4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

Cuatro meses de embarazo, ¡qué rápido pasa el tiempo! Este mes ocurren cosas muy interesantes a medida que se va acercando el gran día.

Síntomas del embarazo durante el cuarto mes

Aunque no presentes todos estos síntomas, son los más habituales a los 4 meses de embarazo:

  • Aumento de peso
  • Picores en la tripa y los pechos a medida que crecen
  • Aparición de estrías
  • Dificultad para respirar
  • Apetito
  • Acidez de estómago e indigestión
  • Aumento de la energía
  • Varices
  • Arañas vasculares
  • Cambios en la pigmentación de la piel

A los 4 meses de embarazo, no hay demasiados síntomas molestos. Por eso, se habla de esta etapa como la «luna de miel» del embarazo. Muchas futuras mamás aprovechan esta fase para decorar la habitación del bebé, ir de compras, viajar u ocuparse de otros preparativos para los que hace falta mucha energía.

Ecografía de la semana 20 de embarazo

También conocida como ecografía morfológica, la ecografía de la semana 20 de embarazo es muy importante. Esta prueba permitirá al médico comprobar que tanto tu bebé como tú estáis bien.

Además, gracias a la ecografía de la semana 20 de embarazo también podrás conocer el sexo de tu bebé. Tanto si optas por saberlo como si prefieres que sea sorpresa, es probable que ya empieces a pensar en nombres para tu bebé. Echa un vistazo a nuestro Generador de nombres para bebés y modifica los parámetros del buscador hasta que encuentres un nombre que te guste.

La ecografía no duele nada: te aplicarán un gel frío sobre la tripa e irán pasando un transductor por encima. Este proceso generará una imagen difusa de tu bebé en una pantalla que habrá junto a la camilla.

4 meses de embarazo: cambios por dentro y por fuera

Desarrollo del bebé: aunque tu bebé todavía es muy chiquitín, ya está desarrollando todo tipo de rasgos, ¡hasta las cejas y las pestañas! Aunque te sorprenda, ahora tu bebé también tiene sus propias huellas dactilares y muy pronto le saldrá algo de pelo en la cabeza.

Además, ya puede tener hipo y bostezar. ¡Es que crecer tanto cansa mucho!

Cambios en tu cuerpo: a los 4 meses de embarazo, incluso entre las semanas 18 y 20, podrías notar por primera vez los movimientos de tu bebé. Esta sensación suele ser como un cosquilleo en el estómago, ¡es un momento muy emocionante!

Quizás hayas notado que te cuesta un poco más respirar. Esto se debe a que el bebé, a medida que crece, está empezando a ejercer presión sobre los pulmones. Esta presión no remitirá hasta que el bebé baje hasta la zona de la pelvis, poco antes del parto.

A los cuatro meses, seguramente la tripa sea un poco más evidente y es posible que la gente a tu alrededor tenga curiosidad por saber si estás embarazada.

Debido a los cambios hormonales, a algunas mujeres les sale cabello más grueso u oscuro en la cabeza o más vello facial.

4 meses de embarazo: cosas que hacer

Ecografía morfológica: en la semana 20, has llegado a la mitad del embarazo y es el momento de hacerte la ecografía más importante. Si tienes preguntas sobre este tema, busca más información sobre las ecografías durante el embarazo y las ecografías en 3D y 4D.

¿Niño o niña? Si has optado por saber de antemano el sexo de tu bebé, piensa en si quieres contárselo a la gente y cómo quieres dar la gran noticia.

Empieza a buscar ropa de premamá: aunque a los 4 meses de embarazo quizás todavía no necesites ropa mucho más grande, es posible que te empiece a apretar la cinturilla del pantalón. En ese caso, no es mala idea darte una vuelta por las tiendas de ropa de premamá de tu zona o buscarla en Internet para saber qué se lleva.

¡Tengo hambre! Es posible que empieces a tener mucho más apetito que antes. Si es así, intenta seguir llevando una dieta saludable durante el embarazo. En lugar de comer el doble, sigue los consejos de tu médico y añade algún alimento saludable más a tu dieta.

Date un respiro: aprovecha la energía extra del segundo trimestre y que todavía no tienes mucha tripa para hacer ejercicio u ocuparte de los principales preparativos para la llegada del bebé e irte de escapadita de relax con tu pareja. Si es tu primer bebé, ¡esta es una oportunidad fantástica para disfrutar de un poco de intimidad antes de que llegue el peque!

Suscríbete para recibir más consejos sobre el embarazo.