embarazo gemelar

Así que te ha tocado el gordo... ¡Tendrás dos bebés! Mientras asimilas la nueva noticia, tus pequeños ya están creciendo y preparándose para conocerte. Quizá te resulte útil conocer algunos de los síntomas comunes de los embarazos gemelares que puedes sentir cada semana de esta doble aventura.

Embarazo gemelar: primer trimestre

En las primeras semanas de tu embarazo gemelar, es posible que notes algunos de los signos típicos de los primeros meses de embarazo, como sensibilidad en los pechos, fatiga, náuseas o ausencia de menstruación. Durante el primer trimestre, una prueba de embarazo casera puede confirmar tu corazonada de que estás embarazada, y una ecografía en la consulta del médico indicará que estás embarazada de gemelos. Aunque las primeras semanas son tranquilas, los primeros meses son muy emocionantes. Tus dos bebés pasan de ser un grupo de células a convertirse en un feto diminuto con corazón, médula espinal, cabeza y extremidades. Sigue leyendo para saber más sobre el desarrollo del embarazo y los síntomas que tendrás cada semana durante el primer trimestre.

Semana 3

Después de las tres primeras semanas, quizá empieces a sentir algunos de los síntomas del embarazo. Y cuando se trata de un embarazo gemelar, hay muchas cosas que suceden en tu vientre, que ahora está alimentando a gemelos o mellizos.

  • Gemelos. Cuando un espermatozoide fecunda un óvulo, se convierte en una sola célula llamada cigoto, que tiene 46 cromosomas que determinan el sexo y los rasgos físicos de tu bebé. Cuando un cigoto se divide en dos durante el inicio del embarazo y se convierte en embriones separados, tendrás gemelos. Dado que proceden del mismo cigoto, tendrán los mismos cromosomas y serán del mismo sexo.

  • Mellizos. Si tienes dos cigotos, procedentes de dos óvulos fecundados por distintos espermatozoides, estos hermanos no serán idénticos y pueden ser del mismo o de distinto sexo. Los mellizos son más comunes que los gemelos.

Tipos de gemelos

En resumen

Las primeras semanas de tu embarazo gemelar pueden parecer tranquilas, pero son muy importantes, porque determinarán si vas a tener gemelos o mellizos. Los mellizos provienen de dos cigotos (óvulos fecundados) distintos, mientras que los gemelos provienen de un solo cigoto. Es probable que no sepas que tendrás más de un bebé hasta que te hagan la primera ecografía.

Semana 4

Alrededor de la semana 4 de embarazo se producen algunos acontecimientos importantes, como la implantación. Es entonces cuando puedes notar uno de los primeros síntomas del embarazo: el sangrado de implantación.

  • Implantación en el útero. Alrededor de ocho o nueve días después de la fecundación, la bola de células que se divide rápidamente, conocida como blastocito, se ancla al revestimiento del útero. Cada blastocito, dos en el caso de un embarazo gemelar, se convertirá en un embrión.

  • Crecimiento de las placentas. Alrededor de una semana después, la capa exterior del blastocito empezará a formar una placenta para cada bebé, que le proporcionará alimento a lo largo del embarazo. En algunos casos raros, puede que los bebés compartan una misma placenta.

Semanas 5-8

Cuando se hace un seguimiento de los síntomas del embarazo semana a semana, tanto si estás embarazada de un bebé como si lo estás de dos, entre las semanas 5 y 8 de embarazo pueden aparecer las náuseas y los vómitos (también llamadas náuseas matutinas). Aunque se desconocen sus causas, es posible que la hormona del embarazo, la gonadotropina coriónica humana (hCG), sea un factor importante. A nadie le gusta tener ese desagradable síntoma, que puede ser más grave (aunque no siempre) si estás embarazada de más de un bebé. A pesar de ello, muchas mamás lo consideran una señal de que su embarazo va bien. Esto es importante teniendo en cuenta todo el crecimiento y desarrollo que experimentan tus bebés durante este periodo:

  • El cerebro y la médula espinal de tus bebés empiezan a formarse. En torno a la semana 6 de embarazo, la médula espinal y el cerebro de tus bebés se desarrollan a partir del tubo neural.

  • Los pequeños brazos y piernas también empiezan a formarse. En la semana 8 de embarazo, tus bebés tendrán brotes en sus extremidades similares a unas pequeñas aletas.

