tamaño del feto a las 8 semanas

Semana 8 de embarazo: desarrollo del bebé

Esta semana aparecerán pequeños dedos en las manos y los pies de tu pequeño. Además, podrá flexionar los brazos a la altura de los codos y las muñecas. En este punto los ojos desarrollarán pigmento y se comenzarán a formar los genitales, aunque todavía es muy pronto para saber si estás esperando un niño o una niña. Si no puedes esperar, haz nuestro test para adivinar el sexo de tu bebé y diviértete un rato. Estas características externas no son lo único que se desarrollará, ya que también lo harán los órganos internos. Cuando los intestinos estén formados, comenzarán a ocupar espacio en el cordón umbilical, ya que todavía no hay suficiente hueco en el abdomen del bebé. Aunque todavía sea pronto, los intestinos ya eliminarán los desechos de su cuerpecito. Dentro de un mes, cuando haya más espacio en el vientre de tu hijo, volverán a colocarse en el abdomen.

¿Qué tamaño alcanzará el embrión durante la octava semana de embarazo?

El bebé ya ha recorrido un largo camino. Te sorprenderá lo rápido que comenzará a crecer en poco tiempo. Esta semana medirá entre 1,3 y 1,5 cm desde la coronilla hasta la rabadilla. Echa un vistazo a esta imagen para ver qué tamaño alcanzará el embrión durante la octava semana de embarazo:

Embrión en la semana 8 de embarazo
HERRAMIENTA PARA EL EMBARAZO

Predictor Chino de Género

¿No puedes esperar para saber si tu bebé es niño o niña? ¡Prueba nuestro divertido predictor Chino de género*!

Completa la siguiente información:

Este campo es obligatorio
//
Por favor, selecciona una fecha

Fecha de nacimiento de tu bebé *

El cuerpo de la madre en la octava semana de embarazo

Si estás embarazada de ocho semanas, lo más probable es que tengas síntomas. Puede que la ropa comience a quedarte algo ajustada. La buena noticia es que tal vez escuches el latido del corazón de tu pequeño por primera vez. Eso compensará los desagradables síntomas que has tenido hasta ahora. Es posible que te preguntes cuándo comenzará a notarse la tripa. Recuerda que cada embarazo es único, por lo que el momento en que aparezca la tripa dependerá de la situación de la madre. Sin embargo, normalmente notarás que la ropa te empieza a quedar pequeña a partir de las 13 semanas de embarazo. Si este no es tu primer embarazo, puede que te interese saber más sobre cómo pueden variar los síntomas respecto a la incontinencia.

Semana 8 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la octava semana de embarazo:

  • Náuseas. En este punto puede que ya tengas náuseas o incluso vómitos. Recuerda que este síntoma suele desaparecer durante el segundo trimestre, por lo que ya queda poco para dejar de encontrarte mal. Dos posibles soluciones son comer un par de galletas antes de salir de la cama por las mañanas y comer pequeñas cantidades con mayor frecuencia durante el día.

  • Aversión a los alimentos y los olores. Es posible que algunos sabores y olores que nunca te han molestado te parezcan repugnantes. Esto se debe al aumento de hormonas, que agudizan el olfato y revuelven el estómago.

  • Diarrea. Estos días notarás que tu sistema digestivo es más delicado que de costumbre. Sigue una dieta saludable y mantente hidratada. Consulta al médico si la diarrea dura más de 24 horas o va acompañada de otros síntomas. No tomes medicamentos antidiarreicos ni de otro tipo si no te lo recomienda.

  • Necesidad frecuente de orinar. Sí, es posible que todavía debas ir al baño con frecuencia. Este síntoma aparecerá y desaparecerá durante el resto del embarazo a medida que el bebé crezca y el útero se expanda, ya que ejercerá presión sobre la vejiga.

  • Calambres abdominales. Este síntoma puede estar asociado al crecimiento constante del útero. Si los calambres son intensos, consulta al médico para descartar problemas.

  • Dolor de espalda. Si estás embarazada de ocho semanas, puede dolerte la espalda a la altura de las vértebras lumbares. Esto se debe a que los músculos de la espalda deben trabajar un poco más que de costumbre, ya que tu peso se redistribuye para adaptarse al tamaño del útero. Además, tu centro de gravedad cambiará y las hormonas del embarazo aflojarán los ligamentos de las articulaciones de la pelvis.

