Mujer preparando la bolsa del hospital

¿Estás lista para el gran día? Puede que tu bebé llegue antes de lo previsto, por lo que te recomendamos organizar y preparar la bolsa del hospital durante el octavo mes de embarazo. Esta lista incluye todo lo que necesitaréis tú y tu pequeño. También hemos añadido un apartado para la persona que te acompañe. Podéis preparar la bolsa juntos para comprobar que no olvidáis nada. Una vez que esté preparada, métela en el coche o déjala cerca de la puerta por si tienes que salir rápido.

Bolsa del hospital para la madre: antes y durante el parto

  • Documentación del hospital, DNI, tarjeta sanitaria y papeles del seguro. Ten a mano copias de los registros clínicos para que el médico pueda revisar fácilmente tu historial. Los hospitales piden el DNI, la tarjeta sanitaria y los papeles del seguro por adelantado.

  • Plan de parto (si has decidido elaborarlo). Es posible que hayas comentado el plan de parto con el equipo clínico, pero te recomendamos entregar copias a médicos y enfermeras para que puedan consultarlo si surgen preguntas de última hora. Si no sabes qué estructura sigue el plan de parto, puedes descargar plantillas en Internet.

  • Albornoz. Te recomendamos usar un albornoz o suave para estar cómoda durante tu estancia en el hospital.

  • Calcetines. Es posible que tengas frío en los pies durante el parto.

  • Zapatillas de estar por casa y chanclas. Probablemente quieras usar zapatillas de estar por casa para caminar por la habitación del hospital. Llévate también unas chanclas para la ducha.

  • Bálsamo labial. Tus labios pueden agrietarse durante el parto. Usa un bálsamo labial para hidratarlos.

  • Crema hidratante o aceite de masajes. Algunas madres piden que les den un masaje durante el parto. Si es tu caso, mete crema hidratante o aceite de masajes en la bolsa del hospital.

  • Pulverizador de agua y esponja. Si tienes calor durante el parto, suele ser útil pulverizar agua en la cara, el cuello o la frente.

  • Almohadas cómodas. Aunque el hospital te dará almohadas, puede que te resulten incómodas. Llévate tu almohada favorita para sentirte mejor.

  • Entretenimiento. Mete en la bolsa algunas cosas para pasar el tiempo, como un libro, revistas, una tablet con películas o series y un reproductor de música.

  • Antifaz y tapones para los oídos. Si quieres descansar bien en la habitación, usa un antifaz y tapones para los oídos.

Bolsa del hospital para la madre: después del parto

  • Camisones. Necesitarás algo cómodo para dormir mientras estés en el hospital, por lo que te recomendamos usar un camisón suave y ancho. Escoge uno que lleve apertura frontal si quieres dar el pecho.

  • Compresas. El hospital te dará algunas, pero lo mejor es que te lleves más de casa. Es habitual sangrar mucho después del parto, y las compresas de maternidad son más suaves y absorbentes que las normales. Al principio tendrás que cambiarla cada una o dos horas, pero en unos días comenzará a disminuir el flujo.

  • Ropa interior. Lleva varias prendas íntimas que sean lo suficientemente grandes para las compresas.

  • Sujetadores. Prepara algunos sujetadores de lactancia y otros que sean suaves y cómodos.

  • Artículos de aseo. No olvides los pañuelos desechables, el peine, el desodorante, el cepillo de dientes, el dentífrico, el champú, el acondicionador, el secador, las pinzas y diademas. Mete también una bolsa para la ropa sucia.

  • Cosméticos y productos para la piel. Si sueles maquillarte, no te olvides de los cosméticos. Lleva también una crema, ya que puedes notar la piel más seca que de costumbre.

  • Gafas y lentillas (si las necesitas). A veces se nos olvidan estas cosas tan obvias a la hora de preparar la bolsa del hospital. No olvides la solución ni el estuche de las lentillas.

  • Móvil y cargador. A menos que quieras hacer una desintoxicación digital estos días, no olvides el móvil ni el cargador. Así podrás contactar con tus seres queridos, enviar fotos de tu bebé y compartir la noticia en redes sociales.

  • Ropa. Además del camisón, puedes usar ropa cómoda para usar durante la estancia en el hospital. Lleva una muda de ropa adicional para volver a casa. Escoge algo holgado, con cordón o cinturilla elástica.

  • Manuales y libros. Es posible que hayas anotado algunos consejos útiles en las clases prenatales o tengas algunos libros de referencia sobre recién nacidos. Los médicos y las enfermeras te ofrecerán consejos personalizados, pero estos recursos te resultarán más útiles una vez que des a luz.

  • Comida y bebida. El parto a veces se alarga, por lo que es útil tener comida o bebida a mano. No obstante, te recomendamos preguntar al médico si el hospital lo permite. Piensa también si quieres llevar algo que te guste para después del parto, ya que la estancia en el hospital será más amena.

Bolsa del hospital para el acompañante

Tu acompañante necesitará algunas cosas durante el tiempo que estés en el hospital.

  • Comida y agua. El parto también es agotador para el acompañante. Te recomendamos llevar comida, agua y dinero para las máquinas expendedoras.

  • Móvil, cámara, cargadores y pilas. Lleva un teléfono para contactar con tus seres queridos y entretenerte. La cámara es útil para hacer algunas fotos. Asegúrate de que esté cargada y tenga memoria suficiente.

  • Ropa. El parto es impredecible, por lo que llevar ropa de repuesto siempre es una buena idea.

  • Artículos de aseo. Después de un parto largo, tu acompañante querrá darse una ducha. La mayoría de los hospitales lo aceptan de buen grado, pero confírmalo de antemano.

  • Gafas o lentillas de repuesto. Puede ser un día largo, por lo que te recomendamos llevar ambas cosas si es necesario.

  • Almohada pequeña. Tu acompañante querrá descansar un poco durante la estancia en el hospital.

  • Entretenimiento. Libros, una tablet, un reproductor de música... Lo que se te ocurra.

Bolsa del hospital para el bebé

  • Ropa. Las políticas del hospital varían en cuanto a la ropa con la se puede vestir a los recién nacidos, por lo que debes preguntar al médico con antelación. Aparte de lo que te dé el hospital, es útil llevar accesorios y prendas de abrigo. Recuerda que, si usas bodis, los mejores son los que se abrochan por delante.

  • Calcetines. Los recién nacidos se resfrían fácilmente, así que te recomendamos llevar calcetines. Puede usarlos junto con un gorro durante el contacto piel con piel.

  • Manta. El hospital te dará mantas, pero es mejor tener otra a mano durante el contacto piel con piel. También puedes usarla para que el bebé esté abrigado al volver a casa.

  • Ropa para volver a casa. Ten en cuenta el tiempo que hará el día que vuelvas a casa. Puede que necesites un bodi, calcetines y un gorro en verano, así como guantes y abrigo en invierno

  • Sillita para el coche. Obviamente, esto no es para la bolsa del hospital, pero debes colocar la sillita en el coche con antelación suficiente.

Con estas listas estarás bien preparada para el tiempo que pases en el hospital. Sigue leyendo para saber cuáles son las señales de parto para identificar cuándo debes ir al hospital. ¡Que vaya genial! Antes del nacimiento del bebé puedes descargar la aplicación Dodot VIP. Obtendrás recompensas por los pañales y las toallitas que compres una vez que tu hijo llegue al mundo.