Mujer haciendo una prueba de embarazo

Primeros síntomas del embarazo

16/10/19
5 minutos para leer

Primeros síntomas del embarazo

A veces resulta complicado interpretar las señales que te envía tu cuerpo. Si sospechas que puedes estar experimentando los primeros síntomas del embarazo, es probable que estés ansiosa por confirmarlo. En este artículo indicamos algunos de los primeros síntomas del embarazo, pero ten en cuenta que es posible que no los notes todos. Si no sabes si estás embarazada, puedes confirmarlo en casa con una prueba de embarazo o acudir a un profesional sanitario para que te lo confirme.

¿Qué hay en este artículo?

Primeros síntomas del embarazo Primeros síntomas del embarazo ¿Todas las mujeres experimentan los primeros síntomas del embarazo? ¿Qué más puedes sentir durante el embarazo?

Primeros síntomas del embarazo

Cada embarazo es único, pero puedes experimentar determinados síntomas del embarazo incluso antes de la primera falta. Comprueba si estás embarazada y descubre algunos de los primeros síntomas del embarazo:

  • Amenorrea. Uno de los primeros síntomas del embarazo es la primera falta, aunque si tu ciclo menstrual es irregular, este síntoma puede resultar engañoso.
  • Sangrado de implantación. El sangrado puede ser uno de los primeros síntomas del embarazo, pues puede tratarse del sangrado de implantación, que se produce cuando el óvulo fecundado se implanta en el endometrio.
  • Calambres. Algunas embarazadas sufren calambres uterinos leves en el primer trimestre. Para calmar el abdomen inferior, envuelve en una toalla una botella de agua caliente y colócatela en la barriga o date un baño templado.
  • Calor. Los elevados niveles hormonales del embarazo y la aceleración del metabolismo pueden aumentar tu temperatura corporal central, por lo que puedes tener un poco más de calor que de costumbre. Tu cuerpo compensa esto sudando más para contribuir a bajar tu temperatura.
  • Taquicardia. Los cambios hormonales también pueden causar palpitaciones, pero si duran más que unos cuantos segundos o se producen con frecuencia, ponte en contacto con un profesional sanitario para comprobar que no haya ningún problema.
  • Cambios de humor. Descubrir que estás embarazada es algo muy importante, y es normal que tus sentimientos pasen de la alegría y el entusiasmo a la ansiedad y la confusión. Puede resultar útil hablar de tus sentimientos con tus seres queridos.
  • Hinchazón y estreñimiento. El aparato digestivo se ralentiza y puedes sufrir hinchazón (similar a la del principio del periodo) y estreñimiento. Toma alimentos ricos en fibra, bebe mucha agua y, si puedes, haz algo de ejercicio todos los días.
  • Acidez de estómago. Se produce porque, durante el embarazo, los músculos que impiden que los jugos gástricos lleguen al esófago tienden a relajarse. Come poco y con frecuencia y evita los fritos, los cítricos, el chocolate y el picante para contribuir a prevenir la acidez de estómago.
  • Acné. La superproducción de sebo (aceite) en la piel puede hacer que salgan espinillas durante el embarazo. Límpiate la piel con cuidado todos los días, usa cosméticos no grasos y pide a un profesional sanitario información sobre medicaciones seguras contra el acné.
  • Mareos. La hipoglucemia, el estrés y la fatiga pueden hacer que te sientas mareada o débil. Come poco y con frecuencia e intenta controlar el estrés.
  • Aumento de peso. Algunas mujeres engordan de 0,5 a 2 kg, aproximadamente, en los primeros meses del embarazo, pero tu médico podrá decirte cuál es el aumento de peso saludable durante el embarazo en tu caso.
  • Congestión nasal. Al principio del embarazo, las membranas mucosas de la nariz se hinchan, se secan y sangran con facilidad. Para contribuir a aliviar la congestión, puedes usar un humidificador o probar soluciones salinas o enjuagues nasales, y recuerda que debes hidratarte.
  • Dolores de cabeza. Los dolores de cabeza pueden ser uno de los primeros síntomas del embarazo y se deben al aumento de los niveles de estrógenos. También puedes sufrir cefaleas tensionales, que pueden estar causadas por el estrés o la fatiga. Consulta a un profesional sanitario posibles medicaciones; el paracetamol (por ejemplo, Efferalgan) se considera seguro para tratar el dolor de cabeza ocasional en la mayoría de las embarazadas.
  • Frecuente necesidad de orinar. Orinar con más frecuencia de la habitual puede ser un síntoma del embarazo, pues los riñones procesan más líquido, que acaba en la vejiga. No bebas menos agua, porque hidratarte es muy importante.
  • Pechos sensibles e hinchados. Al principio, tus pechos pueden estar más sensibles y aumentar de tamaño, pero a medida que tu cuerpo se ajuste a los cambios hormonales, es posible que las molestias disminuyan.
  • Náuseas matutinas. Este es un clásico síntoma del embarazo que suele aparecer aproximadamente un mes después de la concepción. Algunas mujeres sienten náuseas en otros momentos del día, no solo por la mañana, y hay mujeres que no las tienen nunca. Come algo antes de levantarte de la cama y, durante el día, come poco y con frecuencia para mantener estable la glucemia.
  • Antojos o aversión a determinados alimentos y sensibilidad a los olores. Entre los primeros síntomas del embarazo también se incluyen los cambios en la percepción de sabores y olores y los antojos. Sigue una dieta equilibrada y habla con tu médico si tienes antojo de cosas no comestibles (como tiza o tierra).
  • Cansancio. Es normal que las embarazadas estén cansadas, sobre todo al principio. Tu cuerpo hace un gran esfuerzo para acoger al bebé, así que debes descansar y relajarte.
  • Cambios de la piel. Es posible que notes cambios en la pigmentación de la piel, como el oscurecimiento de la piel que rodea los pezones, manchas oscuras en la cara o la aparición de una línea oscura entre el ombligo y el pubis.

