4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

Ya estás en la recta final del embarazo, sólo falta el último empujoncito (¡en el sentido literal!). Este es el trimestre del embarazo más emocionante e intrigante, y lo mejor es que, cuando acabe, estarás de camino a casa con tu bebé en brazos. Dedica el tiempo necesario a planificar el parto y todo lo que viene después y disfruta de las últimas semanas de embarazo.

¿Cuántas semanas dura el tercer trimestre?

Desarrollo del bebé durante el tercer trimestre

¿Qué ocurre durante el tercer trimestre?

Síntomas del embarazo durante el tercer trimestre

Cosas que hacer durante el tercer trimestre

Preguntas frecuentes

Consejos para este trimestre

¿Cuántas semanas dura el tercer trimestre?

El tercer trimestre dura desde la semana 28 hasta la 40, más o menos unas 13 semanas. Cuando llegas a la semana 39, se considera que el embarazo ha llegado a término. Ten en cuenta que algunas mujeres se ponen de parto antes, mientras que otras dan a luz hasta en la semana 42, de modo que la duración de este trimestre dependerá de cuándo tu bebé decida asomar la cabecita.

Desarrollo del bebé durante el tercer trimestre

En el tercer trimestre de embarazo, tu bebé sigue creciendo a buen ritmo. De hecho, durante los últimos meses de embarazo, engordará la mitad de lo que pese cuando nazca. Para cuando nazca, es posible que pese entre 2,5 y 4 kilos y mida entre 45 y 50 cm de largo. A medida que vaya desarrollando una capa de grasa debajo de la piel, irá adquiriendo el aspecto que tendrá cuando nazca. Llegada la semana 36, es probable que haya crecido tanto que ya no tenga casi espacio para moverse en la tripa durante lo que queda de embarazo. A continuación, te explicamos algunos de los momentos clave de este trimestre:

Semana 28: abre los ojos

Durante la semana 28 de embarazo, tu bebé ya puede abrir y cerrar los ojos e incluso percibirá los cambios de luminosidad.

Semana 30: caída del pelo

Durante el segundo trimestre, tu bebé habrá desarrollado una fina capa de vello llamado lanugo por todo el cuerpo. Es probable que a estas alturas se le empiece a caer esta capa de pelo, aunque no te sorprendas si todavía le queda un poco cuando nazca. Algunos bebés nacen con pequeñas zonas aún cubiertas de pelo en los hombros, las orejas y la cabeza. Además, esta semana es posible que empiece a crecerle el pelo normal en la cabeza.

Semana 31: control de la temperatura corporal

Esta semana, el cerebro de tu bebé madura y crece rápidamente. Ahora ya puede controlar su temperatura corporal y ya no depende de la temperatura de tu líquido amniótico para hacerlo.

Semana 34: cabeza hacia abajo

Durante la semana 34 de embarazo, o poco después, es probable que tu bebé empiece a colocarse con la cabeza hacia abajo para prepararse para el parto. ¡Ya casi está listo para la gran aventura!

Semana 39: bebé a término

Cuando llegues a la semana 39 de embarazo, se considera que el embarazo ha llegado al término completo. Sin duda, tu bebé seguirá creciendo y los órganos principales, como los pulmones y el cerebro, seguirán desarrollándose en los próximos años, pero ahora ya está preparado para salir al mundo exterior.

¿Qué ocurre durante el tercer trimestre?

Ten en cuenta que podrías ponerte de parto en cualquier momento, pero lo más probable es que esto ocurra entre la semana 38 y la 42. Mantente alerta por si aparecen las primeras señales del parto, como romper aguas o tener contracciones cada vez más intensas y frecuentes. Puedes llevar el control de las contracciones apuntando la hora y la intensidad. Tu médico te dirá cuándo es el momento de ir al hospital o al centro de maternidad donde vayas a dar a luz.

Durante el tercer trimestre, no es mala idea dejar preparada una bolsa para el hospital por si acaso tu bebé decide aparecer de improviso.

También conviene que te tomes las cosas con un poco más de calma y reposes a menudo. Si el tiempo lo permite, aprovecha para darte un paseo al aire libre un par de veces a la semana. El aire fresco te llenará de energía, estimulará tu circulación y reducirá los niveles de estrés y los dolores que quizás estés sintiendo. Pídeles a tus familiares y amigos que te ayuden con los últimos recados y no dudes en dedicarte algo de tiempo a ti misma, ¡te lo mereces!