  • Se escuchan dos latidos cardíacos. Los tejidos que forman el corazón de tus bebés empiezan a desarrollarse en este momento. Los latidos cardíacos pueden detectarse incluso mediante una ecografía durante este trimestre. La ecografía es la forma en la que la mayoría de las mujeres se enteran de que esperan dos bebés, generalmente alrededor de la semana 12 de embarazo.

  • Todos los órganos principales toman forma. Al final de la semana 8 de embarazo, todos los órganos principales de tus bebés habrán empezado a desarrollarse.

Semanas 9-13

En las últimas semanas del primer trimestre, es posible que te sorprendas al saber qué está ocurriendo en el interior de tu barriga.

  • Los dedos de las manos y de los pies y las uñas empiezan a aparecer. Tus pequeños empezarán a desarrollar los dedos de las manos, seguidos de los deditos de los pies, que van tomando forma; en la semana 12 de embarazo, también empezarán a desarrollarse las uñas.

  • Los rasgos faciales toman forma. En la semana 12 de embarazo, la cara de tus pequeños es menos ancha y está más definida. Tus bebés tendrán párpados y un perfil más desarrollado, con la nariz, los ojos y el labio superior formados.

  • Se forman los brotes dentales. Los futuros dientes de tu bebé ya están en su sitio, pues los brotes dentales se han desarrollado bajo las encías.

En resumen

A medida que avanza el primer trimestre semana a semana, es probable que sientas algunos de los síntomas habituales del embarazo con el desarrollo de tus bebés, como sangrado de implantación, ausencia de menstruación, náuseas, fatiga y sensibilidad en los pechos. Tus bebés están trabajando duro en la formación de las extremidades, el desarrollo de la cara y la formación de dedos de manos y pies, cerebro, médula espinal y otros órganos.

El segundo trimestre de tu embarazo gemelar

Si se observan cada semana, los síntomas de los embarazos gemelares no son muy diferentes de los síntomas de los embarazos de un solo bebé. Sin embargo, a las embarazadas de dos bebés se les suele notar antes la barriga, y durante el segundo trimestre será cada vez más evidente que esperan más de un bebé. También es posible que te sientas más incómoda y cansada o que aumentes más de peso que las mamás con un solo bebé. Es completamente normal; al fin y al cabo, tu cuerpo es el hogar de dos pequeños en desarrollo. Sigue leyendo para saber más sobre el desarrollo y los síntomas que tendrás cada semana durante el segundo trimestre.

Semanas 14-17

El comienzo del segundo trimestre es un momento de gran actividad para tus bebés. Ganan peso y se vuelven más activos. En cuanto a ti, estás al principio del periodo en el que las náuseas matutinas y la fatiga empiezan a desaparecer y te sientes con más energía.

  • Las extremidades se moverán. Tus bebés empezarán a mover los brazos y las piernas, aunque probablemente no sientas nada hasta que no sean un poco más grandes.

  • Los huesos empiezan a endurecerse. Los huesos de tus pequeños empezarán a endurecerse, sobre todo el cráneo y los huesos largos.

  • Es posible que los ojos se muevan. Aunque todavía tienen los ojos cerrados, en la semana 16 de embarazo tus bebés pueden mover lentamente los ojos detrás de los párpados. En este momento, también deberían tener cejas y pestañas.

  • Se forma una capa protectora en la piel. Tus bebés empezarán a desarrollar una capa grasienta y cerosa llamada vérnix, que protege su piel del líquido amniótico.

En resumen

Las náuseas matutinas y el cansancio pueden empezar a desaparecer al principio del segundo trimestre. En el interior de tu barriga, los huesos de tus bebés empiezan a endurecerse y tus pequeños empiezan a mover los brazos y las piernas.

Semanas 18-22

Es posible que aparezcan nuevos dolores y molestias en este momento debido al crecimiento del útero y a los cambios hormonales. Para aliviar estas molestias, añade algo de ejercicio a tu rutina diaria, si tu médico te lo permite. Hacer ejercicio durante el embarazo no solo reduce al mínimo las molestias, sino que también aumenta tu nivel de energía y la circulación sanguínea, lo que beneficia a tus bebés.

  • Puede que tus pequeños se chupen el dedo. Tus bebés desarrollarán el reflejo de succión e incluso pueden llegar a chuparse el dedo.

