A362

¿Qué puede aliviar las molestias de la dentición?

Uno de los mejores remedios que existen contra los dolores de la dentición es un alimento fresco o congelado. Para los bebés que tienen las encías inflamadas, mordisquear alimentos de consistencia blanda pero fría es agradable… ¡El alivio surge de la presión del mordisco en las encías!

¿Qué es lo que les pasa realmente?
La tensión que se produce en las mandíbulas de los peques y la ruptura de las encías al salir los dientes, provoca que estas se pongan rojas y se inflamen. Por eso es absolutamente normal que el peque esté más nervioso o irritable y que trate de morder todo tipo de cosas, en un intento desesperado por calmar la desazón que siente. Las molestias aumentan en los meses de verano, porque el frío retrae la encía y el calor la dilata.

Pero no tienes que asustarte, solo mantener la cama y saber que esto es un proceso normal. Si el bebé te ve tranquila, le ayudará a tranquilizarse a él también.

Trucos para aliviar las molestias
Lo que más les calma es frotarse las encías, es decir, morder algo. Y a ser posible, muuuuuuy frío, ya que el frío reduce la inflamación e insensibiliza ligeramente la zona. Sea cual sea el alimento que utilices para aliviar el dolor de tu hijo, dáselo sólo cuando esté sentado y bajo tu supervisión o la de otro adulto.

  1. Una zanahoria grande y fría (lo suficientemente grande como para que no pueda morderla y ahogarse con los trozos) es una buena idea. Pero solo mientras le salen los dientes, cuando ya los tenga puede cortarla y sería peligroso.
  2. Un biberón con agua helada adormecerá sus encías adoloridas e hinchadas y calmará el dolor por un tiempo.
  3. Hay mordedores rellenos de agua que se pueden meter al congelador y están pensados para esto.
  4. Un poco de fruta fresquita, lavada y pelada.

Jugando todo duele menos
Entretenle y juega con él, así se distraerá y se olvidará un poquito del dolor. Pero hazlo contando con que se llevará cualquier cosa que tenga a mano a la boca, así que procura que todo esté limpio y sea apto para morder.

Terapia medicinal

  • Puedes darle un ligero masaje en las encías con los dedos y una gasita mojada en manzanilla.
  • Si el dolor es muy fuerte y el médico te lo aconseja, frótale las encías con unas gotas de paracetamol o ibuprofeno.
  • Si llegáis al punto en que no duerme por el dolor, consulta al pediatra para darle la dosis apropiada de paracetamol, y pídele que compruebe que no haya otros problemas.

¿Te ha gustado este artículo? Dale me gusta o déjanos un comentario, esperamos haber podido ayudarte y animarte a que viajes a recorrer el mundo o ver a la familia en avión con tu bebé. Si quieres saber más, ¡continúa navegando por Dodot y encuentra más información en “Empezando con los dientes”

Tal vez te interese: