tamaño del feto a las 5 semanas

Semana 5 de embarazo: desarrollo del bebé

Aunque solo estés embarazada de cinco semanas, tu cuerpo experimentará muchos cambios. Se están formando la placenta y el cordón umbilical, que enviarán oxígeno y nutrientes al embrión. Estos nutrientes (por ejemplo, calcio, ácido fólico u otras vitaminas) desempeñan una función vital en el desarrollo saludable de tu pequeño. Esta semana seguirá desarrollándose el tubo neural, que terminará siendo la columna vertebral y el cerebro del bebé. En este punto te recomendamos tomar 400 microgramos de ácido fólico para ayudar a que tu bebé crezca y evitar el riesgo de trastornos en el tubo neural. El corazón, que ahora solo es un bulto en el centro del embrión, comenzará a formarse rápidamente. De hecho, los latidos pueden detectarse en la sexta semana de embarazo.

¿Qué tamaño alcanzará el embrión durante la quinta semana de embarazo?

A las cinco semanas el embrión sigue siendo muy pequeño, pero crece rápidamente. Imagina el tamaño de una semilla de naranja o un grano de arroz. En esta etapa tu pequeño puede medir entre 1,3 y 2,5 mm y tener una forma similar a la de un renacuajo. Echa un vistazo a esta imagen para saber los cambios que está experimentando tu cuerpo para que el útero sea un lugar cómodo para el bebé durante el embarazo:

Embrión en la semana 5 de embarazo

El cuerpo de la madre en la quinta semana de embarazo

¿Cómo te sientes sabiendo que estás embarazada? Si llevas un tiempo intentando concebir, probablemente estés eufórica. Independientemente de que lo hayas planificado o no, es normal que sientas muchas emociones, como nervios, felicidad, esperanza o dudas. Tampoco es de extrañar que quieras saber qué cambios experimentarás y cuándo conocerás a tu pequeño. Prueba nuestra calculadora de fecha de parto para averiguarlo. Algunos síntomas que puedes notar en la quinta semana de embarazo son fatiga, náuseas y sensibilidad en los pechos. Todos ellos son bastante comunes. Sigue leyendo sobre la hormona del embarazo hCG, que es muy importante durante este periodo. Date un respiro de vez en cuando con música tranquila, un baño caliente o una siesta. Si tienes energía, puedes comenzar a adoptar hábitos más saludables, como dejar de fumar o beber alcohol. Pregunta al médico qué tipo de ejercicio puedes hacer durante el embarazo y sigue tomando las vitaminas prenatales que te recomiende o recete.

Semana 5 de embarazo: síntomas

Aunque cada embarazo es único, estos son algunos síntomas que puedes experimentar en la quinta semana:

  • Náuseas. Algunas mujeres comienzan a tener náuseas en la quinta semana de embarazo. Las náuseas pueden ocurrir durante todo el día. Muchas mujeres solo sienten mareo, pero otras incluso vomitan. Para aliviar la sensación, bebe mucho líquido para mantenerte hidratada y evita la comida picante o copiosa. Una buena opción es comer cantidades pequeñas con mayor frecuencia.

  • Manchado o sangrado leve. Tal vez observes algunas manchitas de sangre en la ropa interior a las cinco semanas de embarazo. Si solo son unas gotas, no tienes de qué preocuparte. Seguro que ya sabes que se trata del sangrado de implantación, pero te recomendamos hablar con el médico para que descarte complicaciones. Consúltale también si dura más de dos días, expulsas mucha sangre o tienes dudas.

  • Sensibilidad en los pechos. En torno a las cinco semanas de embarazo el aumento de hormonas puede provocar dolor en los pechos, ya que comienzan a crecer como preparación para la lactancia.

  • Necesidad frecuente de orinar. La necesidad frecuente de orinar puede aparecer en cualquier momento, sobre todo cuando los riñones comienzan a filtrar más líquido debido al aumento del volumen sanguíneo. Aunque este síntoma puede ser molesto, es completamente normal.

  • Fatiga. Es normal que te sientas exhausta. Tu cuerpo está asumiendo el aumento de los niveles de progesterona, por lo que puedes estar más cansada que de costumbre. Evita la cafeína y el ejercicio intenso antes de acostarte, ya que dormirás mejor por las noches. Trata de mantener una rutina, pero no lo lleves al extremo. Es importante encontrar el equilibrio entre las actividades diarias y el tiempo de descanso. No te sientas culpable por tomarte un respiro o echarte una siesta si lo necesitas. Tanto tú como el bebé agradeceréis cada minuto de descanso que te tomes.

  • Cambios de humor. ¿Estás feliz, pero al momento comienzas a llorar? Los cambios de humor son normales cuando estás embarazada. Algunas mujeres los comparan con el peor momento del síndrome premenstrual. Busca formas de distraerte si algún estado de ánimo desagradable interfiere con tu rutina habitual. Prueba a escuchar música o dar un paseo, por ejemplo.