Síntomas del embarazo durante el tercer trimestre

Es probable que durante el tercer trimestre presentes varios síntomas del embarazo, como calambres en las piernas, acidez de estómago, varices, dolor de espalda, cansancio, hemorroides, entumecimiento en las piernas y los pies y picores en la piel. Algunos de los síntomas del embarazo más comunes durante este trimestre son dificultad para respirar, ganas frecuentes de hacer pis, pies hinchados y falsas contracciones, así que vamos a hablar un poco más de estas molestias:

  • Dificultad para respirar: a medida que tu útero aumenta de tamaño y va ocupando más espacio en el abdomen, irá ejerciendo presión sobre el diafragma, haciendo que te resulte un poco más difícil respirar. Quizás hasta te cueste subir las escaleras sin cansarte. Lo mejor es tomártelo con calma, moverte despacio y mantenerte en posición erguida cuando estés sentada o de pie para que los pulmones tengan más espacio para expandirse. Si tu respiración cambia drásticamente o tienes tos o dolor en el pecho, ponte inmediatamente en contacto con el médico. Lo bueno es que, una vez que el bebé desciende por la pelvis en las semanas previas al parto, te costará menos respirar porque dejará de haber tanta presión sobre tus pulmones.
  • Ganas frecuentes de orinar: cuando llegas a las últimas semanas de embarazo, es habitual que tengas que hacer pis con mucha frecuencia. Esto se debe a que el bebé se ha desplazado hacia abajo por la pelvis y ejercerá algo de presión sobre la vejiga. A lo mejor también tienes pequeñas pérdidas de orina, especialmente cuando te ríes, estornudas, te inclinas hacia adelante o te pones de nuevo en posición erguida. Si esto te hace sentir incómoda, ponte un protegeslip o una compresa. No obstante, si notas un chorro o un goteo constante de líquido, es posible que hayas roto aguas. En ese caso, lo mejor es hables con el médico, ya que este síntoma suele indicar que te estás poniendo de parto.
  • Pies y tobillos hinchados: muchas futuras mamás notan hinchazón en los tobillos y los pies, un síntoma conocido como edema que se debe a la retención de líquidos, los cambios hormonales y el aumento de peso. Si tienes los pies hinchados, quizás te ayude ponerlos en alto siempre que puedas y meterlos en agua fría. Es probable que hasta necesites comprarte zapatos de una talla mayor para estar cómoda.
  • Falsas contracciones: durante el tercer trimestre, y a veces incluso antes, quizás tengas falsas contracciones, también llamadas contracciones de Braxton-Hicks. Estas contracciones son una forma que tiene tu cuerpo de practicar para el gran momento, de modo que los músculos estén listos para el parto. Las contracciones de Braxton-Hicks pueden empezar siendo leves y producirte una sensación de tensión en el abdomen pero, a medida que pasan las semanas, pueden volverse más dolorosas. Quizás te estés preguntando cómo distinguir las falsas contracciones y las contracciones del parto. En líneas generales, las falsas contracciones son irregulares y suelen desaparecer si cambias de postura, mientras que las contracciones del parto se van haciendo más regulares y no desaparecen.
  • Cosas que hacer durante el tercer trimestre

    Durante el tercer trimestre, estarás ya muy ilusionada con la llegada de tu bebé. Canaliza toda esa energía en dejarlo todo listo, pero no te olvides de descansar a menudo y no hagas más esfuerzos de la cuenta. Utiliza esta lista de cosas que hacer para que no se te olvide nada antes de la llegada del bebé.