  • Manchado leve. Es normal que observes unas manchitas de sangre en la ropa interior en este punto del embarazo. No obstante, consulta al médico si estás preocupada y llámale inmediatamente si el sangrado es abundante.

  • Fatiga. Los niveles de progesterona están aumentando, por lo que puedes sentirte más cansada que de costumbre. Sigue con tu rutina, pero descansa siempre que lo necesites. Si estás agotada, escucha a tu cuerpo y tómatelo con calma.

  • Problemas para dormir. A los cambios en los niveles hormonales, la incomodidad y la necesidad frecuente de orinar se suele sumar la alteración del sueño. Prueba a escuchar música tranquila o leer un libro si no eres capaz de dormirte. También puedes beberte un vaso de leche caliente o darte un baño antes de irte a la cama. Algunas mujeres afirman que es útil acostarse sobre el lado izquierdo, ya que mejora la circulación sanguínea. Además, puedes colocar una almohada entre las rodillas para mejorar la postura.

Semana 8 de embarazo: consejos

  • Piensa en añadir un par de prendas elásticas a tu armario. A estas alturas es posible que la ropa no te quede como antes. Además, de ahora en adelante probablemente querrás evitar los pantalones ajustados. Recuerda usar una talla de sujetador adecuada, ya que los pechos aumentarán de tamaño.

  • Haz ejercicio. Si eras muy activa antes del embarazo, normalmente podrás seguir realizando tus actividades. No obstante, consulta al médico para estar segura.

  • Recibir una buena atención es muy importante. Es el momento de ir al ginecólogo. Si aún no has escogido uno, es el momento perfecto. Tus opciones dependerán del lugar donde vivas y la cobertura de tu seguro. Sea quien sea, es importante que te sientas cómoda con su filosofía y su forma de trabajar.

  • ¿Quieres compartir la noticia? El momento de hacerlo depende de cada persona. Algunas parejas lo cuentan inmediatamente, mientras que otras esperan a que pase el primer trimestre, ya que el riesgo de aborto pasa a ser mucho menor.

  • Si tienes tiempo libre esta semana, lee este artículo sobre los síntomas de problemas en el embarazo. Conocer algunas de las posibles complicaciones puede ayudarte a identificar lo que es o no normal. Recuerda que el médico es quien mejor puede asesorarte, por lo que debes consultarle si tienes dudas.

  • Aún es temprano para saber el sexo del bebé, pero eso no implica que no puedas divertirte pensando en posibles nombres. Comienza a hacer una lista de nombres. Puedes añadirlos al libro de recuerdos del embarazo si estás haciéndolo para que tu hijo sepa qué nombres podría haber tenido. Puedes poner todos los que quieras antes de tomar una decisión, ya que aún tienes muchos meses por delante.

  • Habla con otras madres que vayan a dar a luz en las mismas fechas que tú o vivan en la zona. Puede que haya algún grupo en redes sociales o grupos de apoyo comunitarios a los que puedas acudir. Los padres con bebés o niños pequeños de tu zona pueden ofrecerte mucha información y apoyo.

Semana 8 de embarazo: consultar al médico

Las visitas prenatales se suelen programar una vez al mes hasta los últimos dos meses de embarazo, en los que serán más frecuentes hasta que des a luz. Estas revisiones regulares te permiten plantear dudas e inquietudes.

  • ¿Cómo puedo dormir mejor?

  • ¿Es normal que tenga sueños vívidos durante el embarazo?

  • ¿Es seguro viajar durante el embarazo? ¿Cuál es el mejor momento?

  • ¿Cuándo y cómo puedo hablar con el médico entre citas?

  • ¿Qué tipos de pruebas prenatales son necesarias o recomendables? ¿Cuándo deben programarse?

Semana 8 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Busca personal en el que confíes, ya sean médicos, enfermeras o comadronas.

  • Habla con ellos para saber cuándo serán las revisiones siguientes y descarga nuestra guía de referencia del embarazo para tener a mano un calendario.

  • Habla con tu pareja y decide cómo y cuándo compartiréis la noticia con familiares y amigos.

  • Puedes pedir cita en el dentista, que te ofrecerá información personalizada sobre el cuidado de dientes y encías durante el embarazo.

  • Date un respiro esta semana. Si puedes, reserva un día para hacer algo que te guste y conviértelo en costumbre. Asegúrate de tener tiempo para ti.

  • Si quieres obtener más consejos sobre embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento completos.