A medida que se acerca el día en que conocerás a tu bebé, es normal que pienses en posibles opciones para aliviar el dolor durante el parto. Un método común del que quizás haya oído hablar es la inyección epidural. Sigue leyendo para saber qué es la epidural, cómo funciona y cuáles son sus riesgos y efectos secundarios.

¿Qué es la epidural?

El bloqueo epidural es uno de los tipos de alivio del dolor más comunes que se usa durante el parto.

Su principal ventaja es que te permite permanecer alerta y despierta durante el parto mientras alivia casi todo el dolor, ya que adormece la parte inferior del abdomen y el canal de parto. Una vez que te pongan la epidural, podrás moverte y empujar, pero no caminar. Sin embargo, seguirás siendo consciente de las contracciones.

Si quieres que te administren la epidural, consulta a tu médico en una de las visitas prenatales en el hospital o clínica donde darás a luz. Si has elaborado un plan de parto, tal vez quieras incluir tus preferencias de alivio del dolor. Obviamente, cuando llegue el momento podrás cambiar de opinión. Solo tendrás que informar al equipo médico.

¿Cuándo se administra la epidural?

La epidural se suele administrar durante el parto activo, aunque también antes o después (por ejemplo, cuando comienzan las contracciones o a la hora de empujar, respectivamente). Comenta con el médico cuál es la mejor opción según tu situación.

Es posible que el médico te recomiende la epidural si te inducen el parto vaginal, ya que las contracciones suelen ser más dolorosas.

La epidural a veces también se usa durante las cesáreas. Por ejemplo, es posible que te administren la epidural durante un parto vaginal planificado y luego descubran que debes someterte a una cesárea. En ese caso, con el catéter de la epidural ya colocado, el anestesiólogo puede administrarte más medicamentos para prepararte antes de la cirugía. Un bloqueo espinal rápido también puede ser una buena opción si te sometes una cesárea no programada y no te han puesto la epidural.

El trabajo de parto no es el único momento en que se te puede administrar una epidural. Si te hacen un examen pélvico antes de la semana 37 y el médico determina que el bebé está de nalgas (es decir, no tiene la cabeza hacia abajo), tal vez intente girar al bebé con una técnica llamada versión cefálica externa (ECV). De ser así, la epidural ayuda a relajar el útero para que girar al bebé sea más fácil y menos incómodo.

NUESTRAS HERRAMIENTAS PARA EL EMBARAZO

Buscador de nombres para bebés

Filtrar por género:

NIÑA

NIÑO

Unisex

Filtrar por tema:

Tierno

Biblico

Flores

Literatura

¿Cómo se administra la epidural?

Se limpiará y adormecerá una zona pequeña en la parte baja de la espalda, llamada espacio epidural, con anestesia local. Deberás sentarte o acostarte de lado mientras un anestesiólogo inserta una aguja en este espacio. A continuación, introducirá un catéter y sacará la aguja. El medicamento para aliviar el dolor se administra a través de este catéter, que no se extrae durante el parto. No necesitarás otra inyección una vez que el catéter epidural esté colocado.

¿Cuándo comienza a hacer efecto la epidural?

Por lo general, la inyección epidural tarda entre 10 y 20 minutos en comenzar a hacer efecto. El anestesiólogo puede ajustar la cantidad de medicamento según tu situación, por lo que el alivio del dolor durará todo el tiempo que necesites. En algunos hospitales, te dejarán controlar tu propia dosis con un botón programado para liberar cantidades seguras de medicamento durante el parto.

Riesgos y efectos secundarios de la epidural

Los bloqueos epidurales tienen un nivel de riesgo bajo, pero deberías saber algunos de los posibles efectos secundarios:

  • Presión arterial baja (si te ponen la epidural, también se colocará un goteo de líquido intravenoso para evitar una caída de la presión arterial).

  • Fiebre.

  • Dolor en el lugar de la inyección.

  • Dolor en la espalda después de la epidural.

  • Problemas para orinar.

  • Dolor de cabeza agudo.

  • Mareos.

  • Taquicardia.

  • Parto más largo que sin epidural.

¿Duele que te pongan la epidural?

La inserción de una aguja y un catéter en la parte baja de la espalda puede parecer doloroso, pero el médico te pondrá anestesia local antes para bloquear el dolor.

ARTÍCULO RELACIONADO

Dar a luz
Episiotomía: definición, cuidado y curación

Otras formas de aliviar el dolor en el parto

La epidural es uno de los tipos de anestesia local a los que puedes acceder durante el parto. Otros son los bloqueos espinales y bloqueos espinales-epidurales combinados. El médico te ayudará a decidir cuál es el mejor método según tu situación.

  • Bloqueo espinal. En este caso, el medicamento epidural se inyecta directamente en el líquido cefalorraquídeo de la médula espinal. Por lo general, hace efecto más rápido que un bloqueo epidural, pero el alivio del dolor también desaparece más rápido (después de una o dos horas). Esto se debe a que no hay un catéter colocado para administrar el medicamento constantemente.

  • Bloqueo espinal-epidural combinado. Como su nombre indica, este método de alivio del dolor te ofrece las ventajas del bloqueo espinal y epidural. El bloqueo espinal se administra primero para aliviar rápidamente el dolor, mientras que el catéter epidural se introduce más tarde para que estés más cómoda durante el parto.

Hay otros tipos de analgésicos no médicos que también puedes probar. De hecho, seguramente te hayan hablado de ellos en las clases de preparación para el parto. Estas técnicas para estar más cómoda se pueden usar independientemente de que te hayan puesto la epidural. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Hipnosis. Es una técnica de relajación que puede reducir el miedo, la ansiedad y el dolor durante el parto.

  • Terapia de masajes. Tu acompañante puede masajear suavemente la parte inferior de la espalda o los hombros para aliviar el dolor de las contracciones.

  • Ejercicios de respiración. La respiración controlada, como las técnicas que se enseñan en las clases de Lamaze, también te ayudarán a relajarte y sentir menos dolor durante el parto.

Preguntas frecuentes

El médico te desaconsejará la epidural si:

  • Te has sometido una cirugía mayor en la parte baja de la espalda.
  • Tomas medicamentos anticoagulantes.
  • Tienes un trastorno de coagulación de la sangre.

Primero, se adormecerá un punto en la parte baja de la espalda con anestesia local. A continuación, se introducirá un pequeño tubo (catéter) en la parte baja de la espalda con una aguja. El medicamento epidural fluye a través del tubo y es absorbido por varios nervios en la zona lumbar.

Aunque la epidural alivia los dolores del parto, aún podrás sentir las contracciones. Estarás despierta y alerta, pero es posible que no puedas caminar una vez que comience a hacer efecto.

En la epidural se introduce un tubo en la parte inferior de la espalda, justo debajo de la médula espinal, que no se extrae durante el parto. Después de unos 20 minutos, el dolor comienza a desaparecer y la sensación alivio del dolor es constante. Con un bloqueo espinal, el medicamento se administra como una inyección directamente en el líquido cefalorraquídeo. El alivio del dolor comienza antes, pero dura solo una o dos horas.

El tiempo que necesites. El anestesiólogo puede recargar el medicamento a través del catéter según sea necesario durante el parto.

Antes de la llegada del bebé, estudia todas las opciones de alivio del dolor disponibles hasta encontrar la que te resulte más cómoda. Recuerda que también puedes cambiar de opinión una vez que estés de parto. Algunas madres creen que la mejor opción es la epidural, mientras que otras buscan otras formas de estar más cómodas durante el parto.

Aunque dar a luz puede dar miedo, tu peque estará en casa antes de que te des cuenta y tú disfrutarás de todo lo que te espera. Asegúrate de estar bien y preparada para lo que viene- ¿Ya tienes todos los pañales y las toallitas que necesitarás durante las primeras semanas? Descarga la aplicación Dodot VIP para obtener recompensas y regalos cuanto antes.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.