que hacer cuando mi bebe tiene diarrea

La diarrea en los bebés no suele durar mucho tiempo. Suele estar causada por virus y desaparecer por sí sola. Lo más importante es mantener a tu pequeño bien hidratado y nutrido.

Es normal que las heces sean blandas algunas veces. Sin embargo, si son acuosas y muy frecuentes, lo más probable es que tu bebé tenga diarrea. Esta afección es incómoda y desagradable, sobre todo a la hora de cambiar el pañal.

A continuación, te mostramos qué causa la diarrea, cómo puedes tratarla o prevenir esta afección y cuándo debes consultar al pediatra para que te aconseje.

¿Qué es la diarrea?

La diarrea ocurre cuando el revestimiento intestinal se irrita y no puede absorber adecuadamente los nutrientes de los alimentos. La caca del bebé es líquida y más frecuente. Es una enfermedad que puede durar algunos días o semanas (si es crónica).

Tu hijo también puede perder muchos minerales, sales y agua, lo que causa deshidratación. Por ello, debes hidratarlo con líquidos adecuados. Evita las bebidas azucaradas y los zumos de frutas, ya que pueden irritar aún más el intestino.

Si tu bebé tiene diarrea, el pediatra puede sugerirte que le des una solución de electrolitos para evitar la deshidratación.

ARTÍCULO RELACIONADO

Cuidados
Aprende a cambiar pañales

Síntomas de la diarrea

La diarrea consiste en heces blandas o acuosas muy frecuentes. Otros síntomas de la enfermedad incluyen:

  • Fiebre

  • Sangre o moco en la caca del bebé

  • Hinchazón

  • Náuseas

  • Vómitos

  • Pérdida de apetito

  • Pérdida de peso

  • Deshidratación

  • Calambres o dolor abdominal

  • Sensación urgente de defecar

Causas de la diarrea

Las principales causas de la diarrea en bebés son los virus, como el norovirus o rotavirus. No obstante, hay otros factores:

  • Intoxicación alimentaria

  • Infección bacteriana o parasitaria

  • Efectos secundarios de medicamentos (por ejemplo, antibióticos)

  • Alergia alimentaria (por ejemplo, a la leche)

  • Intolerancia a la lactosa

  • Celiaquía o enfermedad inflamatoria intestinal

  • Ingesta excesiva de zumo de frutas (las bebidas azucaradas hacen que los intestinos absorban más agua, lo que produce heces blandas y acuosas)

Tratamiento de la diarrea

El tipo de tratamiento que recomiende el pediatra dependerá del diagnóstico y la gravedad de la enfermedad.

No existe ningún medicamento para la diarrea vírica, ya que tiende a desaparecer por sí sola con el tiempo. Sin embargo, es posible que el médico quiera hacerle pruebas a tu hijo para comprobar si la diarrea se deba a otra cosa.

En ocasiones, la diarrea puede deberse a una bacteria o un parásito. Si el médico lo considera oportuno, hará una prueba de las heces y recetará un medicamento si el resultado es positivo. En caso de sospechar que la diarrea está provocada por una alergia o intolerancia alimentaria, puede realizar pruebas o pedirte que dejes de darle a tu pequeño los alimentos que produjeron la diarrea a tu bebé para ver si eso resuelve el problema.

Los medicamentos antidiarreicos de venta libre no se recomiendan para niños menores de 2 años, ya que pueden dañar su intestino. Consulta siempre al pediatra antes de darle cualquier tratamiento.

Si tu bebé tiene diarrea pero no tiene otros síntomas (como vómitos, deshidratación o fiebre), es posible que no tengas que hacer ningún ajuste en su dieta. Sigue dándole de comer con frecuencia, ya que la enfermedad puede desaparecer por sí sola. En todo caso, puedes reducir el tamaño de las raciones de alimentos sólidos.

Por el contrario, si tu hijo tiene vómitos, te recomendamos darle una solución de electrolitos en lugar de su dieta normal. Pregunta al médico cualquier duda que tengas, sobre todo si está relacionada con la dosis y administración de la solución.

Consultar al pediatra para que recomiende un tratamiento para la diarrea en bebés

Consulta al pediatra cada vez que tu hijo tenga diarrea, incluso si es leve. Si observas lo siguiente, deberá evaluarle lo antes posible:

  • Heces sueltas de color verde o s, que indican que la diarrea es vírica.

  • Heces blandas negras o rojas con sangre, que pueden deberse a un sangrado en los intestinos causado por una lesión o irritación.

  • Cualquier color inusual de heces blandas que no se mencionan aquí.

No olvides que el color de las heces de tu bebé puede variar, pero no tiene por qué ser diarrea. Si no estás segura, consulta al pediatra.

Si tu hijo tiene diarrea y alguno de los síntomas siguientes, consulta al médico cuanto antes:

  • Fiebre que dure más de 24 horas

  • Vómitos que duren más de 12 horas

  • Vómito verde o con sangre

  • Abdomen distendido

  • Dolor abdominal

  • Caca con sangre

  • Sarpullido

  • Ictericia (piel y ojos amarillos)

  • Pérdida de apetito

Qué hacer si tu bebé tiene diarrea: mantenlo hidratado

La hidratación es muy importante para evitar que tu hijo se deshidrate en un episodio de diarrea. Si tiene menos de 6 meses, sigue con la lactancia materna o dale fórmula, ya que no se recomienda el agua en estas edades. Si tiene más de 6 meses, puedes seguir dándole los mismos líquidos que de costumbre.

Si el pediatra te recomienda dar a tu hijo una solución de electrolitos, sigue estas pautas generales:

  • Si das el pecho a tu bebé, sigue haciéndolo además de administrarle la solución de electrolitos a menos que el médico diga lo contrario.

  • Si le das leche de fórmula, administra solo la solución de electrolitos hasta que la diarrea o los vómitos hayan cesado.

  • Si come alimentos sólidos, sigue con la dieta normal de su hijo una vez que hayan cesado la diarrea o los vómitos. Hasta entonces, administra únicamente la solución de electrolitos. Algunos alimentos buenos para la diarrea en bebés son galletas saladas, tostadas, arroz, pollo, compota de manzana, peras, plátanos y gelatina.

Si observas signos de deshidratación como panales menos mojados, ausencia de lágrimas al llorar y ojos o fontanelas hundidos, ve a urgencias. Este tipo de deshidratación puede ser grave y puede requerir hospitalización.

Prevención de la diarrea

La diarrea no es algo que puedas prevenir, pero hay formas reducir las probabilidades de que tu hijo la tenga:

  • Comprueba si tu hijo tiene la vacuna contra el rotavirus, ya que puede protegerle contra este virus específico.

  • Lávale las manos con jabón o toallitas.

  • Cuando sea más mayor, enséñale a lavarse las manos.

  • No le des leche sin pasteurizar (a menudo etiquetada como cruda), ya que puede contener bacterias, virus y parásitos.

  • Lava bien todos los productos (por ejemplo, palitos de zanahoria) antes de dárselos a tu pequeño.

  • Limpiar a fondo los artículos de cocina y las encimeras después de manipular carne cruda.

  • Refrigera la carne después de comprarla en el supermercado.

  • Congela la comida que te sobre para evitar la contaminación.

  • Da antibióticos a tu hijo si el médico lo ha recomendado.

  • Limita las bebidas azucaradas y los zumos de frutas.

  • No dejes que tu hijo beba de manantiales, arroyos o lagos a menos que se indique que el agua es potable.

  • No laves los tazones o comederos de mascotas en el mismo fregadero en el que lava los platos.

PREGUNTAS FRECUENTES

Pregunta al médico antes de administrar medicamentos a tu bebé con diarrea. Evita darle cualquier medicamento antidiarreico si tiene menos de 2 años, ya que esto puede dañar aún más los intestinos.

En bebés y niños pequeños, lo más probable es que la diarrea sea un síntoma de un virus. Sin embargo, existen otras causas:

  • Intoxicación alimentaria
  • Infección bacteriana o parasitaria
  • Efectos secundarios de medicamentos (por ejemplo, antibióticos)
  • Alergia alimentaria (por ejemplo, a la leche)
  • Intolerancia a la lactosa
  • Celiaquía o enfermedad inflamatoria intestinal
  • Ingesta excesiva de zumo de frutas

La diarrea puede durar algunos días o hasta algunas semanas si es crónica. Es posible que el proveedor de atención médica de tu bebé quiera realizar pruebas para averiguar cuál es el origen de la diarrea de tu bebé.

Aunque la diarrea es desagradable, pronto volverás a cambiar pañales sin sorpresas y verás contento a tu bebé.

¿Te gustaría obtener recompensas por todos esos pañales? Descarga la aplicación Dodot VIP y escanea los productos que compres para conseguir puntos. Podrás canjearlos más adelante por premios para ti y tu pequeño. ¿No es genial?

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.