Semana 38 de embarazo

Semana 38 de embarazo: desarrollo del bebé

Queda muy poco para que conozcas a tu pequeño, que seguirá creciendo hasta que llegue ese momento. Por ejemplo, en estas últimas semanas, su cerebro se desarrollará aún más. De hecho, puede crecer un tercio de su tamaño entre las semanas 35 y 39. ¡Está hecho un genio! El hígado también terminará de formarse en esta etapa. Cuando el bebé nazca, sus primeras deposiciones se llamarán meconio. Esta sustancia pegajosa de color negro verdoso comienza a acumularse en sus intestinos mientras está en el útero. Se forma a partir de materiales de desecho como las células muertas de la piel y el lanugo, que es el vello corporal fino que se desprende. Aunque todavía faltan un par de semanas para la fecha de parto prevista, el bebé puede llegar en cualquier momento. Recuerda que solo el 4 % de las madres dan a luz el día que estima el médico. Las mujeres embarazadas de gemelos o más niños suelen dar a luz antes que las que solo llevan un bebé. Presta atención a las señales de parto si tienes un embarazo múltiple.

NUESTRAS HERRAMIENTAS PARA EL EMBARAZO

Buscador de nombres para bebés

Filtrar por género:

NIÑA

NIÑO

Unisex

Filtrar por tema:

Tierno

Biblico

Flores

Literatura

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la semana 38 de embarazo?

Estos días el feto tendrá un tamaño similar al de un ruibarbo (es decir, pesará aproximadamente 3 kg). Echa un vistazo a esta imagen para saber qué posición puede tener tu bebé en la semana 38 de embarazo:

Feto en la semana 38 de embarazo

El cuerpo de la madre en la semana 38 de embarazo

Si te preguntas de cuántos meses estarás en la semana 38 de embarazo, probablemente estés en el noveno o décimo mes, ya que las semanas no encajan de forma exacta con los meses. Lo creas o no, estos días puede que sigas aumentando de peso. Si tu índice de masa corporal (IMC) era normal antes de quedarte embarazada, es probable que aumentes entre 0,2 y 0,5 kg por semana durante el tercer trimestre. La tripa puede impedirte moverte o dormir bien por las noches, pero ya no queda nada para llegar a la meta. Para saber más sobre el peso que debes ganar durante estas últimas semanas, usa nuestra calculadora de aumento de peso durante el embarazo. Hacer deporte es algo más complicado para algunas madres en este punto. Si es tu caso, prueba a hacer ejercicios de respiración como preparación para el parto. Estos ejercicios no solo eliminan el estrés, sino que también son útiles te enseñan a gestionar el dolor y las molestias durante el parto.

Semana 38 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la semana 38 de embarazo:

  • Necesidad frecuente de orinar. A medida que el bebé y el útero crecen, ejercen más presión sobre la vejiga, por lo que es probable que debas ir al baño con más frecuencia. Aunque sea molesto, no dejes de beber agua.

  • Presión en la pelvis. Tu cuerpo se está preparando para el parto de muchas formas. Cuando el bebé descienda hacia la pelvis, notarás más presión en esta zona, la vejiga y las caderas. El organismo produce una hormona llamada relaxina que afloja los ligamentos, los músculos y las articulaciones como preparación para el parto. Esto también causa dolor de espalda o pelvis, sobre todo si queda poco para el parto. Evita estar de pie tanto como sea posible, muévete despacio y date un baño con agua tibia si te sientes incómoda.

  • Pies y tobillos hinchados. Tu cuerpo producirá y retendrá más líquido que de costumbre. Como consecuencia, puedes notar hinchazón (también conocida como edema) en las manos y las piernas. Para aliviar las molestias te recomendamos poner los pies en alto, beber más agua para eliminar el exceso de líquido y usar ropa o zapatos cómodos. Algunas madres también usan medias de compresión. Si se te hinchan de repente la cara o las manos, consulta al médico, ya que podría ser síntoma de una afección llamada preeclampsia.

  • Náuseas. Es posible que vuelvas a sentir náuseas leves en la semana 38 de embarazo, que pueden ser señal de que te has puesto de parto. Si te mareas, ingiere cantidades más pequeñas con mayor frecuencia. Es mejor tomar alimentos ligeros, como plátano, arroz o tostadas.

  • Contracciones. En la semana 38 de embarazo puede que tengas contracciones de Braxton Hicks. Estas contracciones de práctica son irregulares y suelen desaparecer al cambiar de posición. En cambio, las contracciones de parto reales son regulares y ocurren cada vez con más frecuencia. Aumentan de fuerza e intensidad y avanzan desde la parte posterior hasta la parte frontal del abdomen. Mide las contracciones para saber si estás teniendo contracciones reales o de Braxton Hicks. ¿Quieres saber qué se siente al tener contracciones? Lo mejor es preguntar a otras madres.

