Mes 10

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

Mes 10

Bebé

Tu bebé ya tiene 10 meses

El cuidado de la piel (II)

Una piel fantástica y delicada que hay que cuidar.

LA PIEL DE UN BEBÉ SE CONSIDERA LA PIEL PERFECTA. Es suave, tersa y flexible y sin los efectos dañinos de la exposición crónica al sol, el viento y el desgaste diario. Cultiva buenos hábitos de cuidado de la piel mientras tu bebé es pequeño y gozará de una piel saludable en los próximos años.

Hemangiomas.

Los hemangiomas, o angiomas en fresa (tipo de manchas más frecuente), son tumores benignos muy comunes en los bebés. Se presentan hasta en un 2,5% de los recién nacidos y son más comunes en los bebés prematuros y en las niñas.

La mayoría de los hemangiomas se manifiesta dentro de las primeras tres o cuatro semanas de vida, aunque algunos se presentan al nacer. Comienzan como manchas planas rojas o azules en la piel y pueden aparecer en cualquier área. Con el tiempo, se agrandan y se vuelven más gruesos.

Los hemangiomas pueden continuar su crecimiento durante diez meses y hasta un año. Luego entran en una fase de inactividad, seguida rápidamente por la última fase, cuando comienzan a encogerse. Casi la mitad de ellos desaparecerá para cuando el niño cumpla cinco años y entre el 90 y el 95% se habrá ido para cuando cumpla diez años.

Por lo general, el tratamiento es innecesario, a menos que el hemangioma afecte alguna función vital, como por ejemplo si está ubicado cerca de un ojo o de la boca, o bien si sangra frecuentemente. Por lo tanto, si el hemangioma constituye un problema, el pediatra de tu bebé o su dermatólogo pediátrico pueden analizar los posibles tratamientos contigo.

Hora del baño.

Nada es comparable a un bebé recién salido del baño, de manera que puede ser tentador meterlo en la bañera todas las noches. Sin embargo, los bebés no se ensucian mucho: si se limpia meticulosamente en cada cambio de pañal, no necesitaréis bañarlo más de dos o tres veces a la semana.

El baño tampoco debe ser largo, sólo lo suficiente para limpiar cualquier suciedad o piel descamada que se haya acumulado. Cuando el bebé comience a gatear, veréis que necesita baños más frecuentes; sólo recordad que un exceso de jabón puede resecar su piel. Si esto sucede, tratad de hidratarla después de cada baño y utilizad la mínima cantidad de jabón. Además, no permitáis que permanezca sentado mucho tiempo en agua con jabón. Primero que juegue sólo con agua en el baño, luego lavadlo y secadlo.

El mejor jabón para bebés es aquel que no tiene aroma ni desodorante.

Disfrutando al sol.

Desafortunadamente, la mayoría de los efectos que causan envejecimiento y provocan cáncer en la piel se deben a la exposición al sol antes de los veinte años, por lo tanto, es importante proteger la piel del bebé desde ahora.

Conocer la verdad sobre los rayos solares no debe hacer que el placer de estar al aire libre sea menor. Existen tres maneras de proteger su piel del sol:

- Utilizar protector solar sin parabenos de forma habitual para evitar la mayor parte de la radiación dañina. Aplicad abundante protector solar factor 15 o superior en bebés de más de seis meses de edad. En el caso de bebés más pequeños, aplicad sólo un poco en las manos, rostro y pies, si están expuestos al sol. Cubrir estas áreas y/o permanecer en la sombra es el mejor sistema de protección solar.

- Procurar mantenerle fuera del alcance del sol, especialmente entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde.

- Proteger la piel del bebé con ropa y gorras.

Hidratación en cadena.

¿Sabías que cada vez que hidratas tu propia piel también estás contribuyendo a mantener suave y tersa la piel de tu bebé? Dado que estáis tocándoos constantemente, cualquier hidratante que utilices también le llega a él.

En general, las mejores opciones para hidratar la piel de tu bebé son la vaselina o cualquier hidratante simple, sin aromas ni protección solar, con ingredientes como aceite mineral y/o vaselina. Sin importar qué producto elijas, no alternes su uso, de manera que la piel de tu bebé no tenga que adaptarse nuevamente a las diferentes combinaciones de ingredientes de productos distintos.

Sus juguetes.

Una excelente forma de mantener a vuestro hijo interesado en sus juguetes es alternarlos cada cierto tiempo. Cada vez que tenga algo nuevo, coged algunos de sus juguetes antiguos favoritos y guardadlos en el armario durante un par de meses.

Cuando se aburra de los últimos juguetes más recientes, tendrás otro a mano que a vuestro hijo le encantará volver a descubrir. También existe la posibilidad de intercambiar juguetes con otra familia. Lavad bien los juguetes intercambiados y no los dejéis a mano cuando los 'copropietarios' estén jugando juntos o seguro que habrá problemas.

Tal vez te interese:

Toallitas

Toallitas Dodot

Limpieza y cuidado en una sola pasada