Contacto piel con piel con un recién nacido

Mirar por primera vez a tu recién nacido es una experiencia emocionante que nunca olvidarás. Te encontrarás observando cada parte de su cara, absorbiendo su olor y tranquilizándole con tus palabras y tu cariño. Todas estas acciones contribuyen al proceso de creación de vínculos afectivos en los minutos, las horas y los días posteriores al nacimiento de tu bebé. Pero, ¿sabías lo importante que es el contacto piel con piel durante este periodo? Sigue leyendo para saber qué es el contacto piel con piel (también conocido como método de la madre canguro), cómo realizarlo y qué ventajas ofrece tanto para el bebé como para los padres.

¿Qué es el contacto piel con piel, conocido como método de la madre canguro?

El contacto piel con piel, también conocido como método de la madre canguro, consiste en colocar al bebé casi desnudo (quizás solo con un pañal o un gorrito) directamente sobre tu pecho, de forma que tu piel esté en contacto directo con la suya, con una manta, bata o camisa envuelta sobre ti y su espalda para evitar el frío. Este método puede aplicarlo tanto la madre como el padre; puede empezar poco después del nacimiento y continuar durante la infancia. Una vez que tengas a tu bebé sobre el pecho, verás que empieza a relajarse y a escuchar los latidos de tu corazón, que abre los ojos y te mira, o que mueve las manos y la boca. Si le vas a dar el pecho, quizás notes que se acerca a tu pecho y que incluso mama si tiene hambre. No te extrañes si no tienes sensaciones positivas de inmediato. Si acabas de dar a luz, recuerda que acabas de pasar por un parto agotador; puede que este momento de unión te revitalice. Si eres el padre, también te llevará algo de tiempo. El vínculo entre el padre y el bebé no se produce necesariamente de la noche a la mañana. Sin embargo, el contacto piel con piel fomenta este vínculo.

En resumen

El contacto piel con piel es una actividad que contribuye a crear un vínculo. El bebé se tumba sobre el pecho desnudo de la madre o el padre desde el momento del nacimiento de su bebé, y puede durar toda la infancia.

¿Cuándo puedes empezar con el contacto piel con piel?

Como madre, ya hayas dado a luz por vía vaginal o por cesárea, puedes seguir el método de contacto piel con piel inmediatamente después del parto o poco después. Según como estéis tú y el bebé tras el parto, lo normal es que puedas coger en brazos a tu bebé justo después de que nazca. Incluso puedes indicar en tu plan de parto que te gustaría que este contacto se iniciase lo antes posible tras el nacimiento y que fuera sin interrupciones. Como padre, también puedes iniciar este contacto piel con piel en cualquier momento. Por ejemplo, si tu pareja está recibiendo cuidados o puntos de sutura tras una cesárea o una episiotomía, ese momento es una buena oportunidad para tener algo de contacto piel con piel con tu recién nacido mientras esperas a que termine el procedimiento. Cuando tu pareja esté recuperada, podrá retomar este contacto con su bebé.

¿Qué es la hora de oro?

Las investigaciones han demostrado que lo que ocurre durante la primera hora de vida de un bebé puede contribuir a crear el máximo vínculo entre padres e hijos. Por eso, se recomienda comenzar el contacto piel con piel lo antes posible, idealmente en la primera hora después del nacimiento. Esta hora también recibe el nombre de «hora de oro»; el momento en el que tanto tú como tu bebé estáis preparados para establecer una intensa conexión química entre vosotros. Actualmente, los profesionales médicos saben lo importante que es la hora de oro y, por ello, suelen permitir el contacto piel con piel de la madre y su bebé, así como la lactancia materna poco después del nacimiento. El examen médico, el momento de pesar al bebé y otros procedimientos, pueden llegar después de la hora de oro.

En resumen

El contacto piel con piel poco después del nacimiento del bebé crea un vínculo afectivo y fomenta la lactancia materna. Puedes incluir el contacto piel con piel en tu plan de parto para que tu médico conozca tus preferencias.

¿Qué ocurre si no puedes coger a tu bebé en brazos nada más nacer?

Los profesionales médicos entienden la importancia del contacto piel con piel y pondrán a tu bebé sobre tu pecho lo antes posible si los dos estáis bien. Después de un parto por cesárea, en la mayoría de los casos podrás tener a tu bebé en brazos poco después del nacimiento. Sin embargo, debes comentarlo con tu médico con antelación e incluir tu preferencia por el contacto piel con piel en tu plan de parto, en caso de tenerlo. Si se producen complicaciones o tu hospital no permite el contacto en el quirófano, podrás coger a tu bebé en la sala de recuperación. Mientras te cosen después de la cesárea o la episiotomía, tu pareja puede tomar el relevo y seguir con este contacto. Si tu bebé tiene una urgencia médica, quizás el personal médico te permita cogerle de la mano o pasar tu mano por encima de su cabeza para que perciba que estás ahí. Luego, cuando esté preparado, podréis disfrutar de un largo periodo de contacto piel con piel. Lo que ocurre justo después del parto no siempre se puede planificar con antelación pero, si el equipo médico conoce tu preferencia por el contacto piel con piel, intentará que se produzca lo antes posible.

