Semana 25 de embarazo

Semana 25 de embarazo: desarrollo del bebé

En la semana 25 de embarazo el bebé está empezando a engordar. Al estar ganando grasa cada día, las arrugas de la piel se le están suavizando. En el cerebro del bebé, el córtex está formando capas. La mayor parte de la acción sigue estando controlada por otras zonas cerebrales desarrolladas mucho antes. Además del cerebro, hay otras partes del sistema nervioso aún en desarrollo. Este importante sistema es el que ayudará a tu bebé a aprender a recibir información del mundo exterior, así como a procesarla y a reaccionar. ¿Te has preguntado alguna vez si tu bebé puede oírte? Su audición se está desarrollando rápidamente y en la semana 25 de embarazo puede incluso empezar a responder a sonidos familiares como tu voz moviéndose o cambiando de posición. ¡Haz la prueba! Ahora, tu pareja y tú podéis cantarle o leerle para que se acostumbre a vuestras voces. Puede que notes que en ciertos momentos del día tu bebé está más o menos activo, pero en general, en la semana 25 de embarazo es más probable que sientas sus movimientos cuando estás quieta. ¿Quieres estar al día de cómo evolucionáis tu bebé y tú durante las últimas semanas del segundo trimestre? Para saber más sobre el desarrollo de tu bebé, consulta nuestra guía de referencia del segundo trimestre.

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la semana 25 de embarazo?

En la semana 25 el tamaño del feto será similar al de una calabaza bellota. A tu bebé le suceden muchas cosas. Te damos una idea del aspecto que puede tener esta semana:

Feto en la semana 25 de embarazo

El cuerpo de la madre en la semana 25 de embarazo

Te estás acercando rápidamente al tercer trimestre y tu bebé crece día a día, lo que significa que tú también. En la semana 25 de embarazo el tamaño de tu vientre puede medirse por la altura del fondo uterino, que es la distancia entre el pubis y la parte superior del útero (probablemente alrededor de unos 25 cm). Tu médico medirá la altura del fondo uterino en tu próxima visita. En este momento, el útero en crecimiento también ejerce una mayor presión sobre el estómago y otros órganos, lo que puede provocar problemas de digestión e incluso estreñimiento. ¿Te preguntas de cuántos meses estás en la semana 25 de embarazo? En función de cómo se repartan las semanas, podrías estar acercándote al sexto o séptimo mes de embarazo.

NUESTRAS HERRAMIENTAS PARA EL EMBARAZO

Buscador de nombres para bebés

Filtrar por género:

NIÑA

NIÑO

Unisex

Filtrar por tema:

Tierno

Biblico

Flores

Literatura

Semana 25 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la semana 25 de embarazo:

  • Ciática. A medida que el útero crece, puede ejercer presión sobre el nervio ciático, lo que provoca dolor de cadera y lumbar en la semana 25 de embarazo o más adelante. Para aliviar el dolor, puedes aplicar una bolsa de hielo o de frío en esa zona. También puedes preguntar a tu médico qué ejercicios de estiramiento pueden ayudarte. Antes de tomar cualquier analgésico de venta sin receta, asegúrate de preguntarle a tu médico si es seguro que te lo tomes. En cualquier caso, estos dolores suelen desaparecer después del parto. Hasta entonces, si sientes entumecimiento en los pies o las piernas, o si nada de lo que hagas te ayuda a aliviar el dolor, comunícaselo a tu médico de inmediato.

  • Estreñimiento. En este punto del embarazo, el crecimiento del útero puede provocar que este ejerza presión sobre el recto. Esta presión, sumada a unos niveles más altos de la hormona progesterona, puede causar estreñimiento, lo que a su vez puede provocar movimientos intestinales poco frecuentes que dificultan el proceso de evacuación. Si tomas suplementos de hierro, ten en cuenta que estos también pueden provocar estreñimiento. Para evitar el estreñimiento o aliviar las molestias, mantente hidratada y asegúrate de ingerir suficiente fibra en forma de frutas, verduras, y pan o cereales integrales. Caminar y hacer otras formas de ejercicio también puede ayudar a la digestión. Consulta al médico antes de empezar un programa de ejercicio.

  • Reflujo de ácido. Esa misma hormona del embarazo (hablamos de ti, progesterona) puede relajar la válvula que protege la entrada al estómago y permitir que el contenido del estómago suba hacia el esófago, lo que provoca acidez estomacal. Si tienes esta afección, intenta hacer comidas más pequeñas y frecuentes, y eliminar los alimentos picantes y aquellos que te provoquen acidez. Quizás te interese saber más sobre qué alimentos no debes tomar durante el embarazo.