    Quedan 3 meses

    • Ve a una clase de preparación al parto con tu pareja. Seguramente te explicarán cosas como qué medidas puedes tomar para estar más cómoda durante el parto, técnicas de relajación y estiramientos. En estas clases, tu pareja también aprenderá el papel tan importante que tiene entre manos. Puedes pedir a tu médico que te recomiende alguna clase en tu zona.
    • Lee todo lo que puedas sobre el parto y el cuidado del bebé. Esto te ayudará a calmar tu ansiedad y a prepararte para todo lo que se avecina.
    • Compra la sillita del bebé para el coche e instálala para poder volver a casa cuando salgáis del hospital.
    • Si vas a celebrar un baby shower, asegúrate de tener preparada tu lista de regalos y que la persona que lo organiza tenga todos los detalles.
    • Empieza a buscar pediatra para el bebé. Si necesitas ayuda, echa un vistazo a nuestros consejos sobre cómo elegir pediatra.
    • Haz acopio de productos básicos para el bebé y para el hogar de modo que no tengas que ir a hacer la compra justo antes del parto o en las semanas posteriores.
    • Dependiendo de dónde vayas a dar a luz, quizás tengas que avisar con antelación de que quieres que te atiendan durante el parto. Si no estás segura, habla de ello con tu médico.
    • Si quieres planificar el parto, habla de las distintas opciones y de tus preferencias con tu médico. Si no lo tienes claro todavía, primero infórmate bien sobre qué quieres incluir en tu planificación del parto y lee un poco más sobre la preparación al parto.
    • Ve tanteando a niñeras y otras opciones para el cuidado del bebé para estar preparada cuando llegue el bebé.
    • Ayuda a la persona que organice tu baby shower a hacer los últimos preparativos o repasar que todo esté listo.
    • Empieza a diseñar tarjetas o postales para presentar a tu bebé cuando nazca. Lo ideal sería dejarlo todo listo para que sólo tengas que poner la fecha de nacimiento, el nombre y una foto.

    Quedan 2 meses

    • Toma otra clase de preparación sobre temas como el cuidado del bebé, la lactancia o la reanimación cardiopulmonar para bebés.
    • Termina de planificar y decorar la habitación del bebé y tener listo todo lo que va a necesitar.
    • Haz acopio de pañales y toallitas. Conviene tener pañales de varias tallas (por ejemplo, tallas 0, 1 y 2) para que tu bebé esté lo más cómodo posible, independientemente de su tamaño.
    • Piensa en quién quieres que te acompañe durante el parto y quién te echará una mano después.
    • No dejes de acudir a todas las citas con el médico para que pueda aconsejarte e informarte sobre el progreso del bebé a medida que se va acercando el gran día.
    • Si te lo permiten, ve a conocer el hospital o el centro de maternidad donde vas a dar a luz.
    • Planea, practica y cronometra la ruta que vas a hacer cuando vayas al hospital o al centro de maternidad.
    • Empieza a escribir tarjetas de agradecimiento por los regalos que te han hecho en el baby shower.

    Queda 1 mes

    • Lava toda la ropa que vaya a usar el bebé.
    • Prepara comida y congélala.
    • Si no los has hecho ya, infórmate sobre las tallas de los pañales Dodot disponibles y sobre nuestras promociones y regalos.

    Ahora ya sólo te queda una cosa por hacer: baja el ritmo y no te exijas más. ¡Podría pasar mucho tiempo hasta que vuelvas a pasar un ratito de relax como este!

    Preguntas frecuentes

    ¿Cómo puedo saber si me estoy poniendo de parto?

    El parto es único para cada mujer, pero el signo más habitual son las contracciones regulares. Es posible que también rompas aguas y expulses el tapón mucoso. ¿No sabes qué es el tapón mucoso? Sigue leyendo sobre las señales del parto.

    ¿Es normal estar agotada durante el tercer trimestre?

    Sí, es completamente normal. Muchas mujeres se sienten más cansadas durante el tercer trimestre que en el segundo. Tu cuerpo está haciendo un esfuerzo enorme para ayudar al bebé a crecer y, además, es probable que la tripa te impida dormir a gusto.

    ¿Cuánto se suele engordar durante el tercer trimestre?

    No todas las mujeres engordan lo mismo en ninguno de los trimestres. Todo depende de tu peso antes del embarazo, tu complexión física, tu estado de salud en general y si esperas un bebé o varios. Durante el tercer trimestre, es posible que engordes entre 200 y 500 gramos a la semana, por ejemplo.

    Consejos para este trimestre

    Apúntate y asiste a clases de preparación al parto. Así estarás preparada para el gran día

    Planifica el parto, si quieres hacerlo

    Escoge un pediatra

    Prepárate para la llegada de tu bebé haciendo acopio de productos como pañales o toallitas, ropa y otros productos básicos para su cuidado

    Infórmate sobre los regalos y promociones de Dodot

    Para no perderte nada sobre las últimas semanas de embarazo y el desarrollo del bebé, suscríbete a nuestro boletín por correo electrónico: