tamaño del feto a las 9 semanas

Semana 9 de embarazo: desarrollo del bebé

Esta semana tu pequeño (ahora conocido oficialmente como feto) se parecerá cada vez menos a una mancha rosada y adoptará el aspecto de un bebé. Incluso la cola que había estado presente en semanas anteriores desaparecerá casi por completo. Los rasgos faciales seguirán desarrollándose estos días. De hecho, la nariz será más prominente. En cuanto a la cabeza, es bastante grande en comparación con el resto del cuerpo. Por su parte, los dedos de los pies ya pueden verse claramente. Los órganos internos también se formarán, incluidos los sistemas digestivo y reproductivo. Esto implica que los intestinos y los testículos o los ovarios crecerán cada vez más. Ahora estás embarazada de nueve semanas, es posible que tu pequeño comience a moverse gracias al desarrollo muscular. No obstante, tendrás que esperar hasta el segundo trimestre para notarlo. ¿Sientes curiosidad por el resto de cosas que pasan durante el embarazo? Descarga nuestra guía de referencia del embarazo para obtener consejos e información sobre cuidados prenatales, nutrición, aumento de peso y mucho más.

HERRAMIENTA PARA EL EMBARAZO

Predictor Chino de Género

¿No puedes esperar para saber si tu bebé es niño o niña? ¡Prueba nuestro divertido predictor Chino de género*!

Completa la siguiente información:

Este campo es obligatorio

Fecha de nacimiento de tu bebé *//

Por favor, selecciona una fecha

Fecha de nacimiento de tu bebé *

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la novena semana de embarazo?

En la novena semana de embarazo el tamaño del feto será similar al de una cereza. Tu hijo medirá entre 1,5 y 1,7 cm y pesará aproximadamente 3,4 g Echa un vistazo a esta imagen para saber cómo se están desarrollando las cosas:

Feto en la semana 9 de embarazo

El cuerpo de la madre en la novena semana de embarazo

Entre los síntomas de la novena semana de embarazo pueden incluirse cambios en los pechos. Probablemente estén más llenos y sensibles al tacto debido al aumento de las glándulas mamarias y el tejido graso. Aunque es probable que sigan creciendo durante los próximos meses, la sensibilidad disminuirá una vez que tu cuerpo se adapte al aumento de los niveles hormonales. Sigue leyendo para saber más sobre cambios en los pechos. Es posible que las venas se noten más, ya que el volumen sanguíneo aumenta constantemente. Además, los pezones y las areolas (es decir, la piel que rodea los pezones) pueden oscurecerse debido a los cambios hormonales. Este es un buen momento para preguntar al médico qué tipo de ejercicio puedes hacer durante el embarazo. Si tu estilo de vida es activo, es posible que debas ajustar tu rutina de ejercicios. De lo contrario, puedes buscar algún deporte suave para moverte durante el embarazo. Ejemplos de deportes suaves son caminar, practicar yoga prenatal, nadar o hacer gimnasia. Todos ellos son buenas opciones porque no te obligan a forzar las articulaciones. El ejercicio moderado te ayudará a desarrollar la fuerza y la resistencia necesarias para el parto. Sin embargo, debes evitar actividades que impliquen rebotes o cambios repentinos de dirección, ya que pueden ejercer demasiada presión sobre las articulaciones. Consulta al médico para que te indique qué tipo de ejercicios es más adecuado para ti.

Semana 9 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la novena semana de embarazo:

  • Aumento del diámetro de la cintura. Si estás embarazada de nueve semanas, lo más normal es que la tripa aún no se note. No obstante, la ropa que usabas antes comenzará a quedarte algo ajustada, ya que el diámetro de la cintura es mayor y tendrás hinchazón debido a las hormonas. Sigue leyendo para saber cuándo comenzará a notarse la tripa.

  • Manchado. Es posible que observes algunas manchas en tu ropa interior en el primer trimestre, pero debes llamar al médico si el sangrado es abundante.

  • Calambres uterinos leves. Tu cuerpo está experimentando muchos cambios, por lo que es normal tener calambres. Si son intensos o van acompañados de dolor lumbar, consulta al médico para descartar problemas.

  • Náuseas. Si todavía no has tenido náuseas, puede que seas de las afortunadas que se libran de este síntoma común. De lo contrario, sigue comiendo cantidades más pequeñas con mayor frecuencia y mantente hidratada.

  • Hambre. Tal vez tengas más hambre que de costumbre, por lo que comerás un poco más. No obstante, recuerda que solo se recomienda ingerir aproximadamente 300 calorías más al día. Los alimentos como frutas, cereales o yogures son buenas opciones. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre la dieta en el embarazo para obtener más consejos.

  • Antojos o aversión a los alimentos. Por un lado, tu sentido del olfato se agudizará y algunos olores o alimentos que solían gustarte te resultarán desagradables. Por otro lado, ahora te apetecerá muchísimo comer algunas cosas. No hay problema en satisfacer los antojos siempre que sean saludables. Además, recuerda seguir una dieta saludable. Consulta al médico si sientes ganas de comer cosas que no sean alimentos, como tierra o tiza.

  • Fatiga. Debido al aumento de los niveles de hormona progesterona durante el primer trimestre, es posible que estés más cansada que de costumbre. Descansa siempre que puedas durante el día, sobre todo si tienes problemas para dormir por la noche.

  • Cambios de humor. Si te echas a llorar cuando hace unos minutos estabas riendo a carcajadas, puedes culpar a los cambios hormonales del embarazo. Habla con tus seres queridos sobre cómo te sientes, ya que pueden hacerte sentir mejor, y consulta al médico si los cambios de humor son demasiado intensos.

  • Necesidad frecuente de orinar. Es posible que sigas teniendo que ir al baño con frecuencia, ya que el útero ejerce cada vez más presión sobre la vejiga. Esta necesidad también puede deberse al aumento del volumen sanguíneo, que hace que los riñones deban trabajar más. No bebas menos agua, pero recuerda ir al baño antes de salir de casa o de asistir a una reunión larga. Si notas ardor o dolor al orinar, consulta al médico, ya que puede ser un síntoma de infección del tracto urinario.

  • Acné. Si no tenías acné antes de quedarte embarazada o ahora ha empeorado, tal vez sea uno de los síntomas del embarazo. Recuerda que, sea como sea, lo más probable es que desaparezca cuando nazca el bebé.

¿Conoces estos y otros síntomas del embarazo? En Internet hay muchos test que puedes hacer para comprobarlo.

Semana 9 de embarazo: consejos

  • Asegúrate de cambiar de talla de sujetador cuando sea necesario para estar cómoda. Puede que necesites sujetadores de maternidad en esta semana o en las próximas.

  • Si aún no has contado nada a nadie, este puede ser un buen momento. Puedes escribir la noticia en una tarta o colocar un cartelito en el cuello de tu perro. En Internet hay muchas ideas para inspirarte. Lo importante es disfrutar el momento.

  • Durante el embarazo, los expertos recomiendan reducir el consumo de cafeína. Esta se encuentra en varios alimentos y bebidas, como el café, el té, los refrescos o el chocolate. Intenta limitar su consumo diario a 200 mg como máximo (el equivalente a una taza de 350 ml).

  • Durante los próximos meses es posible que tengas gastos adicionales relacionados con el embarazo y la compra de productos para bebés. Puede que muchas de esas cosas te las regalen en la fiesta para el bebé o te las presten otros padres, pero te recomendamos crear un presupuesto para cualquier imprevisto que surja. Habla con otros padres para saber qué debes tener en cuenta, qué cosas se pueden omitir y cómo ahorrar en esas compras imprescindibles. Te darán muchos consejos y trucos según su experiencia. También puedes preguntar al médico qué recursos gratuitos o con descuento hay disponibles en tu zona.

  • Es normal que aún no se note la tripa. Aunque cada embarazo es único, la mayoría de las madres comienzan a tenerla a partir de las 13 semanas.

Semana 9 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Cuándo debo hacerme una ecografía? Tal vez te hagan una ecografía en el primer trimestre, pero dependerá de tu situación. Consulta al médico para saber si es tu caso.

  • ¿Es normal que mi vagina no huela como siempre? Las embarazadas son más susceptibles a las infecciones vaginales, por lo que te recomendamos pedir al médico que lo compruebe.

  • ¿Qué debo hacer para comer bien, obtener los nutrientes necesarios y aumentar de peso de forma saludable durante el embarazo? Consulta al médico si tienes hambre a todas horas o no puedes retener nada debido a las náuseas.

  • ¿Qué pruebas genéticas se recomiendan?

Semana 9 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Averigua qué cubre tu seguro médico y cómo recibir atención si no dispones de uno. Pregunta al médico para que te ayude. Además, en Internet puedes consultar varias opciones si quieres cambiar de compañía.

  • Pregunta al médico si puedes hacer deporte durante el embarazo.

  • Aunque aún no sepas el sexo de tu hijo, puedes divertirte un rato con nuestro buscador de nombres para bebés. Aún te queda mucho tiempo para encontrar un nombre que te guste.

  • Si quieres obtener más consejos sobre embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento completos.