Semana 38 de embarazo: consejos

  • ¿Has considerado todas las opciones para el parto? Si no es así, consulta al médico. Los analgésicos suelen disminuir el dolor, pero no lo eliminan, mientras que los anestésicos bloquean la sensación. Una opción muy popular es la epidural, pero te recomendamos consultar al médico para saber cuál es la opción más adecuada según tu situación. Si has asistido a clases prenatales, es probable que te enseñasen varias técnicas, como los métodos Lamaze, Bradley y Read. Considera todas las opciones y comenta tus preferencias con el médico.

  • Piensa si quieres que alguien te acompañe durante el parto. Puede ser tu pareja, un familiar, un amigo o un profesional (por ejemplo, una doula). Te apoyará a nivel emocional y te animará durante el tiempo que estés en la sala. También puede ayudarte de forma práctica cronometrando las contracciones o dándote un masaje relajante. Varios estudios médicos demuestran que las madres que reciben apoyo continuo durante el parto tardan menos en dar a luz y requieren menos analgésicos. Sea como sea, no estarás sola cuando llegue el gran día. El personal del hospital o la clínica de maternidad te acompañará a cada paso.

  • Investiga las políticas sobre alimentación y bebida durante el parto. Si van a practicarte una cesárea, deberás ayunar antes de la intervención. El médico te dará más información sobre el tiempo de ayuno. En el caso de un parto vaginal, normalmente te dejarán beber durante el parto, pero no comer. Consulta al médico o el personal del hospital con antelación para estar segura.

  • Según el momento en que leas esto, puede que te queden días para que el embarazo llegue a término completo. ¡Enhorabuena! Se considera que el embarazo ha llegado a término al comenzar la semana 39.

  • Si vas a dar el pecho a tu hijo, quizás quieras buscar ayuda. Una asesora de lactancia te ayudará a familiarizarte con las dificultades asociadas a esta práctica, como el agarre o el dolor en los pezones. Puedes buscar en Internet, preguntar al médico y la matrona o pedir consejo a tus amigas.

  • Dedica un tiempo esta semana a leer sobre el posparto. Saber lo que te espera te hará sentir más preparada. Hemos recopilado algunos artículos que pueden interesarte:

Semana 38 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Hay algo que pueda hacer en este momento de cara al parto?

  • ¿Es seguro tener relaciones sexuales en las últimas semanas de embarazo?

  • ¿Qué se recomienda si el bebé está de nalgas?

  • ¿En qué casos se recomienda inducir el parto? ¿Es común hacerlo en la semana 38 de embarazo?

  • ¿A quién debo llamar si creo que estoy de parto? ¿Lo hago cuanto antes o espero un rato?

  • ¿Puedo dar el pecho si tengo implantes o me he sometido a una cirugía mamaria?

  • ¿Cuánto tardaré en poder dar el pecho tras dar a luz?

  • Si las cosas van bien, ¿cuándo me darán el alta en el hospital?

Semana 38 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Si aún no lo has hecho, pregunta al médico cuándo debes solicitar la prueba de estreptococos del grupo B. Es una prueba ordinaria para comprobar si tienes esta bacteria en tu organismo y recetarte un tratamiento en caso de que vayas a tener un parto vaginal.

  • Es posible que ya hayas comenzado a preparar la bolsa del hospital, pero te falten por guardar algunas cosas como el cargador del móvil y el cepillo de dientes. Haz una lista o echa un vistazo a este artículo “¿Qué cosas llevar al hospital?” para que tu pareja y tú no os olvidéis nada antes de ir al hospital.

  • Si aún no lo has hecho, instala la sillita del bebé para volver a casa de forma segura.

  • Dado que la fecha de parto está cerca, te recomendamos ver vídeos de clases prenatales si no has podido asistir de forma presencial a ninguna.

  • Puedes preguntar a otras personas para saber cuáles son sus productos para bebés favoritos. Si vas a dar el pecho, busca cuáles son los mejores sujetadores de lactancia y sacaleches. Si, en cambio, vas a alimentar a tu bebé con leche de fórmula, busca opiniones en Internet para encontrar la mejor opción.

  • Dedica un rato a mimarte y cuidarte, ya que con la llegada del bebé no tendrás mucho tiempo para ello. Puedes cortarte el pelo o hacerte la manicura.

  • Si quieres obtener más consejos semanales sobre el embarazo, regístrate aquí:

LISTA DE LA BOLSA PARA EL HOSPITAL

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.