  • Calambres en las piernas. Algunas futuras mamás sienten molestos calambres en las piernas durante el segundo trimestre, y no es raro que estos calambres se produzcan por la noche. Haz ejercicio moderado y estira los músculos de las pantorrillas antes de acostarte para intentar reducir las molestias. Darte un baño caliente o aplicar una bolsa de hielo también son métodos que pueden aliviarte si sientes calambres en las piernas en la semana 25 de embarazo.

Semana 25 de embarazo: consejos

  • ¿Has pensado si quieres utilizar algún tratamiento para el dolor durante el parto? Existen numerosas opciones, como fármacos analgésicos y anestesia e incluso otros métodos de alivio sin fármacos. Pregúntale a tu médico qué opciones tienes y ten en cuenta que siempre podrás cambiar de opinión más adelante. Para abordar este tema de forma diferente, existen cuestionarios sobre el alivio del dolor durante el parto que puedes consultar en Internet.

  • Es posible que algunos amigos o incluso desconocidos te hagan comentarios bienintencionados al verte la barriga de embarazada. No te sientas obligada a responder y ofrecer detalles sobre tu embarazo, como el tamaño de tu vientre a las 25 semanas, el peso, los hábitos de alimentación y el ejercicio, ya que eso solo es cosa tuya y del médico. Si esas preguntas o comentarios te hacen sentir incómoda, puedes responder con un simple «gracias por tu interés».

  • Si los dolores y las molestias te desaniman, considera la posibilidad de realizar cambios en tu rutina de ejercicios. Tener a mano una herramienta como una pelota de ejercicios es genial para hacer ejercicio durante el embarazo, ya que te ayudará a estirar y tonificar la espalda, los brazos y los hombros, entre otras partes de tu cuerpo. Pídele consejo a tu médico sobre qué ejercicios fáciles y seguros puedes hacer con la pelota. Algunas futuras mamás creen que los ejercicios suaves de yoga también ayudan con las molestias.

  • Si aún no lo has hecho, apúntate a una clase para padres en la que expliquen los cuidados que necesita un recién nacido. Una de las cosas más importantes que debes aprender es cómo dormir a tu bebé para reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Para empezar, el bebé debe estar siempre boca arriba, sobre una superficie firme y sin mantas ni juguetes en la cuna. Sigue leyendo sobre cómo reducir el riesgo de SMSL.

  • Si vas a celebrar una fiesta del bebé en el tercer trimestre, ¡es hora de hacer la lista de regalos! La persona que organice la fiesta deberá incluir los detalles en las invitaciones y enviarlas con bastante antelación para que los invitados tengan tiempo de reservar la fecha y comprar un regalo. Nuestra lista de regalos te servirá para comprobar si has incluido todo lo necesario en la lista.

  • En Internet puedes consultar las opiniones de algunos de los productos para bebés en los que estás interesada o que ya has adquirido. Puedes preguntar a otras personas para saber cuáles son sus productos favoritos, desde asientos para el coche hasta cochecitos... ¡O incluso el mejor biberón! Consulta varios artículos con opiniones y recomendaciones de productos.

Semana 25 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Necesitaré una prueba de glucosa? Si no lo has hecho ya en las etapas anteriores del embarazo, es posible que tu médico quiera que te realices una prueba de tolerancia a la glucosa en algún momento entre esta semana y la semana 28 para evaluar el riesgo de diabetes gestacional.

  • ¿Es normal un poco de sangrado vaginal? El sangrado en este momento del embarazo puede deberse a algo sin importancia, como una inflamación del cuello uterino, pero visita a tu médico siempre que tengas algún tipo de sangrado.

  • ¿Qué hay que saber sobre el parto prematuro? Tu médico puede informarte sobre los signos a los que debes prestar atención y aconsejarte sobre qué debes hacer si sientes alguno de los síntomas.

  • ¿Se recomiendan las ecografías en 3D o 4D?

  • ¿Durante cuánto tiempo puedo seguir trabajando?

Semana 25 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Investiga tus opciones y habla con el médico sobre las posibilidades que tienes de alivio del dolor durante el parto.

  • Si aún no lo has hecho, apúntate a una clase de preparación al parto y, si es posible, que te acompañe tu pareja. Estas clases te prepararán para el parto y también serán útiles para tu pareja.

  • Empieza a planificar la baja por maternidad.

  • Infórmate sobre los bancos de sangre de cordón umbilical y habla con tu médico si crees que te puede interesar.

  • Hay muchas herramientas en Internet que pueden ayudarte a registrar los movimientos del bebé de forma que estés lista para empezar a controlar sus movimientos cuando el médico te lo indique. Es muy sencillo: solo tienes que anotar la hora de inicio y fin, así como cada movimiento que sientas. Tu médico también puede darte una idea de lo que debes tener en cuenta al controlar los movimientos de tu bebé.

  • Si quieres obtener más consejos semanales sobre el embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento completos.