4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

¡Buenas noticias! Este ya es el último mes de embarazo y tu bebé podría asomar la cabecita en cualquier momento. La mayoría de las mujeres dan a luz entre la semana 38 y la 42, pero no es habitual que el bebé nazca justo en la fecha prevista.

Síntomas del embarazo durante el noveno mes

Durante el último mes del embarazo, es normal presentar algunos síntomas, tales como:

  • Ganas frecuentes de orinar
  • Expulsión del tapón mucoso
  • Aumento del flujo vaginal
  • Dolor de espalda
  • Picores en la piel
  • Presión pélvica
  • Secreción de los pechos
  • Aumento del vello facial
  • «Encajamiento» del bebé (tu bebé desciende hacia la pelvis, de modo que ya no te costará tanto respirar)
  • Menos movimiento del bebé

4 meses de embarazo: cambios por dentro y por fuera

Desarrollo del bebé: aunque tu bebé todavía es muy chiquitín, ya está desarrollando todo tipo de rasgos, ¡hasta las cejas y las pestañas! Aunque te sorprenda, ahora tu bebé también tiene sus propias huellas dactilares y muy pronto le saldrá algo de pelo en la cabeza.

Además, ya puede tener hipo y bostezar. ¡Es que crecer tanto cansa mucho!

Cambios en tu cuerpo: a los 4 meses de embarazo, incluso entre las semanas 18 y 20, podrías notar por primera vez los movimientos de tu bebé. Esta sensación suele ser como un cosquilleo en el estómago, ¡es un momento muy emocionante!

Quizás hayas notado que te cuesta un poco más respirar. Esto se debe a que el bebé, a medida que crece, está empezando a ejercer presión sobre los pulmones. Esta presión no remitirá hasta que el bebé baje hasta la zona de la pelvis, poco antes del parto.

A los cuatro meses, seguramente la tripa sea un poco más evidente y es posible que la gente a tu alrededor tenga curiosidad por saber si estás embarazada.

Debido a los cambios hormonales, a algunas mujeres les sale cabello más grueso u oscuro en la cabeza o más vello facial.

9 meses de embarazo: cosas que hacer

Déjalo todo organizado: quizás necesites a alguien que te ayude a cuidar al bebé cuando lleguéis a casa o que se ocupe de tus hijos mayores, si es que los tienes. También puedes ir planificando el cuidado del bebé para cuando sea un poco mayor.

Últimos preparativos: a los 9 meses de embarazo, quizás también empieces a tener el llamado «síndrome del nido», es decir, la necesidad de prepararlo todo para la llegada del bebé y para ejercer tu papel de mamá. Aprovecha los últimos días o semanas del embarazo para hacer los últimos preparativos y dejar la casa lista. Trata de canalizar esos breves periodos de energía haciendo cosas en casa, como cocinando un montón de comida para congelar o haciendo acopio de productos para el bebé (como pañales).

Planifica las visitas al hospital y cómo anunciar la llegada de tu bebé: piensa en quién quieres que te visite en el hospital y cómo vas a gestionar las visitas y la ayuda que te ofrezcan. Después del parto vas a tener mucho de lo que ocuparte, así que ahora es un buen momento para decidir cómo vas a presentar al bebé a tu familia y amigos.

Encuentra el nombre perfecto: si sigues dándole vueltas al nombre del bebé o has cambiado de opinión en el último momento, prueba con nuestro Generador de nombres para bebés y encuentra el nombre ideal para tu peque.

Duerme: olvídate de las cosas que tienes que hacer y trata de dormir todo lo que puedas. No sólo eso, sino que este es el momento de concederte caprichos. Esta podría ser tu última oportunidad para disfrutar de un poco de tiempo para ti, así que ve a hacerte la pedicura, date un masaje en los pies, disfruta de una peli en el sofá o pasa un rato de tranquilidad con tu pareja y tus seres queridos. Estos son los últimos días sin bebé, ¡aprovéchalos!

Suscríbete para recibir más consejos sobre el embarazo.