¿Todas las mujeres experimentan los primeros síntomas del embarazo?

Cada embarazada y cada embarazo son únicos, así que es posible que solo experimentes algunos de estos primeros síntomas del embarazo. Por ejemplo, puedes experimentar algunos síntomas del embarazo incluso antes de la primera falta; por otra parte, la primera falta puede ser la primera pista de que estás embarazada. Es más, los síntomas de un segundo embarazo pueden ser diferentes de los que experimentaste la primera vez.

Si crees que quizá estés esperando un bebé, puedes confirmarlo en casa con una prueba de embarazo. Si experimentas alguno de los primeros síntomas del embarazo, es posible que estés embarazada aunque el resultado de la prueba sea negativo. Espera una semana y repite la prueba. Si el resultado es positivo, pide cita a un profesional sanitario para confirmar el embarazo. También puedes usar nuestra calculadora de la fecha de parto para averiguar en qué momento del embarazo te encuentras.

Una vez confirmado el embarazo, consulta nuestra guía de referencia del embarazo, que incluye lo más importante, como infografías, listas de verificación, controles, etc.

¿Qué más puedes sentir durante el embarazo?

Durante el embarazo, tu cuerpo hará cosas raras y maravillosas. Algunos de estos cambios físicos (como las náuseas matutinas) pueden desaparecer, y otros (como la congestión nasal y la acidez de estómago) pueden continuar durante todo el embarazo. Estos son algunos de los cambios que puedes experimentar durante el segundo y tercer trimestre:

  • Flujo. Un flujo vaginal pegajoso transparente o blanco es normal durante el embarazo, pero consulta a tu médico si huele fuerte o sientes dolor o picor en la vagina.
  • Calambres o dolor en el abdomen inferior. Cuando tu embarazo avance, quizá sufras calambres, que pueden deberse al dolor de los ligamentos redondos o a las contracciones de Braxton Hicks.
  • Dolor de espalda. Los dolores de espalda pueden deberse a los cambios hormonales, al aumento de peso y a los cambios de postura que adoptas a medida que crece tu barriga. Adoptar una buena postura, dormir de lado y realizar un poco de actividad física a diario puede contribuir a aliviar el dolor.
  • Frecuente necesidad de orinar. Aunque es probable que la necesidad de orinar con más frecuencia que puedes haber experimentado al principio del embarazo remita en el segundo trimestre, puede volver a aparecer en el tercero. Esto se debe a que el bebé se encaja más en la pelvis y presiona la vejiga, por lo que es posible que orines con más frecuencia.
  • Picor de la piel. En los lugares en los que la piel se estira durante el embarazo (por ejemplo, el abdomen y los muslos), puedes empezar a sentir picor. No te rasques, usa una buena crema hidratante y dúchate o báñate con agua templada, pues el agua caliente puede secar la piel.
  • Estrías. A medida que tu piel se estira durante el embarazo, pueden formarse estrías en zonas como la barriga, los muslos, las nalgas y los pechos. Un aumento de peso saludable y lento a lo largo del embarazo puede contribuir a reducir al mínimo estas marcas.
  • Dificultad para respirar. El bebé te presiona los pulmones, lo que puede causar esa sensación de falta de aire. Una buena postura puede dar a los pulmones más espacio para expandirse.
  • Diversos dolores. Puedes experimentar diferentes síntomas en diferentes momentos del embarazo, como dolor o sensibilidad en los dientes, varices o hemorroides e hinchazón en los tobillos o calambres en las piernas. Puedes obtener más información sobre algunos de estos dolores y consejos aquí.

Casi siempre, estas molestias y estos cambios físicos son totalmente normales, pero hay algunos síntomas que no debes ignorar, como los dolores de cabeza graves, los cambios de la visión o la hinchazón (edema) repentina. Si notas cualquier cosa que te parezca un problema, consulta a un profesional sanitario.

Estos síntomas diarios del embarazo pueden ser bastante molestos, pero dentro de muy poco llegará el parto y estarás con tu bebé en casa. Soportar todos estos inoportunos síntomas del embarazo habrá merecido la pena. Consulta nuestro calendario del embarazo si deseas una descripción más detallada de lo que sucede cada semana, cada mes y cada trimestre. Emprendes un viaje asombroso: disfrútalo.

Tal vez te interese: