prueba de la glucosa embarazo

Entre las pruebas que se te pueden realizar como parte de tus cuidados prenatales están las pruebas de tolerancia, como la prueba de tolerancia a la glucosa. Mediante estos análisis de sangre, tu médico detecta la diabetes gestacional, un tipo de diabetes que se desarrolla durante el embarazo. Sigue leyendo para saber en qué consisten estos análisis de sangre, cómo debes prepararte y cómo interpretar los resultados.

¿Qué es la prueba de la glucosa del embarazo?

A las embarazadas se les realizan dos tipos de pruebas de glucosa que forman parte de los cuidados prenatales. Tanto la prueba de tolerancia a la glucosa (la prueba de detección de glucosa más común) como el estudio de tolerancia oral a la glucosa miden cómo responde tu cuerpo a la glucosa (azúcar) y determinan si tienes diabetes gestacional (azúcar alta), que puede desarrollarse durante el embarazo. Estas pruebas de glucosa se realizan de forma rutinaria durante el embarazo y están recomendadas por el American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) para todas las mujeres embarazadas.

¿Cuándo se hacen las pruebas de glucosa durante el embarazo?

La prueba de tolerancia a la glucosa suele realizarse entre la semana 24 y la semana 28 de embarazo en mujeres que, según los médicos, tienen un riesgo bajo de padecer diabetes gestacional. Si tu médico ha determinado que tienes un alto riesgo de desarrollar diabetes gestacional, puede solicitar una prueba de tolerancia a la glucosa antes de este periodo. Si el resultado de la prueba de tolerancia a la glucosa indica un nivel alto de glucosa, tu médico podría solicitar otra prueba, llamada estudio de tolerancia oral a la glucosa, para diagnosticar con mayor precisión tu probabilidad de desarrollar diabetes gestacional. Si el resultado de la prueba de tolerancia a la glucosa (para embarazadas con un alto riesgo) indica un nivel normal de glucosa en la sangre, tu médico puede solicitar otra prueba de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28 de embarazo.

En resumen

Si tienes un riesgo bajo de diabetes gestacional, tu médico puede solicitar una prueba de tolerancia a la glucosa entre la semana 24 y la semana 28 de embarazo. Si tienes un riesgo alto, la prueba puede realizarse antes. Si los resultados de la prueba de tolerancia a la glucosa son más altos de lo normal, tu médico puede solicitar un estudio de tolerancia oral a la glucosa para diagnosticar con mayor precisión

 

ARTÍCULO RELACIONADO

Embarazo saludable
Los beneficios de las vitaminas del embarazo

¿Qué te hace tener un riesgo alto o bajo de diabetes gestacional?

Si es posible que tengas un riesgo alto de diabetes gestacional (a veces se sospecha al detectarse un nivel elevado de glucosa en la orina durante una visita prenatal), tu médico también puede tener en cuenta ciertos aspectos de tus antecedentes médicos. Puede tener en cuenta tu peso antes de estar embarazada (si tenías sobrepeso u obesidad), tu edad, si alguien de tu familia ha tenido diabetes gestacional o diabetes, tu origen étnico (dado que ciertas poblaciones tienen mayor riesgo) y los resultados de cualquier embarazo anterior. Habla con tu médico para saber si tienes un riesgo alto o bajo de diabetes gestacional. Si determina que tienes un riesgo bajo, es posible que no tengas que realizar la prueba de tolerancia a la glucosa.

En resumen

Tu médico puede sospechar que tienes un alto riesgo de diabetes gestacional si, mediante un análisis de orina, ha detectado niveles altos de glucosa en una de tus visitas prenatales. Otros factores determinantes son el peso, la edad, el origen étnico y los antecedentes familiares de diabetes o diabetes gestacional.

 

¿Cómo se realizan la prueba de tolerancia a la glucosa y el estudio de tolerancia oral a la glucosa?

Existen dos pruebas para detectar la diabetes gestacional durante el embarazo. Primero, te harás una prueba de tolerancia a la glucosa y, si los resultados de esta prueba muestran unos niveles elevados de azúcar en sangre, tu médico puede solicitar una segunda prueba, el estudio de tolerancia oral a la glucosa.

Prueba de tolerancia a la glucosa

La prueba de tolerancia a la glucosa es un procedimiento de una hora que comienza con la toma de una solución azucarada (normalmente, unos 150 ml de agua con 50 g de azúcar). Una hora después, te harán un análisis de sangre para medir el nivel de azúcar.

Estudio de tolerancia oral a la glucosa

Si los resultados de la prueba de tolerancia a la glucosa muestran unos niveles más altos de lo normal, el médico puede solicitar una prueba adicional llamada estudio de tolerancia oral a la glucosa. Esta segunda prueba es más compleja que la anterior. Su duración es de tres horas y comienza con la toma de una muestra de sangre. Después, tendrás que beber una solución concentrada de glucosa (unos 250 ml de agua con 100 g de azúcar). A continuación, se te extraerá sangre tres veces más. En total, se tomarán cuatro muestras de sangre.