  • Tus bebés se vuelven activos. En estas semanas, es posible que detectes algún retorcimiento o movimiento similar a un suave aleteo. Pronto, estos movimientos se convertirán en patadas y golpes.

  • Tus bebés oyen. En la semana 18 de embarazo, tus bebés pueden empezar a oír y sus orejas empezarán a sobresalir a los lados de la cabeza.

  • Tus bebés tienen pelo. Justo después de la semana 20 de embarazo, tus pequeños estarán cubiertos por un pelo fino y velloso que los protege, llamado lanugo. Además, les seguirán creciendo las cejas y el pelo de la cabeza.

Semanas 23-27

Es posible que empieces a notar nuevos síntomas en el segundo trimestre a medida que tu embarazo gemelar avanza. Por ejemplo, es posible que sientas contracciones de Braxton Hicks, una señal de que tu cuerpo se está preparando para el parto. Estas contracciones de práctica también reciben el nombre de «parto falso», ya que no son contracciones reales. Tus pequeños también progresan y se preparan para su gran entrada.

  • Tus bebés desarrollan las huellas dactilares. Las arrugas de las palmas de las manos y las plantas de los pies se convierten en huellas.

  • Tus pequeños pueden responder a los sonidos. Quizá se muevan en respuesta a sonidos familiares, como tu voz.

  • Sus pequeños pulmones se desarrollan. En torno a la semana 26 de embarazo, los pulmones se preparan lentamente para realizar movimientos respiratorios. Producen una sustancia llamada surfactante que ayuda a que los sacos aéreos se mantengan inflados, algo necesario para respirar.

En resumen

Durante el segundo trimestre, tus pequeños siguen creciendo rápidamente y progresando en su desarrollo. Es posible que empiecen a chuparse el dedo y a moverse, que les crezca pelo en la cabeza y en el cuerpo (lo que se conoce como lanugo), que respondan a los sonidos, que continúen con el crucial desarrollo de los pulmones, que se formen las huellas dactilares, etc. Será más evidente para los demás que estás embarazada de gemelos y quizá sientas algunas contracciones de Braxton Hicks.

ARTÍCULO RELACIONADO

Embarazo múltiple
Consejos prácticos para los padres de gemelos

El tercer trimestre de tu embarazo gemelar

En el tercer trimestre, entre los síntomas más comunes del embarazo que pueden aparecer semana a semana se encuentran los dolores de espalda y la hinchazón de manos, pies y piernas, por lo que quizá te cueste dormir o caminar. Mientras tanto, tus pequeños se preparan para el gran día. Durante este periodo, oyen sonidos familiares, como tu voz, y quizá se acomoden en la mejor posición para un parto vaginal (ambos bebés con la cabeza hacia abajo). Sin embargo, es posible que un bebé o los dos tengan los pies hacia abajo. Échale un vistazo a esta imagen para hacerte una idea de cómo pueden estar tus bebés en el útero. Y no te olvides de que en los embarazos gemelares hay una mayor probabilidad de necesitar un parto por cesárea o de dar a luz de forma prematura.

embarazo de gemelos posiciones fetales

Aunque hayas utilizado nuestra calculadora de fecha de parto, ten en cuenta que los bebés de un embarazo gemelar nacen más cerca de la semana 35 que de la semana 40, por lo que merece la pena estar preparados. Asegúrate de que tienes el doble de ropa, cunas, toallitas y pañales de los necesarios. Y, dado que el doble de diversión implica el doble del precio, gana dinero y premios descargando Dodot VIP.

En resumen

El tercer trimestre del embarazo pasa muy rápido, ya que los bebés de embarazos gemelares suelen nacer antes, generalmente en torno a la semana 35. También es más frecuente que se realice una cesárea cuando hay más de un bebé. Puedes empezar a prepararte para la llegada de tus pequeños un poco antes para estar lista para darles la bienvenida a su nuevo hogar.
Sigue leyendo para saber más sobre el desarrollo y los síntomas que tendrás cada semana durante el tercer trimestre.

Semanas 28-32

En esta etapa, tu cuerpo produce más sangre de la habitual y tu corazón la bombea rápidamente para hacerla circular por todo tu cuerpo. Y, naturalmente, el tamaño de tu barriga sigue aumentando cada semana, a medida que tus pequeños crecen y se desarrollan.

