4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

Ya has entrado en el tercer trimestre, ¡la recta final del embarazo!

Síntomas del embarazo durante el séptimo mes

A estas alturas del tercer trimestre, es normal que el tamaño de la tripa y el progreso del embarazo empiecen a producirte algunos síntomas, tales como:

  • Dolor de espalda
  • Cansancio
  • Hinchazón en manos y pies
  • Acidez de estómago
  • Estrías
  • Picores en la piel
  • Calambres en las piernas y los pies
  • Sofocos
  • Ganas frecuentes de orinar
  • Dificultad para respirar
  • Cambios de humor
  • Insomnio
  • Falsas contracciones (contracciones de Braxton-Hicks)

Recuerda que cada mujer es diferente y es posible que no presentes todos estos síntomas. Algunos de los que más preocupan a las futuras mamás son los siguientes:

Estrías: a los 7 meses de embarazo, tu tripa se vuelve crece de un día para otro. Por eso, es probable que aparezcan estrías en la tripa, los pechos, los muslos, los brazos o las nalgas. Muchas mujeres presentan estas líneas rosas o rojizas durante el embarazo, aunque suelen ir disipándose con el paso del tiempo. Llevar una dieta saludable durante el embarazo y engordar según lo previsto y de forma gradual reducirá las posibilidades de que aparezcan estas marcas.

Picores en la piel: a medida que se va estirando la piel, es posible que te empiecen a dar picores. Si es así, puedes echarte aceites calmantes o una crema hidratante suave. También resulta de ayuda ducharte o bañarte con agua templada, ya que el agua caliente reseca mucho la piel.

7 meses de embarazo: cambios por dentro y por fuera

Desarrollo del bebé: sobre la semana 32 de embarazo, los bebés empiezan a colocarse con la cabeza hacia abajo para prepararse para el parto y también a desplazarse hacia abajo, ejerciendo presión sobre la vejiga (¿hay algún baño cerca?). Este desplazamiento hará que quizás sientas menos presión en los pulmones y te resulte algo más fácil respirar. Además, en esta fase los huesos de tu bebé empiezan a endurecerse.

Sin embargo, el cráneo seguirá siendo más blando para que pueda pasar por el canal de parto con más facilidad. Las placas óseas del cráneo se mueven la una hacia la otra durante el parto y por eso algunos bebés nacen con la cabeza en forma cónica. ¡No pasa nada! La cabeza del bebé recuperará su forma en unos días.

Cambios en tu cuerpo: durante el séptimo mes de embarazo, al bebé se le empieza a quedar corto el espacio en el útero y, por este motivo, quizás se mueva un poco menos. Aun así, es probable que todos los días notes algún movimiento.

Como tu centro de gravedad se va desplazando a medida que la tripa aumenta de tamaño, es posible que te sientas un poco insegura al ponerte de pie, de modo que te recomendamos caminar despacio. A medida que la tripa crece, quizás también pierdas la capacidad de inclinarte hacia delante y es posible que tu forma de caminar también cambie para adaptarse a la tripa.

Tus pechos aumentarán de tamaño y se volverán más pesados. Además, es posible que las venas de tus pechos se vean más y que los pezones se oscurezcan.

Descansa: es importante que reposes todo lo que puedas. Aunque quizás te cueste más dormir a medida que aumentas de volumen, prueba a dormir de lado poniendo un cojín o una almohada debajo de la tripa y colocando otra entre las piernas.

Investiga un poco sobre el parto prematuro: a muchas futuras mamás les preocupa el parto prematuro y a veces lo confunden con las falsas contracciones (también llamadas contracciones de Braxton-Hicks). Para disipar algo tus miedos, es conveniente que te familiarices con los síntomas del parto prematuro, que incluyen calambres o contracciones persistentes, manchado o sangrado y dolor lumbar. Si te preocupa estar de parto prematuro o tienes alguna pregunta sobre tus síntomas, consulta a tu médico.

Habla con tus seres queridos: con todos los síntomas del embarazo y tantos cambios físicos, quizás tengas la impresión de haber perdido el control sobre tu propio cuerpo. El embarazo es un momento muy emotivo y es normal que te sientas así. Trata de descansar y relajarte, habla con tus seres queridos y recuerda que ya no queda mucho.

Infórmate sobre las contracciones de Braxton-Hicks: también conocidas como falsas contracciones, son una forma que tiene tu cuerpo de practicar para el parto. Es posible que las tengas varias veces durante el tercer trimestre.

Piensa en posibles nombres: quizás ya tengas un nombre pensado, pero, si no es así, puedes utilizar nuestro Generador de nombres para bebés para inspirarte y encontrar el nombre perfecto.

Suscríbete para recibir más consejos sobre el embarazo.