ARTÍCULO RELACIONADO

Crecimiento y desarrollo
El tacto en bebés de 0 a 6 meses

En resumen

El contacto piel con piel puede retrasarse en algunos casos, como cuando hay que suturar después de una cesárea o una episiotomía, o si el bebé necesita cuidados médicos. En el primer caso, tu pareja puede iniciar el contacto piel con piel con tu bebé y tú puedes darle el relevo cuando estés en condiciones de hacerlo. Si es tu bebé el que necesita atención médica, quizás se te permita estar cerca para que tu bebé pueda sentir que estás ahí.

¿Qué ventajas ofrece el contacto piel con piel a ti y a tu bebé?

El contacto piel con piel después del nacimiento suele ser una práctica habitual en los hospitales, ya que sus ventajas son muy conocidas. Además, este contacto presenta ventajas tanto para los bebés nacidos a término como para los bebés prematuros. De hecho, esta práctica se desarrolló por primera vez para los bebés prematuros, que demostraron una mejora cuando se seguía el método de la madre canguro. Estas son algunas de las principales ventajas que presenta el contacto piel con piel:

  • Regula la temperatura corporal. Tu cuerpo se convierte en una incubadora natural y se regula en función de las necesidades de temperatura del bebé. Los estudios han demostrado que tus pechos pueden adaptarse a la temperatura de tu bebé, aumentándola si el bebé tiene frío y reduciéndola si tiene calor. No solo las madres tienen esta capacidad, pasa igual con los papás durante el contacto piel con piel con su bebé.

  • Estabiliza la respiración y los latidos del bebé, entre otros. Este tiempo juntos también regula la respiración y los latidos del corazón del bebé, estabiliza sus niveles de azúcar en sangre y favorece el sueño. También tiene un efecto positivo en el desarrollo cerebral del bebé.

  • Favorece la lactancia materna. Al sincronizar el ritmo cardíaco de tu bebé con el tuyo, se libera en su cuerpo una hormona calmante que le permite mamar antes y durante más tiempo. Al mismo tiempo, tu cuerpo también libera una hormona llamada prolactina, que estimula la producción de leche.

  • Reduce el llanto. También se ha demostrado que el contacto piel con piel reduce el llanto con solo tres horas acurrucados al día: otra gran razón para dedicar tiempo a abrazar a tu bebé. Puedes leer más sobre cómo calmar el llanto de tu bebé en este artículo.

  • Ayuda a tu bebé a sentirse seguro. Tu bebé acaba de salir del calor y la seguridad del útero y se está acostumbrando a las luces y los ruidos del exterior. El contacto piel con piel hace que tu bebé se sienta seguro. Tu bebé no solo siente el calor de tu piel, sino que también está conociendo tu olor y escuchando tu respiración. También puede reconocer sonidos familiares, como los latidos de tu corazón y tu voz.

Estas son algunas de las principales ventajas que os aporta el contacto piel con piel a ti y a tu pareja.

  • Fomenta el vínculo afectivo. Con el contacto piel con piel, tanto la madre como el padre liberan hormonas como la oxitocina, la prolactina y las endorfinas. Estas hormonas establecen un vínculo emocional con tu bebé y provocan intensos sentimientos de amor y protección. Estas hormonas del bienestar, junto con la disminución de las hormonas del estrés, también impulsan la creación de un vínculo familiar.

  • Reduce el riesgo de depresión posparto. Hay estudios que indican que el contacto piel con piel reduce el riesgo de depresión posparto y alivia el estrés y la ansiedad.

¿Deben los papás tener contacto piel con piel con sus recién nacidos?

¡Por supuesto! Los padres también sienten una descarga de hormonas y alegría. Las ventajas del contacto piel con piel en el caso de los padres incluyen la creación de un vínculo con su bebé, un sentimiento de mayor seguridad como padres y una oleada de protección hacia su pequeño. Los padres ofrecen las mismas ventajas que las madres en cuanto a la regulación de la temperatura y los latidos del corazón del bebé. Además, mientras el padre establece un vínculo con su pequeño, la madre puede descansar. En una fase posterior, los papás podrán seguir aplicando el contacto piel con piel mientras le dan el biberón a su bebé. Además del contacto piel con piel, existen otras formas de que los padres establezcan un vínculo con sus hijos, como hablar y jugar juntos e interactuar al cambiarle los pañales.

En resumen

El contacto piel con piel ofrece muchas ventajas para ti y tu bebé. Regula la temperatura del bebé, así como su ritmo cardíaco y sus niveles de azúcar en sangre. Fomenta la lactancia materna y hace que el bebé se sienta seguro lo que, a su vez, puede reducir los llantos. También crea un fuerte vínculo familiar.

Es importante que los padres apliquen el contacto piel con piel. Así se crea un vínculo afectivo que hace que los padres se sientan más seguros en su nuevo papel. Disfruta de este contacto con tu bebé en las horas, días y semanas después de su llegada.

