tamaño del feto a las 10 semanas

Semana 10 de embarazo: desarrollo del bebé

Tu pequeño ha crecido mucho en apenas unas semanas. A lo largo de estos días la cabeza adoptará una forma más redonda, mientras que los órganos internos se colocarán en su sitio y comenzarán a funcionar. También saldrán unas pequeñas yemas en su boca, que posteriormente serán los dientes. Los dedos se harán más largos y las membranas que hay entre ellos desaparecerán. Los ojos, los párpados y los oídos seguirán desarrollándose, pero aún les queda un tiempo para estar completamente formados. ¿Qué os espera a ti y al bebé hasta que os conozcáis en persona? Echa un vistazo a nuestra guía de referencia del embarazo para descubrirlo. Incluye consejos y sugerencias que te ayudarán a gestionar el resto del embarazo.

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la semana 10 de embarazo?

Tu hijo sigue creciendo rápidamente. Esta semana medirá aproximadamente 2,5 cm desde la coronilla hasta la rabadilla (es decir, como una fresa). Echa un vistazo a esta imagen para saber cómo será el bebé en la recta final del primer trimestre:

Feto en la semana 10 de embarazo

El cuerpo de la madre en la semana 10 de embarazo

En este punto tu útero tendrá aproximadamente el tamaño de una naranja grande. Para que puedas compararlo, antes de quedarte embarazada era como una pera pequeña. Es probable que ya tengas cita con el médico para una revisión completa. Entre otros, puede hacerte un examen abdominal interno y externo para determinar el tamaño y la posición del bebé. También puede tomar muestras de sangre para otras pruebas. Estas analíticas de sangre son útiles para saber si tienes alguna infección, cuál es tu grupo sanguíneo o tu factor Rh y qué vacunas te has puesto. Queda mucho camino por recorrer, pero no te preocupes. El médico te dará la información necesaria y programará las citas siguientes.

Semana 10 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la semana 10 de embarazo:

  • Náuseas. No eres la única que sigue sufriendo náuseas esta semana. Sin embargo, pronto comenzarás a sentirte mejor. Este problema suele desaparecer a lo largo del segundo trimestre. Algunas madres experimentan una forma más grave de náuseas llamada hiperémesis gravídica. Si crees que padeces esta enfermedad, consulta al médico.

  • Dolor del ligamento redondo. De todos los síntomas del embarazo que puedas tener, este es de los más incómodos. Los ligamentos redondos se encuentran en la pelvis y ayudan a sostener el útero. A medida que el bebé crece durante el embarazo, se estiran y se ablandan. Si se tensan, es posible que sientas dolor en uno de los lados del abdomen o en ambos. Suele aparecer al cambiar de posición en la cama o al hacer ejercicio intenso. Prueba a hacer estiramientos o movimientos suaves para aliviar las molestias. Si el problema no desaparece o va acompañado de fiebre, consulta al médico.

  • Aumento de peso mínimo. Aunque la ropa te apriete un poco más, puede que hayas aumentado muy poco de peso o que incluso hayas perdido un poco si has tenido náuseas. Sigue leyendo sobre el aumento de peso en el embarazo y consulta al médico si estás preocupada. También puedes usar nuestra calculadora de aumento de peso durante el embarazo para saber cuántos kilos pueden recomendarte ganar durante el resto de este periodo.

  • Agotamiento. No es de extrañar que solo quieras dormir. El culpable es el aumento de los niveles de hormona progesterona en el organismo.

  • Dolor de cabeza. Algunas madres padecen dolor de cabeza en algunas ocasiones. Si tienes este síntoma, túmbate en una habitación oscura y colócate una bolsa de agua fría en la cabeza o el cuello para aliviar las molestias. Consulta al médico si el dolor no desaparece o se intensifica.

  • Cambios de humor. Los cambios hormonales pueden provocar altibajos emocionales en la semana 10 de embarazo. Te recomendamos charlar con amigos, ver algo divertido en la televisión o darte un masaje. En este último caso, asegúrate de elegir un masajista especializado en técnicas para mujeres embarazadas.

  • Flujo vaginal. Es normal que tengas más flujo vaginal que de costumbre, ya que el volumen sanguíneo y los niveles hormonales aumentan durante el embarazo. El nombre técnico que recibe el flujo es «leucorrea». Suele ser de color claro e inodoro. Consulta al médico si notas olor fuerte, cambios de color, picor o sangrado en la zona vaginal.

  • Acné. Si no tenías acné antes de quedarte embarazada o ahora ha empeorado, tal vez sea uno de los síntomas del embarazo. Recuerda que, sea como sea, lo más probable es que desaparezca cuando nazca el bebé.

Semana 10 de embarazo: consejos

  • ¿Sigues tomando la misma cafeína que antes? Muchos médicos recomiendan reducir o eliminar su consumo, ya que no se deben tomar más de 200 mg al día (el equivalente a una taza de 350 ml). Además, esta medida te ayudará a dormir mejor.

  • A medida que avance el embarazo, el peso del útero puede ralentizar el flujo sanguíneo en la parte inferior del cuerpo. En ese caso, las venas de las piernas pueden hincharse, doler o adoptar un color azul. No es posible evitarlo, pero sí tomar medidas para aliviar el malestar y evitar que la situación empeore. No te sientes con las piernas cruzadas ni permanezcas de pie durante mucho tiempo. Usa medias de compresión y pon las piernas en alto siempre que puedas para mejorar el flujo sanguíneo. También te recomendamos mantenerte activa y hacer ejercicio ligero a diario si el médico da el visto bueno.

  • Todavía te quedan unas semanas para tener tripa, aunque a algunas madres les sale antes que a otras. Si quieres hacer una serie de fotos de progreso, este es el momento ideal para empezar. Escoge un día de la semana, un lugar y la ropa que te pondrás. Algunas madres usan una camiseta ajustada, mientras que otras se la suben para enseñar la barriga. Colócate de lado y haz un selfi o pide a alguien que te haga una foto de cuerpo entero. Una vez que nazca el bebé, también puedes hacerte algunas fotos posparto con él en brazos. Te encantará recordar cómo creció tu tripa a medida que avanzaba el embarazo.

Semana 10 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Cuándo podré escuchar los latidos del corazón del bebé?

  • ¿Cuándo sabré si estoy embarazada de gemelos?

  • ¿Hay alguna prueba de detección genética recomendada? De ser así, ¿cuándo tendré que solicitarla? Ten en cuenta que las pruebas genéticas son opcionales. Consulta al médico o al asesor genético para saber si estas pruebas son adecuadas para ti en función de los factores de riesgo, los antecedentes familiares y otras consideraciones, como tus preferencias personales.

  • ¿Qué es el análisis de vellosidades coriónicas?

  • ¿Se recomienda hacer una ecografía de translucencia nucal?

Semana 10 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Solicita la ayuda de un profesional en tu tienda o tu mercería local para comprar ropa interior cómoda y sujetadores que te queden bien.

  • Comienza a planificar la «luna de miel del embarazo». Ahora que estás a las puertas del segundo trimestre es posible que recuperes tus niveles de energía. Por lo tanto, este podría ser el momento adecuado para tomarte un respiro. Además, después del segundo trimestre es posible que no puedas salir en un tiempo, de modo que te recomendamos planificar un viaje relajante.

  • Echa un vistazo a nuestro artículo sobre síntomas de problemas en el embarazo. Aunque no debes preocuparte sin motivo, te recomendamos saber cuáles debes tener en cuenta.

  • Si quieres obtener más consejos sobre embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento completos.