Semana 23 de embarazo

Semana 23 de embarazo: desarrollo del bebé

Te sorprenderá saber que tu bebé puede oír tu voz gracias al reciente desarrollo de su oído. Dale un capricho diario leyéndole, hablándole o cantándole. Tu pareja puede hacer lo mismo.

En la semana 23 de embarazo es probable que tu bebé duerma mucho. La mayor parte de sus horas de sueño (en realidad, el 80 %) las pasará en lo que se denomina sueño de movimientos oculares rápidos o sueño MOR. Durante el sueño MOR, los ojos de tu bebé se mueven y su cerebro está muy activo.

Puede que no hayas pensado demasiado en el líquido que rodea a tu bebé en el saco amniótico, pero en realidad desempeña un papel muy importante: crea el entorno perfecto para que tu bebé se convierta en un recién nacido sano. El líquido ayuda a mantenerlo caliente y protegido mientras crece.

Los expertos recomiendan beber mucha agua durante el embarazo, no solo porque es beneficioso para tu salud en general, sino también porque el agua que bebes ayuda a producir líquido amniótico.

Si estás en la semana 23 de embarazo y esperas gemelos, descubre qué ocurrirá esta semana.

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la semana 23 de embarazo?

En la semana 23, el tamaño del feto será similar al de una berenjena.

Echa un vistazo a esta imagen para saber cómo se están desarrollando las cosas en el interior de tu útero:

Feto en la semana 23 de embarazo

El cuerpo de la madre en la semana 23 de embarazo

En la semana 23 de embarazo puede que ya hayas ganado entre 4,5 y 6,8 kg de peso. Siempre es una buena idea consultar al médico para asegurarte de que tu aumento de peso durante el embarazo es saludable.

Si tu médico determina que estás ganando demasiado peso o que, por el contrario, no estás ganando el suficiente, puede darte consejos para ayudarte a recuperar el rumbo correcto. Por ejemplo, si estás ganando demasiado peso, tu médico puede recomendarte que ajustes tu dieta y que hagas más ejercicio.

Ganar una cantidad saludable de peso durante el embarazo facilitará la pérdida lenta de esos kilos de más después del parto. Si quieres saber más, utiliza nuestra calculadora de aumento de peso durante el embarazo.

En la semana 23 de embarazo ya puedes sentir los movimientos de tu bebé, aunque algunas futuras mamás puede que necesiten algo más de tiempo.

En algún momento de los próximos meses es posible que tu médico te pida que controles los movimientos de tu bebé. Para ello, harás una serie de «recuentos de patadas» cada día. Elige un momento del día en el que tu bebé suele estar activo y anota el tiempo que tarda tu bebé en moverse diez veces.

Consulta al médico si tardas más de dos horas en notar esos diez movimientos o si detectas algún cambio general en el movimiento de tu bebé.

Si te preguntas de cuántos meses estás en la semana 23 de embarazo, aquí tienes la respuesta: ¡estás de unos seis meses! Solo un mes más y ya estarás en la recta final, el tercer trimestre. ¡Lo estás haciendo genial!

NUESTRAS HERRAMIENTAS PARA EL EMBARAZO

Buscador de nombres para bebés

Filtrar por género:

NIÑA

NIÑO

Unisex

Filtrar por tema:

Tierno

Biblico

Flores

Literatura

Semana 23 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la semana 23 de embarazo:

  • Dolores y molestias. A medida que tu vientre crece y aumentas de peso, es normal que sientas algunos dolores y molestias, tanto al moverte como al descansar. Alrededor de la semana 23 de embarazo, es posible que te duelan los músculos o que tengas un ligero dolor de cabeza de vez en cuando. Para aliviar los dolores y las molestias musculares, date un baño caliente, masajéate la zona afectada o aplica una almohadilla térmica al punto dolorido. Si te duele la cabeza, túmbate y colócate una compresa fría en la cabeza. Si sientes un dolor intenso o si el dolor de cabeza no desaparece, visita a tu médico. También debes consultar a tu médico antes de tomar cualquier analgésico que se venda sin receta, aunque lo tomaras antes de estar embarazada.

  • Calambres en las piernas. Es posible que sientas este síntoma si estás embarazada de 23 semanas, dado que es bastante común en el segundo y tercer trimestre. Lo que puedes hacer es masajearte las pantorrillas con movimientos largos hacia abajo y flexionar el pie hacia arriba y hacia abajo. Este movimiento podría hacer desaparecer el calambre de inmediato.

Semana 23 de embarazo: consejos

  • Fíjate en la cantidad de sal que hay en tu dieta y asegúrate de moderar el consumo de alimentos salados. Los expertos recomiendan no consumir más de una cucharadita de sal al día, así que evita los alimentos con un alto contenido en sodio, como las carnes procesadas y las sopas de sobre.

  • Es importante que intentes evitar posibles intoxicaciones alimentarias y que reconozcas sus signos a tiempo, ya que este tipo de enfermedades puede ser peligroso para tu bebé. Generalmente, entre los signos de una intoxicación alimentaria se encuentran los vómitos, la diarrea, la fiebre, los escalofríos, los dolores y los calambres abdominales. Si crees que tienes una intoxicación alimentaria, visita a tu médico de inmediato para que te trate. Por supuesto, lo ideal es evitar la intoxicación. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo hacerlo:

    • No comas marisco ni huevos crudos o poco cocinados.

