Semana 24 de embarazo

Semana 24 de embarazo: desarrollo del bebé

Cuando estás embarazada de 24 semanas, los movimientos de tu bebé pueden parecer más fuertes y notables, y los pinchazos y las patadas se hacen más frecuentes. Sus músculos han ido creciendo y ahora tiene mucho más tono muscular. A las 24 semanas el oído interno de tu bebé está completamente desarrollado. Este órgano controla su sentido del equilibrio y le ayuda a percibir si está o no boca arriba en el útero. Aunque los pulmones de tu bebé ya están formados, no podrán funcionar con normalidad en el mundo exterior hasta que empiecen a producir una sustancia llamada surfactante, lo que tendrá lugar en las próximas semanas, en torno a la semana 26 de embarazo. En la semana 24 de embarazo es posible que notes momentos en los que tu bebé se mueve más, como antes de acostarte, y otros momentos en los que parece que se mueve menos, como cuando está durmiendo. Tu médico puede aconsejarte si debes controlar los movimientos del bebé. Si tu médico te da el visto bueno, hay muchas herramientas en Internet que pueden ayudarte a registrar sus movimientos. Si estás en la semana 24 de embarazo y esperas gemelos, descubre qué ocurrirá esta semana.

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la semana 24 de embarazo?

Ahora que estás en la semana 24 de embarazo, tu feto tiene el tamaño de una mazorca de maíz. Pesa algo más de 0,5 kg y mide más de 20 cm desde la coronilla hasta la rabadilla. Echa un vistazo al aspecto que tiene tu bebé esta semana:

Feto en la semana 24 de embarazo

El cuerpo de la madre en la semana 24 de embarazo

En la semana 24 de embarazo, te queda poco para acabar el segundo trimestre, que termina al final de la semana 27. ¿Te preguntas de cuántos meses estás en la semana 24 de embarazo? Traducido a meses, si estás de 24 semanas, estás al final de los seis meses. Ten en cuenta que hay muchas formas diferentes de dividir las semanas de embarazo en meses. A estas alturas, es posible que hayas engordado unos 4 o 6 kg y que tu barriga siga creciendo día tras día. Con el crecimiento de tu barriga, puedes probar a llevar una faja prenatal o una banda para el vientre para mantener el abdomen bien sujeto cuando hagas ejercicio. Seguir una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad te ayudará a sentirte mejor tanto física como emocionalmente durante el embarazo. Además, si te mantienes en forma, te resultará más fácil perder el peso que hayas ganado más adelante, después del nacimiento de tu bebé.

Semana 24 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la semana 24 de embarazo:

  • Cambios en la piel. Es posible que empieces a notar manchas más oscuras en la piel del cuerpo y la cara debido a los cambios hormonales. Esto ocurre porque se estimulan las células que producen un pigmento llamado melanina. Las manchas marrones de la cara se denominan cloasma y la línea oscura del abdomen recibe el nombre de linea nigra. Estas zonas pigmentadas suelen desaparecer con el tiempo tras el nacimiento del bebé. Los expertos afirman que evitar una exposición excesiva al sol y utilizar protectores solares puede ayudar a reducir el cloasma. A medida que tu cuerpo crece, también puedes ver líneas donde la piel se estira. Las estrías del embarazo suelen aparecer en zonas como el vientre, las nalgas y los pechos. Las estrías no se pueden evitar, pero pueden desaparecer con el tiempo tras el nacimiento del bebé. Es posible que también sientas picor cuando se te estira la piel. Aplicar una crema hidratante puede ayudar a reducir la sensación de picor.

  • Dolor del ligamento redondo. Es posible que sientas dolor en uno o ambos lados del abdomen o en la zona de la cadera. Puede tratarse de un dolor de ligamentos redondos, algo bastante frecuente durante el embarazo. Se produce porque los ligamentos que mantienen el útero en su sitio se están tensando y estirando. Hacer estiramientos suaves y cambiar de posición ayuda a reducir el dolor. Si el dolor se vuelve demasiado intenso, aparece acompañado de otros síntomas como fiebre o sangrado, o te preocupa, ponte en contacto con tu médico para que te examine.

  • Problemas para dormir. El tamaño de tu vientre en la semana 24 de embarazo puede hacer que sea difícil encontrar una postura cómoda para dormir. Usar almohadas extras puede ayudarte. Intenta dormir de lado con las rodillas dobladas, y con una almohada entre las piernas y otra debajo del vientre para apoyarte.

  • Mareos y pérdida del equilibrio. El crecimiento de tu barriga afecta a la distribución del peso, lo que hace que sea más fácil que pierdas el equilibrio. Además, los cambios en la circulación pueden hacer que te sientas mareada o aturdida. Tomar algunas medidas, como moverte despacio (sobre todo cuando te levantas o cambias de postura), beber mucha agua y mantenerte hidratada, puede ayudar. Si te sientes mareada, túmbate de lado a ser posible. Si estás preocupada, pídele consejo a tu médico.

  • Calambres en las piernas. ¿Has sentido últimamente contracciones dolorosas en los músculos de la pantorrilla o del pie? No es raro sentir este tipo de calambres en la semana 24 de embarazo. De hecho, es posible que este síntoma aparezca de vez en cuando hasta el día en el que nazca el bebé. Aunque los expertos no saben cuál es la causa precisa de los calambres en las piernas durante el embarazo, todos coinciden en qué hacer para aliviarlos. Estira los músculos de las pantorrillas antes de irte a dormir por la noche, mantente en forma haciendo ejercicio regularmente y bebe mucha agua para reducir los calambres. Sigue leyendo para saber más sobre la importancia del ejercicio y los estiramientos en el embarazo.