En resumen

La prueba de tolerancia a la glucosa dura una hora y consiste en beber una solución azucarada y extraer sangre una hora después. El estudio de tolerancia oral a la glucosa dura tres horas. Primero se te extrae sangre y, a continuación, tendrás que beber una solución azucarada más concentrada. Después se te extraerá sangre tres veces más, con una hora de diferencia entre cada extracción.

 

¿Cómo debes prepararte y qué puedes comer antes de las pruebas de glucosa?

Puedes seguir comiendo con normalidad los días anteriores. No hay ninguna preparación específica para estas pruebas ni ninguna razón para cambiar los hábitos de tu embarazo. Sin embargo, para el estudio de tolerancia oral a la glucosa es necesario que estés en ayunas. Si estás tomando alguna medicación, comunícaselo a tu médico con antelación, ya que algunos medicamentos pueden alterar los resultados de la prueba.

Preparación para la prueba de tolerancia a la glucosa

No tienes que preocuparte por lo que puedes o no puedes comer y beber antes de la prueba de tolerancia a la glucosa, ya que se trata de una prueba de una hora que analiza los niveles de azúcar en sangre durante el embarazo y para la que no es necesario que estés en ayunas.

Preparación para el estudio de tolerancia oral a la glucosa

Si tu médico ha programado un estudio de tolerancia oral a la glucosa durante tu embarazo, te dará instrucciones para que estés en ayunas. Esto significa que probablemente no podrás comer ni beber nada, salvo pequeños sorbos de agua, durante un periodo de 8 a 14 horas antes de la prueba. Puede ser práctico programar una cita por la mañana para el estudio de tolerancia oral a la glucosa, de modo que puedes pasar la noche en ayunas. Tendrás que permanecer en el laboratorio o en la clínica durante toda la prueba, por lo que te recomendamos llevar algo para leer o hacer o tener el teléfono completamente cargado para estar entretenida durante ese periodo.

En resumen

No es necesaria ninguna preparación específica los días anteriores a las pruebas de glucosa, por lo que puedes comer con normalidad. No tendrás que ayunar antes de la prueba de tolerancia a la glucosa; sin embargo, en el caso del estudio de tolerancia oral a la glucosa, es probable que tu médico te pida que ayunes durante un periodo de 8 a 14 horas antes. Se recomienda programar la prueba para la mañana, porque será más fácil ayunar durante la noche. Si estás tomando medicamentos, comunícaselo a tu médico, ya que pueden alterar los resultados de la prueba.

 

¿Existen efectos secundarios asociados a las pruebas de glucosa?

La mayoría de las embarazadas no tienen ningún efecto secundario durante estas pruebas ni después de ellas. Es posible que sientas náuseas, mareos o incluso sudoración después de beber la solución de glucosa. Su sabor es similar al de un refresco muy dulce, que puede ser más fácil de tolerar para algunas mujeres que para otras. Se te tomará una muestra de sangre, por lo que puede que te sientas mareada o que aparezcan pequeños hematomas alrededor del punto de extracción de sangre. Por lo demás, los riesgos asociados a estas pruebas son mínimos.

En resumen

La mayoría de las embarazadas no tienen ningún efecto secundario después de estas pruebas. Algunas sienten náuseas, mareos o incluso sudoración después de beber la solución. Después de la extracción de sangre, tal vez aparezcan pequeños hematomas alrededor del punto de extracción y te sientas un poco mareada.

 

¿Qué significan los resultados de las pruebas de glucosa?

Dado que el intervalo normal de azúcar en sangre detectado en la prueba de tolerancia a la glucosa (la prueba de una hora) y el estudio de tolerancia oral a la glucosa (la prueba de tres horas) puede variar en función del laboratorio o la clínica, tu médico será el mejor recurso para obtener información y asesoramiento sobre tus resultados y sobre qué medidas debes tomar en tu embarazo. Sin embargo, se pueden aplicar estas directrices generales:

Resultados de la prueba de tolerancia a la glucosa

Muchos médicos consideran que un nivel de azúcar en sangre menor o igual que 140 mg/dl (7,8 mmol/l) es un resultado normal en la prueba de tolerancia a la glucosa. El símbolo mg/dl significa miligramos por decilitro y el símbolo mmol/l significa milimoles por litro. Así es como se mide la glucosa de tu muestra de sangre. Un resultado normal significa que no tienes diabetes gestacional. Si tu nivel de azúcar es mayor que 140 mg/dl (7,8 mmol/l), es posible que tu médico te recomiende un estudio de tolerancia oral a la glucosa, que puede determinar con mayor exactitud si tienes o no diabetes gestacional.

Resultados del estudio de tolerancia oral a la glucosa

Conviene saber que alrededor del 66 % de las embarazadas que se someten al estudio de tolerancia oral a la glucosa no tienen diabetes gestacional. Por tanto, el hecho de que tu médico haya solicitado un estudio de tolerancia oral a la glucosa durante tu embarazo no significa que tengas diabetes gestacional. Entonces, ¿qué indican los resultados del estudio de tolerancia oral a la glucosa? Durante este estudio, se toman cuatro muestras de sangre. Si solo uno de los cuatro resultados es más alto de lo normal, tu médico puede recomendarte que hagas cambios sutiles en la dieta que sigues. Es posible que el médico quiera que te sometas a un nuevo estudio de tolerancia oral a la glucosa después de haber realizado estos cambios para comprobar si los resultados han mejorado. Si más de uno de los resultados es más alto de lo normal, tu médico puede determinar que tienes diabetes gestacional. Las siguientes cifras indican niveles de azúcar en sangre superiores a los normales:

  • Muestra de sangre obtenida en ayunas: más de 95 mg/dl (5,3 mmol/l).

