A261

¿Es preocupante la diabetes gestacional si estoy de 37 semanas?

A pesar de que tu diabetes gestacional no se haya diagnosticado hasta las 37 semanas, aún debes prestarle atención especial durante las últimas semanas del embarazo. Entre el 1 y el 3% de las mujeres manifiestan altos niveles de glucosa (azúcar) en el flujo sanguíneo durante el embarazo debido a que las hormonas normales del embarazo disminuyen su producción de insulina. Todas las mujeres embarazadas deben someterse a un examen para detectar la diabetes gestacional entre las 24 y las 28 semanas de embarazo.

Esta prueba mide cuán eficazmente la insulina del cuerpo controla la glucosa. Como parte del examen, hay que tomarse una bebida azucarada y después de una hora analizar una muestra de sangre que indicará en qué medida tu cuerpo está utilizando el azúcar. Si la cantidad de glucosa en sangre es demasiado alta, mayor a 140 mg/l deberás someterte a una prueba de sobrecarga de glucosa, y si ésta es patológica significa que el embarazo ha comprometido tu producción de insulina y que tienes diabetes gestacional. Una mujer que padece diabetes gestacional necesita controlar más su embarazo y al bebé para evitar las complicaciones. Los altos niveles de glucosa en la sangre pueden hacer que el feto pese hasta 4 kg o más.

Tendrás que realizar visitas prenatales más frecuentes y someterte a exámenes para controlar los niveles de glucosa y el bienestar de tu bebé. Entre los exámenes se incluye el recuento de los movimientos fetales, las ecografías, las pruebas de estrés y la amniocentesis. La diabetes gestacional no es alarmante, dadas todas las formas que existen actualmente para controlarla y tratarla, pero es muy importante cumplir las recomendaciones de tu médico y realizar visitas prenatales más frecuentes.

 

Tal vez te interese: