Semana 39 de embarazo

Semana 39 de embarazo: desarrollo del bebé

El embarazo por fin ha llegado a término completo. El final del tercer trimestre está cada vez más cerca. Los pulmones y el cerebro del bebé seguirán desarrollándose después del nacimiento. De hecho, el cerebro no alcanzará su tamaño completo hasta que cumpla dos años y los pulmones no madurarán hasta los tres. En estos días los pulmones fabricarán surfactante para evitar que los alvéolos se queden pegados cuando respire por primera vez. Tu pequeño no tendrá mucho espacio para girar en el útero. Si has notado algún cambio en sus movimientos, probablemente sea por eso. Consulta al médico si algo te preocupa para quedarte tranquila.

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la semana 39 de embarazo?

En la semana 39 de embarazo el tamaño del feto será similar al de una sandía. Sin embargo, cada bebé es diferente. En tu tripa hay muy poco espacio ya. Echa un vistazo a esta imagen para saber qué posición puede tener tu bebé estos días:

Feto en la semana 39 de embarazo

El cuerpo de la madre en la semana 39 de embarazo

Seguro que ya estás más que lista para que nazca tu hijo. Algunas madres tienen dificultades para caminar, ya que el bebé y la barriga suponen mucho peso. Muévete despacio y descansa todo lo que puedas. En caso de tener problemas para conciliar el sueño, descansa o échate una siesta durante el día. Si te preguntas de cuántos meses estarás en la semana 39 de embarazo, probablemente sea de nueve o diez, ya que las semanas no encajan de forma exacta con los meses. Tu útero ha aumentado de tamaño a lo largo del embarazo. Comenzó pesando 0,05 kg antes de quedarte embarazada, pero ahora ha alcanzado 1,1 kg. Tras dar a luz volverá a su tamaño y posición habituales. Esto sucederá cuando hayan pasado unas seis semanas.

Semana 39 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la semana 39 de embarazo:

  • Problemas para dormir. En la recta final del embarazo puede costarte dormir por las noches. El tamaño del abdomen impide encontrar una posición cómoda, y los nervios y la ansiedad tampoco ayudan mucho. Haz que tu dormitorio sea un lugar en el que te guste estar. Coloca almohadas extra y usa un perfume para sábanas agradable.

  • Expulsión del tapón mucoso. En la semana 39 de embarazo la expulsión del tapón mucoso puede indicar que falta poco para el parto, tal vez horas o días. El tapón mucoso es un flujo claro, rosado o con algo de sangre que sella el cuello uterino durante el embarazo y mantiene las bacterias a raya. Algunas madres no se enteran de que lo han expulsado, pero otras sí. Si la secreción es diferente a la que acabamos de describir, consulta al médico inmediatamente.

  • Rotura de aguas. Ya lo avisan en las películas: romper aguas es sinónimo de dar a luz. Básicamente, sucede cuando el saco amniótico que rodea al bebé se rompe y el líquido amniótico gotea, suele indicar que el parto ha comenzado. Llama al médico cuando rompas aguas para que te diga qué hacer. Si el líquido amniótico huele mal o tienes fiebre, coméntaselo, ya que puede ser un síntoma de corioamnionitis.

  • Preeclampsia. A algunas madres se les diagnostica este trastorno de la presión arterial en las últimas semanas de embarazo. Algunos síntomas posibles en la semana 39 de embarazo incluyen hinchazón en la cara o las manos, dolor de cabeza, náuseas o vómitos, aumento repentino de peso, dificultad para respirar y cambios en la visión. Aunque el médico habrá controlado tu presión arterial periódicamente durante el embarazo, debes avisarle si tienes alguno de estos síntomas.

Semana 39 de embarazo: consejos

  • Si crees que puedes estar de parto, comienza a medir las contracciones para asegurarte de que no son contracciones de Braxton Hicks. En las primeras fases del parto tendrás contracciones en intervalos de 5 a 15 minutos, y cada una de ellas durará entre 60 y 90 segundos. Si son regulares y no desaparecen al cambiar de posición, llama al médico. A medida que avanza el parto, las contracciones son más frecuentes y aumentan de intensidad. En Internet puedes descargar tablas que te ayuden a medirlas.

  • En algunos casos, el médico puede recomendar inducir el parto porque el bebé o la madre tengan alguna enfermedad, el parto no avance como debería o se haya superado la fecha prevista. El médico te explicará el procedimiento, los riesgos y las ventajas según tu situación de ser necesario, aunque no sea lo que habías planeado.

  • Durante el parto descubrirás que algunas posiciones son más cómodas que otras. Por ejemplo, algunas madres dan a luz en una cama apoyando los pies en los estribos, mientras que otras usan una silla de parto o un taburete en caso de que el hospital o la clínica de maternidad lo permitan. Si tienes la opción, puedes solicitar una pelota para balancearte hacia adelante y hacia atrás cuando tengas contracciones. También puedes ponerte en cuclillas, levantarte o arrodillarte si el personal del hospital lo autoriza. Quizás hayas redactado un plan de parto para indicar cómo quieres que se desarrolle y algunas técnicas para sentirte más cómoda. No obstante, tus preferencias pueden cambiar durante el parto, por lo que debes ser flexible. Echa un vistazo a esta imagen con posiciones para dar a luz:

posiciones de parto
  • Llegados a este punto, tus seres queridos comenzarán a contarte las experiencias que han vivido en relación con el parto. Tu amiga insistirá en que se puso de parto tras comer algo picante, y un pariente te sugerirá mantener relaciones sexuales, tomar aceite de ricino o pasear para provocar el parto. Sea como sea, no hay pruebas médicas de que todo esto acelere el proceso de parto. Ninguna, de verdad. Si tienes dudas sobre cuándo te pondrás de parto, consulta al médico.

  • Todavía tienes tiempo para hacer algunas compras y reunir las cosas que te faltan para el recién nacido. Busca en Internet listas de productos esenciales para asegurarte de que lo tienes todo.

  • ¿Qué te espera después de dar a luz? Busca información sobre lo que sucederá después de dar a luz para estar más tranquila. A continuación, te mostramos algunos artículos muy útiles:

Semana 39 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Cuánto debería moverse el bebé en las últimas semanas de embarazo?

  • Si el bebé está de nalgas, ¿intentarán colocarlo con la cabeza hacia abajo?

  • ¿En qué casos es necesario inducir el parto?

  • ¿Qué es un parto instrumental? ¿Se recomienda?

  • Si tengo un parto vaginal, ¿en qué sala se practicará?

  • ¿Mi pareja y mis hijos podrán entrar en la sala de partos?

  • ¿Se pueden hacer fotos o vídeos en la sala de partos?

  • ¿Qué sucederá en las primeras horas después del parto?

  • ¿Podré hacer contacto piel con piel justo después de que nazca el bebé?

  • ¿En qué horario debería dejar que viniera la gente?

Semana 39 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Dedica tiempo a hacer un balance y disfrutar de las últimas patadas del bebé en tu tripa. Has recorrido un largo camino y pronto lo conocerás. Vale la pena sumergirse en la sensación de estar embarazada, ya que es un período de tiempo que recordarás siempre.

  • Si sigues trabajando, deja notas o habla con tus compañeros para que se encarguen de todo mientras estés de baja.

  • Si vas a dar el biberón al bebé, compra suficiente leche de fórmula.

  • Si aún no lo has hecho y quieres dejar por escrito el primer año de tu pequeño, compra un libro de «Mi primer año» como recuerdo.

  • Planifica quién se hará cargo de tus hijos mayores o mascotas mientras estés en el hospital.

  • Prepara un botiquín para el bebé.

  • Protege el colchón con una sábana o funda impermeable por si rompes aguas durante la noche.

  • Escoge un pediatra para el bebé.

  • Ponte en contacto con tu compañía de seguros para saber si puedes pedir un sacaleches.

  • Asegúrate de comprar pañales para recién nacido.

  • Descarga la aplicación Dodot VIP para ganar puntos y obtener descuentos.

  • Busca productos para el bebé que todavía no tengas y cómpralos en línea. ¿Quieres saber cuáles son los mejores? Puedes preguntar a otras personas para saber cuáles son sus productos para bebés favoritos. Algunas recomendaciones útiles son las de carritos o contenedores de pañales.

  • Si quieres obtener más consejos semanales sobre el embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.