  • Muestra de sangre obtenida una hora después: más de 180 mg/dl (10 mmol/l).

  • Muestra de sangre obtenida dos horas después: más de 155 mg/dl (8,6 mmol/l).

  • Muestra de sangre obtenida tres horas después: más de 140 mg/dl (7,8 mmol/l).

Si se determina que tienes diabetes gestacional, tu médico puede orientarte para que hagas cambios que te ayuden a controlarla. Se ha demostrado que seguir una dieta saludable, hacer ejercicio durante el embarazo y tomar la medicación prescrita por el médico ayuda a controlar el azúcar en sangre y a manteneros sanos a ti y a tu bebé.

En resumen

Los intervalos normales de azúcar en sangre detectados durante cualquiera de las dos pruebas de glucosa pueden variar. Si tus niveles de azúcar en sangre son de más de 140 mg/dl (7,8 mmol/l) en la prueba de tolerancia a la glucosa, es posible que tu médico te recomiende un estudio de tolerancia oral a la glucosa. Si más de uno de los cuatro resultados del estudio de tolerancia oral a la glucosa es más alto de lo normal, tu médico puede determinar que tienes diabetes gestacional. Ten en cuenta que la mayoría de las embarazadas que se someten al estudio de tolerancia oral a la glucosa no tienen diabetes gestacional.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

  • Durante el embarazo la glucemia (azúcar) en ayunas o antes de las comidas no debe superar los 95 mg/dl, una hora después de la comida será menor de 140 mg/dl y dos horas después de comer menor de 120 mg/dl.

  • Después de la prueba te dejan irte a tu casa y comer lo que quieras.

  • La prueba de glucosa se conoce también como test O’Sullivan, test de O’Sullivan o prueba de la curva del embarazo y puede realizarse de dos maneras distintas: en uno o dos pasos.


    Prueba en dos pasos


    Primer paso:


    No es necesario realizarlo en ayunas.


    La gestante debe tomar un líquido que contiene 50 gramos de glucosa.


    Una hora después de tomar el líquido se realiza una extracción de sangre.


    Se verifica el nivel de azúcar en sangre.


    Si el nivel de glucosa es demasiado alto, se realiza un segundo paso:


    Segundo paso:


    Se debe realizar en ayunas.


    La mujer que se realiza la prueba debe tomar un líquido con 100 gramos de glucosa.


    Se extrae sangre antes de que la embarazada tome el líquido y 3 veces más cada 60 minutos después de que lo tome.


    Se verifica el nivel de glucosa en cada extracción.


    Prueba de un paso


    Se debe realizar en ayunas.


    La embarazada debe tomar un líquido que contiene 75 gramos de glucosa.


    Se le realiza una extracción de sangre antes de beber el líquido y 2 veces más cada 60 minutos después de tomarlo.


    Se verifica el nivel de glucosa en sangre en cada extracción.

  • Son bajadas de azúcar en sangre que suelen suceder cuando la embarazada está en ayunas o tiene el estómago vacío. Es más frecuente a primera hora de la mañana o de la tarde y es algo muy común que les sucede a muchas mujeres.

Conclusiones sobre las pruebas de glucosa del embarazo

La prueba de tolerancia a la glucosa es una prueba rutinaria que recomiendan los médicos durante el embarazo. Se usa para medir los niveles de glucosa en sangre y comprobar que sean normales. Si se obtienen resultados altos, el médico puede recomendar una prueba adicional llamada estudio de tolerancia oral a la glucosa. El objetivo del estudio de tolerancia oral a la glucosa es determinar con mayor exactitud si tienes riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Esta prueba es algo más compleja que la prueba de tolerancia a la glucosa, y tendrás que estar en ayunas. Con los resultados del estudio de tolerancia oral a la glucosa, tu médico podrá hacer un diagnóstico con mayor exactitud. Si se determina que tienes diabetes gestacional, debes saber que es una enfermedad controlable. Tu médico puede ayudarte a controlarla mediante una dieta más saludable, ejercicio e incluso medicación. Para obtener información útil, consulta nuestras guías sobre alimentación equilibrada durante el embarazo y beneficios del ejercicio y el deporte en el embarazo. Consulta a tu médico antes de empezar cualquier programa de ejercicios mientras estás embarazada. No te sientas intimidada por estas pruebas o por lo que puedan indicar los resultados. Las pruebas son herramientas importantes para garantizar tu salud y la de tu bebé durante el embarazo. Si tienes alguna duda sobre estas pruebas y lo que significan sus resultados, tu médico podrá darte toda la información que necesites.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.