Semana 21 de embarazo

Semana 21 de embarazo: desarrollo del bebé

Esta semana el latido del corazón de tu bebé ya es lo suficientemente fuerte como para escucharlo con un simple estetoscopio, pero puede ser difícil distinguirlo de tu propio latido. Escucha el ritmo más rápido: el latido del bebé es de 120 a 160 latidos por minuto, aproximadamente el doble de rápido que el tuyo. Muchas mujeres piensan que suena como el galope de un caballo.

Tu bebé ya está empezando a dormir y a despertarse en ciclos sutiles. Las ecografías muestran que los bebés que aún no han nacido pueden incluso adoptar una posición favorita para dormir.

En torno a la semana 21 de embarazo, los dedos de las manos y de los pies ya se han formado completamente, con sus pequeñas huellas dactilares. Si te haces una ecografía esta semana, puede que veas a tu bebé chupándose el dedo.

El sistema digestivo de tu bebé se está desarrollando. El pequeño ya es capaz de tragar pequeñas cantidades de líquido amniótico, que pueden absorber los intestinos. Su pequeño hígado y su bazo han estado produciendo células sanguíneas, pero ahora la médula ósea también puede crearlas. El hígado y el bazo dejarán de producir estas células sanguíneas antes del nacimiento.

NUESTRAS HERRAMIENTAS PARA EL EMBARAZO

Buscador de nombres para bebés

Filtrar por género:

NIÑA

NIÑO

Unisex

Filtrar por tema:

Tierno

Biblico

Flores

Literatura

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la semana 21 de embarazo?

En la semana 21 de embarazo, tu bebé tendrá el tamaño de un plátano.

Echa un vistazo a esta imagen para saber cómo se están desarrollando las cosas:

Feto en la semana 21 de embarazo

El cuerpo de la madre en la semana 21 de embarazo

¿De cuántos meses estás durante la semana 21 de embarazo? A las 21 semanas, estás casi de seis meses.

Es posible que al principio del primer trimestre hayas tenido algo de acidez e indigestión, pero a medida que el útero aumenta de tamaño, puede empezar a empujar el estómago. Esto hace que tengas ardor de estómago con más frecuencia.

En esta etapa las hormonas del embarazo también pueden provocar sofocos, y el peso adicional puede causar algunos dolores y molestias durante las próximas semanas.

Semana 21 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la semana 21 de embarazo:

  • Dolor localizado. El dolor de espalda, sobre todo en la parte lumbar, es algo frecuente durante el embarazo. En la semana 21 de embarazo la tripa desplaza tu centro de gravedad y tira de la parte baja de la espalda hacia delante. Al mismo tiempo, la hormona relaxina está aflojando todas las articulaciones y ligamentos de tu cuerpo, lo que permitirá que tu pelvis se expanda cuando llegue el momento del parto.

  • Acidez. En esta semana es normal tener acidez de estómago. El útero empuja el estómago y, además, las hormonas del embarazo relajan la válvula situada entre el esófago y el estómago. Esto provoca que algunos ácidos estomacales pasen al esófago.

  • Sofocos. Las hormonas del embarazo y el aumento del metabolismo pueden hacer que sientas calor y sudes. Mantente fresca. Para ello, utiliza ropa holgada y bebe mucha agua. Enciende un ventilador o el aire acondicionado e intenta estar lo más cómoda posible.

  • Estrías. A medida que el vientre crece durante el embarazo, puedes notar algunas líneas de color marrón rojizo, rosa o púrpura en la piel. Las estrías aparecen cuando la piel se estira durante un corto periodo de tiempo y pueden aparecer a lo largo del vientre, las caderas, los muslos, las nalgas y los pechos. Es posible que la piel te empiece a picar también. Aplicar crema hidratante debería ayudarte.

  • Calambres en las piernas. Si sientes calambres en las piernas, no te preocupes; es un síntoma frecuente del segundo trimestre. Es posible que notes que los calambres tienden a aparecer más por la noche. Intenta estirar los músculos de las pantorrillas antes de acostarte, beber mucha agua o darte un baño o una ducha caliente para aliviar las molestias o evitar los calambres por completo.

Semana 21 de embarazo: consejos

  • Para ayudarte a aliviar el dolor de espalda, puedes realizar estos cambios en tu rutina diaria. Siempre que te sientes, utiliza un reposapiés para elevar los pies ligeramente. Si tienes que estar de pie durante mucho tiempo, pon un pie en un pequeño taburete para aliviar la presión de la parte baja de la espalda. Date un baño caliente para aliviarte. Si el dolor de espalda no desaparece, visita a tu médico.

  • Las vitaminas del grupo B, como la B1, la B2 y la B6, son nutrientes clave, ya que aportan energía para el desarrollo de tu bebé. También ayudan a tener una buena visión y a construir la placenta, además de otros tejidos del cuerpo. Si estás tomando un suplemento prenatal, deberías estar ingiriendo suficientes vitaminas del grupo B, pero también puedes obtenerlas de otras fuentes como el hígado, la carne de cerdo, las aves de corral, los plátanos y las judías.

  • La colina es otro nutriente que puedes necesitar más cuando estás embarazada. Aunque tu cuerpo puede producir colina de forma natural, cuando estás embarazada no produces suficiente para los dos. Una buena solución es seguir una dieta equilibrada, así que intenta añadir más pollo, ternera, huevos, leche y cacahuetes, que te ayudarán a complementar tus niveles de colina. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre la dieta en el embarazo.

  • A medida que el tamaño de tu útero aumenta, es posible que notes que tu centro de gravedad se desplaza y te sientas un poco desequilibrada. Cuídate. Utiliza calzado plano, ten cuidado con las escaleras y evita superficies resbaladizas para reducir el riesgo de caídas. Si te caes y estás preocupada, o si sangras o empiezas a tener contracciones, visita a tu médico.

  • Los dos próximos meses son un buen momento para hacer algunos preparativos, sobre todo porque tus niveles de energía pueden bajar al llegar al tercer trimestre. Si aún no lo has hecho, puedes empezar a preparar la habitación del bebé, hacer una lista de todos los artículos que necesitarás y ahorrar dinero.

  • A medida que avanza el embarazo, hacer algo de movimiento es importante para tu cuerpo y puede ayudarte a sentirte mejor. Habla con tu médico si no estás segura de qué ejercicios puedes hacer en esta etapa sin correr riesgos. Normalmente, cosas como caminar, nadar y hacer yoga prenatal pueden seguir siendo buenas opciones.

  • Si una ecografía te ha revelado que esperas gemelos, echa un vistazo a este artículo.

Semana 21 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Cuáles son los síntomas de la diabetes gestacional y qué riesgo tengo?

  • ¿Puedo aliviar el dolor de espalda con una faja prenatal?

  • ¿Debo aumentar la ingesta de nutrientes como la colina y las vitaminas del grupo B en mi dieta?

  • ¿Cuál es la labor de una doula? ¿Debo considerar la posibilidad de contratar una para el parto?

Semana 21 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Consigue un reposapiés para elevar ligeramente los pies cuando te sientes.

  • Date un baño de agua caliente para aliviar el dolor de espalda.

  • Si aún no lo has hecho, apúntate a clases prenatales.

  • Asegúrate de que está hecha la lista de regalos, sobre todo si queda poco para la fiesta.

  • Si tu pareja aún no lo ha hecho, puede ser el momento de solicitar el permiso de paternidad.

  • Si quieres obtener más consejos sobre embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento completos.