    • Lava las frutas y verduras crudas antes de comerlas.

    • Lávate bien las manos con agua caliente y jabón, sobre todo después de preparar la comida.

    • Limpia las superficies de la cocina después de cocinar.

    • A menos que se cocinen hasta que estén calientes, evita los embutidos, las carnes frías y el pescado ahumado o en escabeche.

    • Sigue leyendo sobre qué no se debe comer durante el embarazo. Este artículo muestra los riesgos de las intoxicaciones alimentarias y, además, ofrece otros muchos consejos sobre alimentación.

  • Si tu tensión arterial es demasiado alta, tu médico puede sospechar que haya preeclampsia, una complicación del embarazo que se caracteriza por una tensión arterial alta, edema (hinchazón) y proteínas en la orina. Aunque esta enfermedad es más frecuente en el tercer trimestre, puede darse en cualquier momento después de la semana 20 de embarazo y es crucial detectarla a tiempo. Para diagnosticar la preeclampsia, tu médico comprobará tu tensión arterial y analizará los niveles de proteínas de tu orina. Si notas algunos de los síntomas de la preeclampsia (problemas de visión como ver manchas, dolor de cabeza persistente, hinchazón repentina en los pies y las manos, náuseas, aumento repentino de peso o problemas para respirar), visita a tu médico inmediatamente. Si no se trata, la preeclampsia puede provocar una disminución del flujo sanguíneo que llega a la placenta y afectar a los riñones, el hígado, el cerebro y los ojos.

  • Echa un vistazo a los signos de parto prematuro, ¡por si acaso! Un parto prematuro se produce cuando el trabajo de parto se inicia antes de que finalice la semana 37 de embarazo. Si tu médico reconoce con suficiente antelación que te has puesto de parto, puede posponer el nacimiento de tu bebé. De esta forma, tu bebé seguirá un tiempo en el útero y podrá crecer y desarrollarse aún más. Esta es la razón por la que debes estar pendiente de las señales de parto y avisar a tu médico de inmediato si crees que las estás sintiendo. Estas señales son: dolor de espalda constante; flujo vaginal acuoso, mucoso o con sangre; presión en la pelvis; calambres abdominales; diarrea; contracciones regulares; y rotura de aguas.

  • ¿Es tu primer embarazo? Si no, puede ser un buen momento para preparar a los hermanos del bebé para su llegada. Puede que tengan muchas preguntas sobre el lugar del que vienen los bebés, así que prepárate para reacciones inesperadas. En el caso de niños muy pequeños, lo mejor es decirles que estás embarazada cuando te hagan preguntas sobre los cambios de tu cuerpo. Si no estás segura de cuál es la mejor manera de abordar este tema, pide consejo a tu médico.

  • ¿Te planteas ponerle a tu bebé un nombre relacionado con un tema concreto? ¿Te gustan los nombres clásicos? ¿O prefieres los nombres más originales y modernos? ¿O quizás un nombre inspirado en la naturaleza? Echa un vistazo a nuestras listas de nombres para bebés:

Semana 23 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Afectan los ruidos fuertes al desarrollo auditivo de mi bebé?

  • ¿Cómo puedo saber si estoy haciendo correctamente los ejercicios de Kegel?

  • ¿Cuáles son los beneficios de leerle o ponerle música al bebé?

  • ¿Qué cantidad máxima de peso puedo levantar con seguridad en este momento del embarazo? ¿Cuál es la forma más segura de levantar un objeto?

Semana 23 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Te encantará recordar esta época, así que crea recuerdos duraderos organizando una sesión de fotos de tu maternidad cuando tengas energía. Puedes contratar a un fotógrafo profesional o pedírselo a un amigo que sepas que hace fotos preciosas. Puedes formar un corazón con tus manos y colocártelas sobre la barriga, o poner unas minimanoplas sobre tu vientre. Podrías hacer la sesión de fotos en un lugar bonito al aire libre o, si ya está lista, en la habitación del bebé. Además, puedes hacerte algunas fotos individuales y luego otras con tu pareja o con otros seres queridos. Si buscas inspiración, puedes consultar diversas fuentes en Internet para descubrir qué estilo te gustaría que tuviera tu sesión de fotos de maternidad.

  • Si tienes tiempo esta semana, echa un vistazo a nuestro artículo sobre síntomas de problemas en el embarazo que no deberías pasar por alto. Siempre es conveniente estar preparada y saber a qué atenerse.

  • ¿Te preguntas si estás lista para la llegada del bebé? Haz nuestro test. Sea cual sea el resultado, no te preocupes, aún tienes tiempo de prepararlo todo como es debido.

  • ¿Tienes un poco de energía extra y te apetece hacer algo creativo? Puedes buscar en Internet tarjetas para anotar todos los hitos del embarazo y usar tu creatividad para documentar cada mes. Por ejemplo, puedes crear el primer álbum de fotos del bebé y añadir fotos de tu barriga junto con las tarjetas de hitos que utilices. Es un bonito recuerdo que podrás compartir con tu bebé en el futuro. También puedes imprimir esas tarjetas y utilizarlas para compartir tu embarazo con tus seres queridos en las redes sociales.

  • Si quieres obtener más consejos sobre embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento completos.