Mujer embarazada con dolor de espalda

Cómo aliviar el dolor de espalda durante el embarazo

15/10/19
4 minutos para leer

Durante el embarazo, puedes sentir dolor de espalda ocasionalmente. No es raro, y puedes tratarlo o prevenirlo cambiando de posición al dormir o con un poco de ejercicio diario. En este artículo, indicamos las causas del dolor de espalda durante el embarazo, ofrecemos algunas ideas para aliviarlo y prevenirlo y explicamos cuándo debes ponerte en contacto con un profesional sanitario.

¿Qué hay en este artículo?

Causas del dolor de espalda durante el embarazo Ideas para aliviar y prevenir el dolor de espalda durante el embarazo Tipos de dolor de espalda y cuándo pueden aparecer durante el embarazo Cuándo es necesario ponerse en contacto con un profesional sanitario

Causas del dolor de espalda durante el embarazo

Hasta un 80 % de las embarazadas sufren dolor de espalda en algún momento, y las causas pueden variar. El principal culpable suele ser el esfuerzo al que están sometidos los músculos de la espalda debido al aumento de peso durante el embarazo y a los cambios de postura que adoptas a medida que crece tu barriga. Cuanto más avanza el embarazo, más peso hay en la parte delantera del cuerpo, lo que hace que te inclines ligeramente hacia delante. Para mantenerte equilibrada, cambias de postura, y puedes corregirla en exceso e inclinarte hacia atrás demasiado. El esfuerzo adicional puede provocarte rigidez y dolor en la espalda.

La debilidad de los músculos abdominales también puede causar dolor de espalda. A medida que el bebé crece, los músculos de la barriga pueden estirarse y debilitarse. Estos músculos desempeñan un papel importante para sostener la columna vertebral, de modo que, cuando se debilitan, puede empezar a dolerte la espalda.

Algunas hormonas del embarazo también pueden influir. Las hormonas que tienen como finalidad relajar los ligamentos y las articulaciones de tu pelvis para facilitar el paso del bebé por el canal del parto pueden hacer lo mismo con las articulaciones de la espalda y sobrecargarlas, lo que produce el dolor.

Ideas para aliviar y prevenir el dolor de espalda durante el embarazo

El profesional sanitario es el mejor recurso para conseguir recomendaciones personalizadas, y puede aconsejar medicación o fisioterapia para ayudarte a aliviar el dolor. Estas estrategias también pueden prevenir el dolor de espalda durante el embarazo o reducir su gravedad:

  • Ejercicio. Una de las opciones más eficaces es mantener una actividad física habitual, que ayuda a fortalecer los músculos de la espalda y las piernas. El ejercicio habitual también puede contribuir a mejorar tu postura. Consulta a un profesional sanitario antes de empezar con una nueva rutina de ejercicios.
  • Aplicar calor o frío. Envuelve la almohadilla térmica o la bolsa de hielo en una toalla para evitar quemaduras y colócalas donde te duela.
  • Adoptar una buena postura. De pie, mantente recta y mira hacia delante; echa los hombros hacia atrás y relájalos; no bloquees las rodillas. Para sentarte, elige una silla en la que puedas apoyar correctamente la espalda o usa un cojín en la zona lumbar.
  • Usar calzado cómodo. Al elegir calzado, asegúrate de que puedas apoyar correctamente la bóveda plantar. Es mejor usar calzado de tacón bajo que calzado plano. No uses calzado de tacón alto, pues puede hacer que te inclines aún más hacia delante.
  • Dormir de lado. Colócate una almohada o un cojín entre las piernas, bajo el abdomen o en ambos sitios. Un colchón firme también puede favorecer el descanso de tu espalda.
  • Cuidado al levantar objetos pesados. Cuando quieras levantar algo del suelo, no dobles el cuerpo por la cintura. Debes agacharte y mantener recta la espalda.
  • Si es posible, no estés mucho tiempo de pie.
  • Sostener la barriga. Usa pantalones premamá o fajas para ayudar a tus músculos abdominales.

Tipos de dolor de espalda y cuándo pueden aparecer durante el embarazo

Existen muchos tipos de dolor, y los sentimos de formas diferentes y en diferentes momentos. Por ejemplo, puedes sentir fuertes pinchazos al realizar determinados movimientos (por ejemplo, al salir de un coche o subir escaleras). También puedes sufrir calambres o espasmos al sentarte o dormir en determinadas posiciones. El dolor puede aparecer de repente o lentamente, y puedes sentir desde un dolor agudo hasta una presión sorda constante o un dolor palpitante que viene y va. Incluso puedes sentir una combinación de estas sensaciones. A veces puede ser difícil señalar el lugar exacto del dolor. Por ejemplo, puede ser difícil distinguir el dolor de espalda de dolor de pelvis o cadera.

Dolor de espalda al principio del embarazo

Los primeros síntomas del embarazo son muy variados y, si te duele la zona lumbar en el primer trimestre, pregunta a un profesional sanitario a qué puede deberse. El dolor de espalda no suele aparecer al principio del embarazo, y la causa puede no estar relacionada con el embarazo.

Dolor de espalda en el segundo y tercer trimestre

Puede dolerte la espalda durante el segundo o tercer trimestre. Además de poder deberse a las causas mencionadas, el dolor de espalda puede ser resultado de una enfermedad llamada ciática. A medida que el útero aumenta de tamaño, puede presionar el nervio ciático. Esto causa un dolor que va desde la zona lumbar hasta una pierna y puede llegar a la rodilla o al pie. Ir al médico, ducharse en agua templada, recurrir a la fisioterapia y tomar analgésicos puede contribuir a reducir el dolor. La buena noticia sobre la ciática es que es muy probable que desaparezca sin más cuando nazca el bebé.

Hacia el final del embarazo, un dolor sordo en la espalda y el abdomen inferior, junto con presión en la pelvis, puede ser un síntoma de que te vas a poner de parto.

Cuándo es necesario ponerse en contacto con un profesional sanitario

El dolor de espalda suele ser uno de los numerosos dolores normales del embarazo, pero a veces puede indicar la existencia de un problema más grave. Puede ser un síntoma de parto prematuro o de infección de orina, por ejemplo. Ponte en contacto con un profesional sanitario si:

  • El dolor de espalda es grave
  • El dolor de espalda dura más de dos semanas
  • Se te duermen los pies
  • Sientes debilidad en las piernas
  • Te duelen mucho las pantorrillas
  • Tienes sangrado vaginal
  • Tienes fiebre
  • Tienes sensación de ardor al orinar.

Durante el embarazo suceden muchas cosas y, si el dolor de espalda te entristece, intenta recordar por qué estás pasando por todo esto y por mucho más. ¡Vas a tener un bebé! Puedes probar alguno de los consejos de este artículo y hablar con un profesional sanitario, quien puede indicarte la mejor solución para ti. Con un poco de suerte, lo que pruebes te ayudará a aliviar esos dolores.

Preguntas frecuentes

  • Q: ¿Es frecuente el dolor de espalda durante el embarazo?
  • Q: Durante el embarazo, ¿se puede aplicar una almohadilla térmica en la espalda?
  • Q: ¿Cómo deben dormir las embarazadas?
  • Q: ¿El dolor de espalda es un síntoma de parto?
Ver todas las fuentes

Tal vez te interese: