4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

Para muchas futuras mamás, el segundo trimestre es la etapa más agradable y cómoda del embarazo. Durante esta fase, lo más probable es que hayan desaparecido las náuseas y la tripa todavía no sea lo suficientemente voluminosa como para estorbarte o causarte dolores. Aun así, es posible que tengas algunas molestias, como mareos o dolores en el ligamento redondo. Con un poco de suerte, puedes compensar estas pequeñas molestias con el aumento de energía que seguramente experimentarás durante este trimestre. Entretanto, tu bebé sigue creciendo y desarrollándose poco a poco. En este artículo, te explicamos todo lo que ocurre entre las semanas 14 y 27 del embarazo.

¿Cuánto dura el segundo trimestre?

Desarrollo de tu bebé durante el segundo trimestre

¿Qué ocurre durante el segundo trimestre?

Síntomas del embarazo durante el segundo trimestre

Preguntas frecuentes

Consejos para este trimestre

¿Cuánto dura el segundo trimestre?

El segundo trimestre transcurre entre las semanas 14 y la 27, es decir, dura un total de 14 semanas, o tres meses y medio aproximadamente.

Desarrollo de tu bebé durante el segundo trimestre

En el segundo trimestre de embarazo, tu bebé continúa creciendo y desarrollando nuevas características. Pasa de tener el tamaño de una nectarina al de una coliflor, y este estirón se hará evidente al resto del mundo a medida que tu tripa se vaya volviendo más prominente. Cada semana de embarazo te trae algo nuevo y nosotros te explicamos algunos de los hitos más importantes de esta etapa:

Semana 14: tu bebé traga y succiona

Más o menos en la semana 14 de embarazo, tu bebé empieza a practicar los movimientos de succionar y tragar y es probable que en las próximas semanas empiece a chuparse el dedo.

Semana 16: ¡a moverse!

Entre la semana 16 y la 18, o poco después, es probable que empieces a notar un leve cosquilleo en la tripa cuando tu bebé se da la vuelta o se mueve en la bolsa amniótica. Si este es tu primer embarazo, es posible que tardes un poco más en notar los movimientos. Seguramente a partir de la semana 19 empezarás a notar cómo las pataditas de tu bebé empiezan a ganar fuerza. Tu bebé está creciendo, pero a estas alturas todavía tiene mucha libertad para moverse, algo que sin duda es bueno, ya que el espacio empezará a escasear cuando llegue el tercer trimestre.

Semana 17: tu bebé se cubre de una capa blanquecina

Las glándulas de la piel de tu bebé quizás ya estén produciendo una sustancia grasienta llamada vérnix caseosa. Esta sustancia recubrirá el cuerpo de tu bebé y actuará como una barrera impermeable que protege la piel.

Semana 22: tu bebé tiene cejas

Ahora ya se aprecian las pequeñas cejas de tu bebé, que por ahora son pequeños mechones de pelo sin color. Aunque los párpados de tu bebé permanecerán pegados unas semanas más, ahora ya empieza a mover los ojos debajo de los párpados.

Semana 23: ¡todo oídos!

Ahora que tiene las orejas completamente desarrolladas, tu bebé quizás reaccione y se mueva un poco cuando escuche tu voz o algún ruido fuerte. Este es el momento ideal para empezar a cantarle o ponerle algo de música. ¡Y no te olvides de hablarle y contarle tus andanzas!

Semana 27: una tímida sonrisa

Tu bebé podría sonreír por primera vez uno de estos días, ya que los bebés empiezan a practicar en el útero a partir de la semana 27. Lo más habitual es que empiecen a sonreír mientras duermen, a menudo en la fase REM del sueño.

¿Qué ocurre durante el segundo trimestre?

Tu bebé tiene mucho trabajo por delante, ¡pero tú también tienes bastante entre manos! Más o menos a la mitad del embarazo, sobre la semana 20, te harán una ecografía para comprobar que tu bebé está sano. Si todavía no te las has hecho, pide cita con tu médico y recuerda que, si quieres, también puedes averiguar si va a ser niño o niña. Si has optado por saber el sexo de tu bebé, puedes organizar una fiesta para contárselo a tu familia y tus amigos. También puedes pasar un rato entretenido haciendo nuestro test sobre el sexo de tu bebé.

Durante el segundo trimestre, tu tripa y tus pechos aumentarán considerablemente de tamaño. Quizás tengas que empezar a buscar ropa de premamá o pantalones y camisetas más cómodos a medida que tu cuerpo vaya cambiando. También es habitual que necesites una talla más de sujetador. Si es tu caso, puedes hacértelo a medida para asegurarte de que sea cómodo y te sujete bien. Si te duelen los pechos, habla con tu médico y sigue informándote sobre los síntomas del embarazo más habituales.

El segundo trimestre suele ser la etapa en la que más energía tienes del embarazo. Aprovéchala para continuar con tu rutina de ejercicio o empezar a hacer algo de deporte. Es importante que primero hables con tu médico para saber qué actividades son más adecuadas en tu caso, pero caminar, nadar y hacer yoga suelen ser opciones de ejercicio saludables durante el embarazo. También puedes aprovechar esta buena racha para preparar la habitación del bebé, ir a comprar los productos que vayas a necesitar y dejar la casa preparada.