  • Acné. Los cambios hormonales pueden ser los culpables del acné que aparezca como consecuencia del embarazo. Lee sobre acné del embarazo para saber cómo combatir las manchas y las imperfecciones. Recuerda que, sea como sea, lo más probable es que desaparezca cuando nazca el bebé.

  • Síntomas leves o inexistentes. ¿Pasa algo si no tienes síntomas a las cinco semanas de embarazo? Es normal que algunas mujeres se sientan completamente normales en esta etapa o experimenten síntomas pasajeros. En cuanto a la tripa, puede que no haya cambiado o que esté un poco hinchada. Si tienes náuseas graves, puede que pierdas un poco de peso durante el primer trimestre. Consulta al médico si tienes dudas sobre los cambios que estás experimentando o si la falta de síntomas te hace sentir incómoda.

Si este no es tu primer embarazo, lee sobre cómo pueden variar los síntomas de incontinencia.

Semana 5 de embarazo: consejos

  • Piensa bien en la dieta que vas a seguir, ya que debe incluir todo tipo de alimentos saludables. Evita el pescado que pueda contener altos niveles de mercurio (por ejemplo, el tiburón, el pez espada o el atún) y cualquier alimento que no esté cocinado o pasteurizado. Tampoco comas sushi hecho con pescado crudo, ostras ni quesos blandos, como el brie o el feta. Estos alimentos pueden causar enfermedades que os afecten tanto a ti como a tu pequeño.

  • ¿Sientes curiosidad por algún otro síntoma del embarazo? Lee más sobre los síntomas del embarazo.

  • Piensa si quieres compartir la noticia de que estás de cinco semanas con familiares y amigos. Algunas madres prefieren esperar al final del primer trimestre, ya que el riesgo de aborto espontáneo se reduce significativamente. No obstante, otras lo cuentan nada más hacerse el test de embarazo.

  • ¿Tienes gato? Pide a otra persona que limpie el cajón de arena para no contraer toxoplasmosis, que es una infección perjudicial para los bebés que aún no han nacido.

  • Descarga nuestra guía de referencia del embarazo para saber lo que te espera en las semanas y los meses siguientes. Abarca tanto temas de nutrición como preguntas que puedes plantear al médico.

  • Si este es tu primer embarazo, sigue leyendo para saber más sobre los trimestres del embarazo.

  • Comienza a escribir un diario. Es normal sentir muchas emociones mientras te adaptas a la idea de que estás embarazada. Independientemente de que sea una sorpresa o lleves mucho tiempo esperándolo, tus sentimientos pueden ser diferentes de lo que esperabas. De hecho, pueden cambiar de un día para otro. Escribir un diario es una forma de sacar fuera los pensamientos y sentimientos más íntimos. Te ayudará a navegar por los altibajos emocionales en las primeras semanas del embarazo.

  • Aunque todavía no tengas tripa, puede que quieras hacer una sesión de fotos cada mes. Puedes guardarlas para ti o compartirlas en redes sociales cuando estés lista para anunciar el embarazo. Dentro de unos años podrás recordar cómo creció la tripa. Además, a tu pequeño le encantará saber qué aspecto tenía su primer hogar.

Semana 5 de embarazo: consultar al médico

Las visitas prenatales se suelen programar una vez al mes hasta los últimos dos meses de embarazo, momento en el que serán más frecuentes. Estas revisiones regulares te permiten plantear dudas e inquietudes.

  • ¿Existen posibles riesgos para ti según el estado de salud, la edad o los antecedentes familiares?

  • ¿Qué debes hacer si observas un sangrado leve en esta etapa del embarazo?

  • ¿Qué aspecto debe tener el flujo vaginal?

  • ¿Con qué frecuencia debes acudir al médico durante el embarazo?

  • ¿De cuántas semanas estás? ¿Cuál será la fecha de parto?

Semana 5 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Sigue leyendo para saber cómo escoger un ginecólogo si aún no sabes quién será.

  • Concierta tu primera visita prenatal. El médico te hablará sobre tu caso en concreto.

  • Pregunta a quién debes llamar si tu médico no está disponible o está fuera del horario de atención y tienes dudas.

  • Guarda el número del médico en tu teléfono. Pega los números de contacto de emergencia en el frigorífico y añádelos también a tu agenda.

  • Asume que a lo largo del embarazo te sentirás emocionada, preocupada, eufórica y de muchas maneras más.

  • Échate una siesta o date un baño con agua tibia para aliviar los calambres y dolores de espalda.

  • Deja de fumar y beber alcohol si aún no lo has hecho.

  • Aunque sea raro, te recomendamos leer sobre los síntomas de embarazo ectópico.

  • Si quieres obtener más consejos semanales sobre el embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento completos.