebé. Lo único que tienes que hacer es taparte y destaparte los ojos o la cara y decir «cucú-tras». Tu bebé se reirá como si fuera lo mejor del mundo. Y puedes usar distintas variaciones del juego: por ejemplo, después de cambiarle el pañal, puedes jugar a cucú-tras cubriéndote la cara con sus piernas, puedes esconderte y luego cubrirte la cara con una prenda de vestir o quizá puedas poner diferentes caras y hacer sonidos divertidos cada vez que muestres tu rostro.

actividades para bebes de 6 a 12 meses

  1. Escondite. Hay diversas maneras de variar este juego para que resulte adecuado para tu bebé: al final, es como jugar a cucú-tras con todo el cuerpo. Prueba a esconderte detrás de una puerta o una silla grande o usa una sábana o una manta de gran tamaño. Tu bebé se asombrará cuando descubra dónde estabas.

  2. Torre de recipientes. Reúne unos cuantos recipientes vacíos y limpios, como cajas de zapatos, cartones de leche o cajas de cereales: cualquier cosa que pese poco y tenga forma rectangular puede ser un divertido juguete que el bebé puede amontonar sobre otros. Construye una torre o un fuerte con tu bebé y luego deja que lo derribe todo. A tu bebé le gustará tanto la construcción como la destrucción.

  3. Cantarines. Recitar un poema o cantar una canción como «La vaca Lola», «Pimpón es un muñeco» o «Soy una taza» es una forma fácil y maravillosa de interactuar con tu bebé. Mientras dices o cantas las palabras, puedes representarlas con las manos. Con el tiempo, tu bebé aprenderá las palabras y podréis cantar juntos.

  4. Reunión de juguetes. En torno a esta edad, a los bebés les encanta explorar y vaciar cajones, estanterías, cestas y otras zonas de almacenamiento. Por eso, asegura los muebles que puedan caerse y retira cualquier objeto peligroso de los estantes o las cestas que estén a su alcance. Para que esta forma de juego y exploración sea segura, dale a tu bebé una caja o una cesta llena de juguetes que no representen ningún peligro, como bloques, peluches, sonajeros, vasos apilables, etc. Deja que tu pequeño examine los objetos y los saque uno a uno (o vierte tú misma el contenido del recipiente). Luego, haz que vuelva a colocar los objetos en el recipiente. Esto no solo ayuda a introducir la idea de las tareas y el orden, sino que también es divertido, ya que tu bebé puede jugar con varios objetos y elegir el tiempo que pasa con cada uno de ellos. Aprovecha la oportunidad para indicarle cuándo el recipiente está lleno o vacío y describe cada objeto a medida que lo va colocando dentro.

ARTÍCULO RELACIONADO

Actividades para hacer
Natación y ejercicios en el agua para bebés de 0 a 36 meses

PREGUNTAS FRECUENTES

Los juegos de bebés ayudan a fortalecer los músculos del bebé y desarrollar su motricidad, entre otras cosas.

Al entretener a un bebé, también hacemos que desarrolle sus sentidos, que le permiten asimilar su entorno.

Los juegos y los juguetes para bebés le permiten ser consciente de sus propias capacidades y fomentan su desarrollo cognitivo.

Conclusiones sobre juegos de bebés

Jugar con tu bebé puede ser una actividad divertida, un momento de unión, una experiencia educativa y una oportunidad de desarrollo para él. Sea cual sea el juego que elijas, a tu bebé le encantará el tiempo que paséis juntos, y puede que tú también descubras que jugar juntos se convierte en un momento muy importante del día.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.