A576

Las mentes de casi todos los niños inteligentes de tres años funcionan más rápido que sus bocas, de modo que tartamudean con frecuencia, en especial cuando están cansados, entusiasmados o muy impresionados ante una situación o un hecho determinado. Esto se denomina disfluencia del desarrollo y es algo normal.

  • Ayuda a la niña a relajarse para que así se pueda expresar y esfuérzate al máximo para comprender lo que trata de decir.

  • No le exijas una oración perfecta, ya que esto sólo aumentará la frustración y las dificultades en el habla de tu nieta.

  • El tartamudeo que sí me parece preocupante es aquel que conlleva titubeos en el sonido inicial de una palabra de uso muy frecuente o que es muy prolongado o que le provoca vergüenza al niño. También puede ir acompañado de cambios en el tono de la voz, pestañeo forzado, muecas u otras expresiones faciales que dejan en evidencia un esfuerzo muy grande para hablar.

Si estos signos están presentes, acude en primer lugar al pediatra, quien debería poder ayudarte a identificarlos, y luego a un logopeda. Me gusta mucho cuando los abuelos participan en la solución de los problemas de sus nietos. Comparte tus inquietudes y esta respuesta con los padres de la niña y luego pregúntales si hay algo más en lo que puedas ayudar.