Síntomas del embarazo durante el segundo trimestre

Los síntomas del embarazo habituales durante el segundo trimestre pueden incluir congestión nasal, mareos, calambres en las piernas, dolor de espalda y cambios en la piel. A continuación, te explicamos algunos de estos síntomas en detalle:

  • Mareos: tu cuerpo está sufriendo cambios en la circulación y es posible que te llegue menos sangre a la parte superior del cuerpo y la cabeza, lo cual puede manifestarse en forma de mareos. Si te sientes un poco aturdida o mareada, túmbate de lado si te es posible. Asegúrate de beber suficiente agua durante el día y trata de evitar los mareos moviéndote más despacio cuando cambies de postura o te pongas de pie. No obstante, si estás preocupada por tus síntomas, no dudes en ir al médico.
  • Dolor en el ligamento redondo: si sientes dolores o calambres en las ingles, es probable que se deban al ligamento redondo. A medida que tu útero crece, los ligamentos que lo sujetan en el abdomen se van estirando y esto puede resultar algo doloroso. Generalmente, el dolor del ligamento redondo no es motivo de preocupación, pero si el dolor es intenso o persiste, es mejor acudir al médico. El dolor en las ingles o en el abdomen durante el embarazo también puede ser un síntoma de problemas durante el embarazo.
  • Cambios en la piel: es probable que notes cambios en la piel durante el segundo trimestre. Durante el embarazo, tu cuerpo produce más melanina (el pigmento que le da color a la piel), así que quizás se te oscurezca un poco la piel de los pezones y te salgan manchas marrones en la cara, lo cual recibe el nombre de cloasma o «máscara del embarazo». También puede aparecerte la linea nigra, una línea oscura que va desde el ombligo hasta el pubis. Las manchas suelen ir desapareciendo poco a poco después del parto. A medida que el bebé va creciendo y tú vas aumentando de tamaño, es probable que sientas la piel seca y tengas picores o te salgan estrías. No hay ningún remedio demostrado para las estrías, pero la crema hidratante suele venir bien para aliviar los picores.

Aumento de peso y náuseas durante el segundo trimestre

Con un poco de suerte, a estas alturas las náuseas ya han desaparecido y has recuperado el apetito, pero no tienes que tomarte al pie de la letra lo de «comer por dos». Lo cierto es que sólo necesitas unas 300 calorías adicionales al día (por ejemplo, un vaso de leche desnatada y medio bocadillo), así que es mejor centrarte en llevar una dieta equilibrada que os alimente tanto a tu bebé como a ti. Descubre otros consejos sobre una buena alimentación durante el embarazo. Si te preocupa no estar engordando lo suficiente (o estar engordando demasiado), no dudes en hablar con tu médico. Si quieres descubrir más consejos sobre nutrición durante el embarazo, infórmate también sobre los alimentos no recomendados.

A medida que empiezas a engordar y la tripa se vuelve más prominente, la gente empezará a reparar en que estás embarazada... ¡Si no lo habían hecho todavía! Recuerda que engordar de forma gradual es algo importante durante el segundo y el tercer trimestre y, a medida que engordas, estás un día más cerca de conocer a tu bebé.

Preguntas frecuentes

¿Cómo debería sentarme durante el embarazo?

Siempre y cuando estés cómoda y estable, no es necesario que te sientes de ninguna forma en particular. Si vas a pasar mucho tiempo sentada, como en el trabajo, utiliza una silla ajustable con refuerzo en la zona lumbar o colócate un cojín o una almohada en la espalda. También puedes evitar que se te hinchen mucho las piernas utilizando un reposapiés o algún otro objeto para mantener los pies en alto.

¿Cómo debo tumbarme si estoy embarazada?

A medida que la tripa crece, quizá te cueste encontrar una postura cómoda para tumbarte a descansar. Dormir boca abajo puede ser incómodo, mientras que dormir boca arriba hace que todo el peso del bebé recaiga sobre los músculos de la espalda y la columna vertebral. Por eso, la mejor postura para dormir seguramente sea de lado con las rodillas flexionadas.

Consejos para este trimestre

Empieza a pensar en nombres e inspírate con nuestro Generador de nombres para bebés.

Habla con tu médico sobre hacer ejercicio de forma segura

Pide cita con tu médico para hacerte una revisión ahora que estás a mitad del embarazo y pide una ecografía, así como otras pruebas diagnósticas como la amniocentesis, en caso de que quieras hacértela. Si necesitas más información, sigue leyendo sobre la amniocentesis u otras pruebas diagnósticas.

Habla con tu médico de tus preferencias para el parto

Plantea tu baja de maternidad a tus superiores en el trabajo

Para recibir más información y actualizaciones de tu interés por correo electrónico, suscríbete a nuestro boletín:

Consejos para este trimestre