¿Has observado escamas de piel en el cuero cabelludo de tu pequeño (o en otra parte de su cuerpo)? Puede tratarse de una dermatitis seborreica infantil, más conocida como costra láctea. Básicamente, se trata de caspa en bebés.

Aunque puede parecer un poco desagradable, no es dañina. No existe una cura rápida para la costra láctea, pero hay algunas cosas que pueden calmar la piel del bebé hasta que desaparezca. Por lo general, tarda unos meses.

¿Qué es la costra láctea?

La costra láctea es el nombre que recibe la dermatitis seborreica cuando aparece en el cuero cabelludo de un bebé. No obstante, también se observa en otros lugares, como la cara, las orejas, los párpados, las cejas, la nariz, el cuello, las axilas, el ombligo, las piernas y las ingles.

Si tu peque tiene síntomas de costra láctea en cualquier parte que no sea el cuero cabelludo, el pediatra se referirá a ello como dermatitis seborreica. La buena noticia es que no es contagiosa y, por lo general, no es dolorosa ni pica. Además, no deja cicatrices.

¿Qué aspecto tiene la costra láctea?

La costra láctea suele causar manchas rojas y húmedas en la piel. Suele aparecer en los pliegues cerca del cuello o detrás de las orejas. A veces, adquiere un aspecto escamoso o amarillento con manchas de grasa.

A menudo, la costra láctea se confunde con otras afecciones parecidas a la dermatitis seborreica, como el eccema. No obstante, a diferencia de este último, la costra láctea no produce picazón ni molestias.

Si observas dermatitis seborreica en las ingles de tu pequeño, es fácil que la confundas con la dermatitis del pañal. Recuerda que esta afección no es lo mismo.

¿Cuáles son las causas de la costra láctea?

No se sabe exactamente qué causa la costra láctea, pero los expertos afirman que no se debe a una mala higiene o una alergia a los productos utilizados.

Un factor puede ser que algunas hormonas del embarazo hayan pasado al bebé antes de nacer. Esto provoca la producción de un exceso de grasa (sebo) en las glándulas sebáceas y los folículos pilosos, lo que retiene las células muertas en la piel. Por ello, la afección suele aparecer en lugares donde hay más glándulas sebáceas.

Otra causa puede ser la malassezia, una levadura que crece en el sebo junto con otras bacterias.

¿Cuándo desaparece la costra láctea?

Si tu bebé desarrolla costra láctea, lo más probable es que lo haga entre las 2 semanas y los 12 meses de edad.

Por lo general, desaparece por sí sola en algunos meses o semanas, o bien cuando tu peque tiene alrededor de un año. En algunos casos, la afección puede volver a aparecer en forma de caspa cuando el niño llega a la pubertad.

Tratamiento para la costra láctea

La costra láctea no suele requerir ningún tratamiento médico especializado. Por lo general, podrás gestionar el problema en casa. Las escamas que provoca no son fáciles de quitar, pero estos tratamientos pueden ser útiles:

  • Lava el cabello de tu bebé con frecuencia, incluso a diario, con un champú suave para bebés.

  • Si el champú para bebés no funciona, pide al pediatra que te recomiende un champú clínico diseñado específicamente para la costra láctea.

  • Peina suavemente el cabello y afloja las escamas con un cepillo de cerdas suaves. No rasques ni frotes la piel afectada por la costra láctea. Retira las escamas sueltas con agua.

  • Si las escamas no se aflojan, considera masajear el cuero cabelludo de tu peque con vaselina para levantar la piel seca y rebelde. No uses aceite mineral o de bebé para la costra láctea, ya que pueden acumularse aún más escamas. Lávale el pelo después con champú.

Aunque hayas oído hablar de uno o dos remedios caseros para la costra láctea, como el aceite de coco, es mejor preguntar al médico antes de probarlos.

ARTÍCULO RELACIONADO

Cuidados
Tipos de sarpullidos más comunes en recién nacidos

¿Cuándo debo acudir al pediatra?

Consulta al pediatra si el champú no surte efecto, si la costra láctea parece grave o si se extienda la cara o el cuerpo de tu bebé. Te recetará un champú o una crema específicos, o bien un tratamiento antimicótico en caso de que la costra láctea no desaparezca por sí sola.

Preguntas frecuentes

Lava el pelo a tu bebé con champú y cepíllalo frecuentemente para aflojar las escamas en el cuero cabelludo y mejorar el problema con el tiempo.

Conclusiones

La costra láctea puede parecer un poco preocupante al principio, pero desaparecerá con el tiempo. Sigue los consejos anteriores y otros consejos generales para el cuidado de la piel del bebé para garantizar que tu peque esté protegido y sano.

Para obtener recompensas por todas tus compras, incluidas las toallitas para bebés que utilizarás para limpiar la piel de tu pequeño, descarga la aplicación Dodot VIP.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.