month08

En el octavo mes de embarazo ya habrás recorrido la mayor parte del camino, pero todavía te queda mucho por experimentar. Has llegado a la recta final. A lo largo del tercer trimestre el bebé no parará de crecer, desarrollarse y engordar para conocerte cuando llegue el momento. Sigue leyendo para saber qué te espera si estás embarazada de ocho meses, cuáles son los posibles síntomas, cómo se desarrollará el bebé y cómo debes prepararte para el parto.

Síntomas frecuentes durante el octavo mes de embarazo

A lo largo del octavo mes de embarazo pueden aparecer algunos síntomas nuevos aparte de los que ya conoces. Entre otros, puedes experimentar:

  • Falta de aire. A medida que el útero crece, el espacio en el abdomen es cada vez menor. Es posible que el útero empuje el estómago hacia arriba y apriete los pulmones, por lo que te costará más respirar. Para que tus pulmones tengan más libertad, siéntate y levántate lo más erguida posible.

  • Hemorroides. El aumento de la circulación sanguínea puede dilatar las venas, lo que provoca dolor o picor. Si esto sucede en la zona del recto, se denomina hemorroides. Son muy comunes durante el embarazo, ya que el útero ejerce presión sobre las venas y restringe el flujo sanguíneo en la parte inferior del cuerpo. Para evitar la aparición de hemorroides te recomendamos comer fibra y mantenerte hidratada. Además, evita ganar más peso del que te recomiende el médico. Si quieres aliviar el dolor o las molestias, coloca una bolsa de agua fría en la zona o date un baño con agua tibia.

  • Varices. Es posible que se te dilaten las venas de las piernas. Adoptarán un color azulado, tendrán relieve y causarán molestias o picor. Aunque no te guste su aspecto, suelen ser inofensivas. Coloca las piernas en alto siempre que puedas y evita cruzarlas para aliviar la hinchazón o el dolor. Algunas madres también usan medias de compresión.

  • Calambres en las piernas. Puede que tengas calambres en las piernas a lo largo del tercer trimestre. Los expertos no están seguros de por qué aparecen. Para prevenirlos, estira los gemelos antes de acostarte y masajea suavemente la zona con movimientos hacia abajo en caso de que te dé uno. El médico también puede recomendarte estiramientos específicos.

  • Fatiga. Es normal que te sientas más cansada este mes. Durante el octavo mes de embarazo la tripa ya será bastante grande, por lo que te costará hacer las cosas que solías hacer antes durante el día. Además, también puede ser difícil conciliar el sueño a estas alturas. Sigue la dieta del embarazo y sigue haciendo ejercicio si el médico da el visto bueno. Esto puede darte más energía durante el día y ayudarte a dormir por la noche. Recuerda descansar siempre que puedas, incluso si eso implica echarte diez siestas al día.

  • Necesidad frecuente de orinar. El bebé desciende por la pelvis antes del parto, por lo que tal vez sientas que te presiona la vejiga. Esto provoca que tengas más necesidad de orinar. Si notas que se escapan unas gotas al reírte, toser o estornudar, usa un salvaslip. Además, te recomendamos ir al baño antes de salir de casa o acudir a una reunión.

  • Estrés y ansiedad. A medida que se acerca el final del embarazo, puedes comenzar a experimentar síntomas de carácter emocional. Es normal que te preocupe el parto o la forma en que va a cambiar tu vida cuando el bebé llegue a casa, sobre todo si este es tu primer hijo. Habla con familiares, amigos, médicos u otras madres sobre lo que sientes para que te recuerden que todo irá bien. Puede que también quieras apuntarte a clases de paternidad o preparación al parto para resolver todas tus dudas. Estas clases también son una buena forma de conocer a otras madres y padres.

  • Contracciones de Braxton Hicks. Si estás embarazada de ocho meses, puedes tener contracciones de práctica, también denominadas contracciones de Braxton Hicks. Suelen ser irregulares y no aumentan de intensidad ni frecuencia. Además, desaparecen cuando cambias de posición. En caso de no saber si estás teniendo contracciones de Braxton Hicks o reales, pregunta al médico. Las contracciones reales son regulares y aumentan de intensidad poco a poco. Durante el octavo mes de embarazo las contracciones de parto reales son un síntoma de parto prematuro, por lo que debes consultar al médico para que te diga qué hacer.

NUESTRAS HERRAMIENTAS PARA EL EMBARAZO

Buscador de nombres para bebés

Filtrar por género:

NIÑA

NIÑO

Unisex

Filtrar por tema:

Tierno

Biblico

Flores

Literatura

¿Cómo se desarrollará tu bebé durante este mes?

Durante el octavo mes de embarazo tu pequeño engordará rápidamente y comenzará a acercarse al peso que tendrá al nacer.

El vello fino que recubría su cuerpo las semanas anteriores, también denominado lanugo, comenzará a desaparecer. En su lugar puede que comience a crecer el pelo de la cabeza. Seguro que también quieres saber si tu bebé nacerá con una buena mata de pelo, ¿verdad?

Aparte de todo esto, el cerebro del bebé seguirá desarrollándose hasta el punto en que ya pueda controlar la temperatura corporal. Esta función será imprescindible cuando esté fuera del útero. Aunque algunos de sus huesos comenzarán a endurecerse, su cráneo seguirá blando para poder pasar más fácilmente por el canal de parto cuando llegue el momento.

Tu peque también estará más activo este mes. Es normal que sientas movimientos distintos al hipo, los estiramientos y las patadas durante el octavo mes de embarazo.

Si el médico te ha recomendado contar los movimientos del bebé a diario, uno de los métodos es comprobar cuánto tarda en hacer diez movimientos distintos. Estará más activo justo después de comer, por lo que ese es un buen momento para sentarte y hacerlo. Hay muchas herramientas en Internet que pueden ayudarte. Consulta al médico si tienes dudas sobre los movimientos fetales.

¿Qué tamaño alcanzará el bebé durante el octavo mes de embarazo?

El bebé ya medirá entre 45 y 50 cm y ganará aproximadamente 225 g por semana. Durante el octavo mes de embarazo, pesará entre 2,25 y 3,15 kg.

¿Cómo es el feto con ocho meses?

Echa un vistazo a estas imágenes para saber qué aspecto puede tener tu pequeño durante el octavo mes de embarazo:

el feto a los 8 meses de embarazo

Mes 8 de embarazo: cambios en tu cuerpo

Es importante que mantengas una dieta saludable si estás embarazada de ocho meses. No solo proporcionarás al bebé los nutrientes esenciales durante la etapa final del embarazo, sino que también aumentarás tus niveles de energía y fortalecerás el cuerpo.

Aunque la tripa te molestará de vez en cuando, comer bien te dará la fuerza necesaria para hacer ejercicio moderado. Esto te ayudará a dormir mejor por las noches. Tanto tú como tu hijo saldréis ganando.

Pregunta al médico cómo se hacen los ejercicios de Kegel. Son ejercicios para el suelo pélvico en los que tendrás que apretar y relajar los músculos de las zonas pélvica y genital. Tienen muchos beneficios, como la mejora del control de la vejiga y la reducción del riesgo de prolapso de órganos pélvicos (es decir, cuando el útero, la uretra o el intestino se hunden hacia la vagina) o incontinencia fecal.

Aparte de los cambios físicos, es normal tener ansiedad al final del embarazo. Aunque te sientas preparada para conocer a tu bebé, puede que te asusten los cambios y desafíos que te esperan. Te recomendamos buscar formas de relajarte al final del día o siempre que te sientas así.

Encuentra tu propia forma de eliminar el estrés, como escuchar música o leer un libro. Algunas madres prefieren darse un masaje o hacerse la pedicura. El yoga prenatal y la meditación también son estupendos, pero lo importante es que encuentres el método que a ti te viene bien.

¿De cuántas semanas estarás durante el octavo mes de embarazo?

Durante este mes entrarás de lleno en el tercer trimestre.

¿Quieres saber exactamente de cuántas semanas estás si estás embarazada de ocho meses? No es fácil agrupar las 40 semanas de embarazo en nueve meses. El octavo mes puede comenzar la semana 29 o 32 y terminar la semana 32 o 35.

Preguntas frecuentes

Sigue una dieta saludable y equilibrada (es decir, que incluya cereales, verduras, proteínas y grasas). Toma suficiente calcio para fortalecer los huesos y dientes del bebé.

El médico es quien mejor puede explicarte las opciones según tu situación. No obstante, algunas opciones son:


• Analgésicos, que reducen el dolor.


• Anestésicos, que bloquean el dolor (por ejemplo, la epidural).


• Otras técnicas de relajación.

Algunas señales de parto prematuro durante el octavo mes de embarazo incluyen, entre otras:


• Contracciones regulares.


• Rotura de aguas


Expulsión del tapón mucoso.


• Presión en la pelvis o calambres.


• Sangrado vaginal.

Cosas que debes hacer durante el octavo mes de embarazo

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento completos.