  • Tus pequeños pueden abrir y cerrar los ojos. Tus pequeños pueden abrir y cerrar los ojos y percibir cambios de luz. Sin embargo, pasarán la mayor parte del tiempo durmiendo, con los párpados cerrados.

  • Su cerebro crece. El cerebro de tus bebés crece rápidamente en esta fase del embarazo. Algunas partes del cerebro ya pueden controlar la temperatura corporal, por lo que tus pequeños ya no dependen únicamente de la temperatura del líquido amniótico para mantenerse calientes.

  • Tus gemelos han terminado su desarrollo principal. En este momento, tus bebés ya habrán completado la mayor parte de su desarrollo y su peso empezará a aumentar rápidamente. En la semana 32 de embarazo, es posible que empiecen a desprenderse del lanugo, el fino vello que cubría sus cuerpos.

Semanas 33-36

Como se ha mencionado anteriormente, es posible que las mujeres con un embarazo gemelar se pongan de parto de forma prematura, por lo que, en este momento del embarazo, estás en la recta final, ¡y tus bebés lo saben!

  • Los pulmones se preparan para respirar. Los pulmones de tus bebés maduran y se preparan para respirar fuera del útero.

  • Los pequeños ganan peso. Durante las últimas semanas del embarazo, los gemelos seguirán acumulando capas de grasa y aumentando de peso. La mayoría de los gemelos nacen más pequeños que los bebés que están solos en la tripa: su peso medio es de 2,3 kg.

  • Prepárate para el parto. La mayoría de las mujeres dan a luz entre las semanas 37 y 42. Sin embargo, si esperas más de un bebé, podrías dar a luz a partir de la semana 35, así que presta atención a cualquier signo de parto y comenta tus opciones con tu médico.

En resumen

Si estás embarazada de gemelos, es probable que el tercer trimestre sea más corto y que el parto se adelante. Por lo tanto, quizá te sientas más fatigada a medida que el tamaño de tu barriga aumenta. Tus bebés se encuentran casi totalmente desarrollados: ganan peso y se preparan para su llegada.

PREGUNTAS FRECUENTES

Tu médico podrá determinar si vas a tener más de un bebé en la primera ecografía, que suele realizarse alrededor de la semana 12.

Es frecuente que el parto de varios bebés tenga lugar antes de la semana 40; de media se produce en la semana 35. Aunque es seguro para tus bebés, quizá tengan que pasar algún tiempo en el hospital. Por supuesto, cada embarazo gemelar es diferente, así que consulta a tu médico para saber cuándo es posible que te pongas de parto y si debes tomar alguna precaución.

No sabrás si estás embarazada de gemelos hasta que tu médico lo confirme con una ecografía durante el primer trimestre.

En muchos embarazos, puedes conocer el sexo del bebé en la ecografía de mitad de embarazo. En el caso de los embarazos gemelares, es posible que tengas que someterte a revisiones y ecografías con mayor frecuencia, por lo que puedes preguntarle a tu médico cuándo sabrá exactamente el sexo de tus bebés.

Conclusiones sobre el embarazo gemelar

¿No esperabas dos por el precio de uno? Tras la sorpresa inicial de un embarazo gemelar, es completamente normal que te sientas muy contenta, abrumada o incluso sorprendida durante un tiempo. Sin embargo, conocer los síntomas de un embarazo gemelar y qué te espera semana a semana puede hacerte sentir más segura en el camino y ofrecerte cierta tranquilidad. En cierto modo, un embarazo gemelar no es tan diferente de un embarazo único. Tendrás una barriga más grande, por supuesto, y es posible que te sientas más cansada o que tengas otros síntomas en mayor medida, pero avanzarás de forma similar con el paso de las semanas y los meses y cuando se acerque la fecha de parto. Sin embargo, el resumen de algunas diferencias importantes que son posibles en un embarazo gemelar incluye lo siguiente:

  • Más revisiones con el médico.

  • Mayor aumento de peso.

  • Parto prematuro.

  • Posibilidad de que tus gemelos tengan que estar algún tiempo en el hospital.

  • Mayor probabilidad de parto por cesárea y de nacimiento prematuro.

Piénsalo de esta manera: aunque un embarazo gemelar es todo un desafío, tener gemelos significa que habrá dos bebés a los que amar y que traerán alegría a tu vida. Aguanta y disfruta del viaje todo lo que puedas. Te sorprenderá descubrir que tu corazón crecerá el doble.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.