NUESTRAS HERRAMIENTAS PARA EL EMBARAZO

Buscador de nombres para bebés

Filtrar por género:

NIÑA

NIÑO

Unisex

Filtrar por tema:

Tierno

Biblico

Flores

Literatura

Semana 24 de embarazo: consejos

  • A medida que te crece el vientre, quizás tu pareja y tú os preguntáis si es seguro mantener relaciones sexuales. Si el embarazo avanza con normalidad, es probable que no haya ningún problema a la hora de mantener relaciones; no obstante, si existen complicaciones, es probable que tu médico te recomiende no tener relaciones. Dado que la situación de cada persona es única, la mejor persona a la que puedes preguntar es tu médico. Para saber más sobre este tema, en Internet hay muchos artículos sobre las relaciones sexuales durante el embarazo. Habla también de este tema con tu pareja. Ten en cuenta que durante el embarazo tu deseo sexual y el de tu pareja pueden variar.

  • Normalmente, la prueba de tolerancia a la glucosa se realiza entre las semanas 24 y 28 de embarazo. Esta prueba ayudará al médico a evaluar el riesgo de que padezcas diabetes gestacional. El médico te aconsejará si debes realizarte esa prueba. Para saber más, lee nuestro artículo sobre diabetes gestacional.

  • A medida que tu vientre aumente de tamaño, tendrás que hacer ciertos ajustes en tu rutina diaria como, por ejemplo, la forma en que te abrochas el cinturón de seguridad para protegeros a ti y a tu bebé. La correa inferior del cinturón de seguridad debe colocarse por debajo del vientre apoyada cómodamente sobre los huesos de la cadera. Sitúa la correa superior en el centro del pecho, no debajo del brazo. Evita siempre colocar el cinturón de seguridad por encima del vientre.

  • Es importante que te mantengas hidratada, aunque a muchas personas les cuesta beber lo necesario al día. Como futura mamá, necesitas mucha agua para mantenerte sana y ayudar a tu bebé a crecer. Los expertos recomiendan beber unos 10 vasos de líquido al día. La mayor parte de líquido que ingieras debe ser agua, pero también puedes tomar zumo o café de vez en cuando. Si normalmente se te olvida beber durante tu ajetreado día, configura un recordatorio en el teléfono que te avise de que tienes que beber un vaso de agua cada pocas horas. Descárgate una aplicación de hidratación que haga un seguimiento de tu ingesta y te recuerde si te quedas atrás, o proponte beber un número determinado de botellas de agua al comenzar el día y anímate a terminártelas todas.

  • Puede ser buena idea empezar a hablar sobre tus preferencias para el parto con tu médico, tu matrona o la persona que te acompañará en ese momento. Tu compañero de parto puede ser tu pareja, un amigo de confianza o un ser querido. Cuanto más sepan tu médico y la persona que te acompañará sobre tus preferencias personales y el tipo de parto que te gustaría tener, mejor podrán apoyarte cuando llegue el momento. La persona que te acompañe puede apoyarte para que te sientas más cómoda con masajes, y ofreciéndote mucho ánimo y apoyo emocional. Todavía queda tiempo para mantener estas conversaciones y, si así lo decides, redactar un plan de parto, pero ya es buen momento para tratar el tema.

  • Aunque aún quedan unos meses para la llegada del bebé, y es posible que casi un año para que pueda gatear y caminar, el segundo trimestre de embarazo es un buen momento para empezar a preparar vuestro hogar a prueba de bebés. La razón es que ahora es posible que tengas energía para ello, mientras que una vez que nazca el bebé, tendrás otras muchas cosas en la cabeza. Echa un vistazo a nuestros consejos sobre cómo preparar la casa para el bebé. Recuerda que, si bien puedes quitarte de encima algunas cosas ahora (como asegurar los cables eléctricos y añadir cerraduras a prueba de niños a los armarios inferiores), la adaptación del hogar a los bebés es una tarea continua y tendrás que revisarla antes de que tu pequeño empiece a gatear.

  • Puede que estés sintiendo cosas extrañas que no seas capaz de identificar. Tal vez tengas sueños raros o te cueste mantener la concentración cuando normalmente estás muy atenta a todo. Sigue leyendo sobre la amnesia del embarazo y los sueños vívidos para distinguir la realidad de la ficción y averiguar por qué puede estar ocurriéndote esto.

Semana 24 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Hay alguna revisión o prueba que deba programar en lo que queda de trimestre?

  • ¿Debo filtrar el agua del grifo que vaya a beber?

  • ¿Debo comer más cantidad de algún alimento específico? ¿Hay algún alimento que deba evitar?

  • ¿Debo ponerme alguna vacuna durante el embarazo? ¿Cuándo es el mejor momento para hacerlo y asegurar la mayor protección tanto para mí como para el bebé?

  • ¿De qué forma se puede aliviar el malestar durante el embarazo?

Semana 24 de embarazo: cosas que debes hacer

  • ¿Te sientes estresada? Mímate con un masaje prenatal. Busca un masajista especializado en futuras mamás.

  • Las próximas semanas pueden ser una buena oportunidad para viajar antes de que nazca el bebé. Viajar suele resultar más difícil tras las 28 semanas de embarazo, ya que caminar mucho puede ser agotador y estar sentada durante mucho tiempo puede hacerte sentir incómoda. Si te has planteado hacer una escapada, empieza a organizar unas vacaciones de última hora. No es mala idea comentar tus planes con el médico. En Internet hay mucha información sobre este tema.

  • Durante el tercer trimestre de embarazo tendrás muchísimas cosas en la cabeza, así que aprovecha ahora para adelantar algunas, como planificar las fotos que te gustaría hacerle a tu recién nacido. En Internet encontrarás consejos sobre cómo hacer unas buenas fotos al bebé en el hospital.

  • Si quieres obtener más consejos sobre embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento completos.