Échale un vistazo a la siguiente infografía para obtener más información sobre este momento compartido.

Las ventajas del contacto piel con piel
Ventajas para tu bebéVentajas para ti
  • Controla la temperatura corporal.
  • Regula el ritmo cardíaco y los niveles de azúcar en sangre.
  • Mejora el sueño.
  • Favorece la lactancia materna.
  • Reduce el llanto.
  • Hace que tu bebé se sienta seguro.
  • Fomenta la creación de vínculos entre los padres y su pequeño.
  • Aumenta la confianza en ti misma.
  • Despierta sentimientos intensos de amor y protección.
  • Activa la producción de leche materna.
  • Reduce el estrés, la ansiedad y el riesgo de depresión posparto.

 

¿Fomenta el contacto piel con piel la lactancia materna?

Sí, los estudios han demostrado que los recién nacidos que mantienen contacto piel con piel de forma prolongada con sus madres tienen muchas más probabilidades de mamar correctamente. Puedes dar el pecho mientras tu pequeño tiene puesto solamente el pañal y tú tienes el pecho desnudo.

¿Cuánto tiempo se debe mantener el contacto piel con piel?

No solo el contacto piel con piel que se produce justo después del nacimiento es beneficioso. Puedes seguir manteniendo este contacto durante meses mientras tu bebé lo disfrute. Tiene muchos beneficios tanto para ti como para tu bebé, así que aprovéchalo. Cuando tu bebé crezca y notes que se encuentra inquieto o que trata de alejarse, quizás sea el momento de darle un poco de espacio. A partir de ahora podéis establecer un vínculo afectivo de otras maneras, como acurrucándoos o cogiéndoos de la mano.

¿Existe algún problema de seguridad en el contacto piel con piel?

Existen ciertos aspectos por los que podría ser recomendable retrasar el contacto piel con piel en el periodo posterior al parto por motivos de seguridad:

  • Si tu bebé tiene algún problema médico después del parto, puede ser necesario retrasar este contacto hasta que se estabilice.

  • Si tu bebé recibe una puntuación de Apgar baja, quizás se deba retrasar el contacto piel con piel hasta después de supervisar a tu bebé.

  • Si el personal médico cree que tu pequeño tiene problemas respiratorios, es posible que haya que revisarlo y supervisarlo antes de que se produzca este contacto.

  • Si existe la preocupación de que el bebé pueda caerse, porque la madre o el padre están cansados, mareados o enfermos después de las horas del parto, el equipo médico recomendará que se retrase el contacto piel con piel o sugerirá que un miembro del personal del hospital esté presente durante este contacto.

Estas son algunas de las medidas de seguridad que puedes poner en práctica durante el contacto piel con piel con tu bebé:

  • Ignora tu teléfono y céntrate únicamente en tu pequeño.

  • Si te sientes mal o tienes una enfermedad, como un resfriado, debes esperar para no transmitirle nada al bebé cuando sigas el método de la madre canguro.

  • No utilices perfumes, ya que pueden irritar la delicada piel de tu bebé.

  • Asegúrate de que tu piel está libre de sarpullidos, lesiones cutáneas y herpes labiales.

  • Evita fumar antes y durante el contacto piel con piel.

En resumen

En algunas situaciones, el contacto piel con piel puede retrasarse tras el nacimiento de tu bebé para que supervisen a tu pequeño o le ofrezcan atención médica. El equipo médico se asegurará de que tengas la oportunidad de mantener el contacto piel con piel en cuanto sea seguro hacerlo.

En este momento, evita las distracciones como el teléfono, mantén tu piel libre de perfumes que puedan irritar la piel de tu bebé y aplaza este estrecho contacto si no te encuentras bien.

Conclusiones

El contacto piel con piel, también llamado método de la madre canguro, es una forma maravillosa de crear un vínculo con tu bebé tras su nacimiento. Este contacto establece una conexión emocional y también proporciona beneficios físicos, como la regulación del ritmo cardíaco y la temperatura del bebé y la producción de una gran cantidad de hormonas en tu cuerpo que te hacen sentir bien, como la oxitocina y las endorfinas. Si tienes pensado darle el pecho a tu bebé, el método de la madre canguro puede fomentarlo. En la mayoría de los casos, este contacto piel con piel puede darse inmediatamente o poco después del parto. De hecho, presenta muchas ventajas si se produce en la primera hora después del parto. El parto no siempre se desarrolla según lo previsto, por lo que puede ser útil recordar que, en algunos casos, como si te han practicado una cesárea o una episiotomía, puede ser necesario esperar un poco antes de disfrutar de este contacto. También es posible que este contacto se retrase un poco si el bebé necesita atención médica urgente o si hay que supervisarlo. Intenta no preocuparte por estas posibles situaciones. El contacto piel con piel puede darse en casa en los días, semanas y meses siguientes. Antes de que te des cuenta, tu pareja y tú estaréis creando profundos vínculos con vuestro pequeño.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos