Papás Dodot

Papás Dodot

¿Sabes lo que significa ser #PapásDodot? Si estás leyendo esto tal vez no lo sepas (al menos no conscientemente), pero lo eres. Descúbrelo en estas líneas y de paso llévate en el bolsillo algunas ideas para buscar el lado divertido de la vida, con tu bebé de la mano, a hombros o en el carrito, mientras vayáis juntos el cómo o dónde no importa.

 

Por mucho que se diga que “como una madre no hay nada”, lo primero que un bebé dice siempre es “papá”, y esa llamada de la selva, repetida durante siglos por nuestros hijos, parece haber calado en el corazón masculino, poniendo en marcha a una nueva generación de padres. Los #PapásDodot.

 

Los #PapásDodot

Tal vez ya lo hayas leído por ahí, llamamos así a esos hombres alegres y cariñosos, que bien por engendrar o por otras circunstancias de la vida, sois padres y ejercéis como tales, pero no solo eso: lo vivís al 200 %, es paternidad a otro nivel. Disfrutáis como niños de vuestro hijo, jugando con él, haciéndole reír con pedorretas, poniéndoos bizcos, (malcriándolo un poco porque su mirada os deshace en mantequilla…) y haciendo 13 voces diferentes cuando le contáis un cuento o una historia. Cambiáis pañales con el mismo arrojo y soltura con que cambiáis una rueda, y para vosotros vuestro niño es único: el mejor compi de aventuras, con total respeto de su señora madre.

 

No solo lo decimos nosotros, lo dice el “Estudio sobre la paternidad*”

Con motivo del lanzamiento de un nuevo pañal para esta nueva generación de papás, desde Dodot hemos llevado a cabo el “Estudio sobre la Paternidad”. Según los resultados investigación, el 85% de los papás españoles con hijos entre 0 y 4 años cambian habitualmente el pañal a sus hijos y el 65% lo hace diariamente, ¡rompiendo patrones! Además, concluye que jugar es la actividad que más padres realizan a diario con sus hijos, y que el 54% de los papás españoles reconoce que le gustaría pasar más tiempo con sus hijos (porque nunca es suficiente…).

 

Así que, en línea con esto último y sin enredarnos más, aquí te dejamos algunos planes padre-hijo que nos gustan, para que juntos descubráis el mundo y su cara más bonita.

 

Planes padre-hij@, #PapásDodot, Bebés Felices

De excursión a la montaña

¿Te encanta el campo, te gustan las aventuras? Pues seguro que a tu bebé también le van a gustar, colócate la mochila, echa una manta, el bibe, tu termo con té y la tienda de campaña plegable y llévate al niño a hacer senderismo bien agustito en el portabebés. Puede que luego no recuerde las maravillosas vistas de un bosque o del pueblo bajo la montaña de forma consciente (sobre todo si aún es muy pequeño), pero si la naturaleza, él y tú entabláis la costumbre de estar juntos, será algo muy especial que os unirá a lo largo de la vida.

 

 

 

Nadando que es gerundio

 Si quieres que tu bebé se sienta como pez en el agua, llévatelo a matronatación y sé tú el que se meta al agua con él a verle disfrutar. Podéis hacerlo desde los tres meses. Para él tiene que ser una experiencia divertida y feliz, que además aumentará su capacidad de relajación… ¿Te contamos un secreto? Dormirá más horas seguidas y mejor, punto a vuestro favor, padres del mundo.

 

Ir de compras

¿Tienes que ir de compras? Llévate al bebé, si te vas a probar ropa, habla con él mientras lo haces y pregúntale qué tal te queda… te sorprenderás de lo que puedes llevarte a casa si te fías de su criterio. Vas a reírte mucho, y no querrás tirar jamás esa ropa. Palabra de padre. También puedes comprarle ropa a él o ella… que no te importe si a su madre no le gusta, si os gusta a vosotros dos, estará perfecto.

 

Pinta y colorea

No sé cuál será tu nivel de estrés, pero cuando tu hijo sea capaz de coger una cera o un plastidecor, siéntate con él a dibujar y pasad la tarde juntos. Tú pintas lo tuyo y él pinta lo suyo, relaja, ya verás, es genial volver a sentirse niño, y si hay un anclaje que te devuelve a la infancia… ese es el de dibujar.

 

Ver juntos tu deporte favorito o una peli

Baloncesto, hockey, golf, fútbol o Braveheart. Sofá, manta, cojines, palomitas o ganchitos y a pasar la tarde. Por aquí nos suena a planazo padre-hijo. Puede que de esta tu bebé se aficione al mismo deporte que tú o te des cuenta de que lo suyo es el esquí de fondo… y que prefiere las películas de acción a las comedias.

 

Cuentos en el tipi

A falta de montaña si es invierno y no hay nieve, leer cuentos en el tipi es una buena alternativa. Cuentos de aventuras, de exploradores, de tesoros… despierta la imaginación de tu bebé con tus historias. No tienen por qué ser solo cuentos, puedes leerle lo que quieras. Sí, también la crítica deportiva o la sección de cultura.

 

Tomar el aperitivo

Échate a la calle con el buen tiempo y bajaos a la calle a tomar el aperitivo juntos, con el carrito o el portabebés, lo que te venga mejor. Colócale la capota, bájate las gafas de sol y el potito, y a disfrutar de un vermú.

 

Ir de concierto

Claro, a falta de un concierto específico para niños, es buena opción algún concierto de música clásica o de jazz que se haga de día, al aire libre o en entornos saludables para el bebé. Cuando empiece a gatear o se mantenga sentado, disfrutará también “bailando” y desarrollando sus capacidades motoras.

 

Hora de bañarse

Los dos. Ahorra tiempo y multiplica diversión bañándote con el bebé. ¿Cuánto hace que no te das un baño? Puede ser muy divertido, y si metes su bañera dentro de la tuya, ¡no tendrás nada de lo que preocuparte! Burbujas, patito de goma y a reír. Ojo: el baño puede ser un momento genial también para escuchar música.

 

Esperamos que te hayan gustado nuestros planes, ¡déjanos un comentario si tienes alguno más que pueda venirle bien a otros papás!

Tal vez te interese:

Toallitas

Toallitas Dodot

Limpieza y cuidado en una sola pasada