4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

Semana 18 de embarazo: desarrollo del bebé

Señas de identidad. Esta semana, tu bebé está desarrollando las huellas dactilares, una característica única que se forma con la acumulación de capas de grasa en las yemas de los dedos de las manos y de los pies hasta que se convierten en minúsculas líneas.

¡Preparándose para comer! El aparato digestivo de tu bebé ha pasado por varias etapas de desarrollo a lo largo de las semanas. Ahora ya traga líquido amniótico, que pasa por el estómago y el intestino y se mezcla con las células muertas y las secreciones intestinales para formar el meconio, una sustancia negra y espesa que verás en el primer cambio de pañal.

Aparecen las orejas. Aproximadamente en la semana 18 de embarazo, las orejas del bebé empiezan a sobresalir a los lados de la cabeza e incluso pueden empezar a percibir algunos sonidos.

¡Vesícula en marcha! Tu bebé necesita bilis para digerir los nutrientes, así que, a las 18 semanas, es posible que ya empiece a funcionar la vesícula biliar.

¿Qué tamaño tiene tu bebé en la semana 18 de embarazo?

A estas alturas, tu bebé tiene el tamaño de un boniato: mide unos 14 centímetros de largo desde la coronilla hasta las nalgas y pesa unos 200 gramos.

embryoimage-week18-700_no_text

Cómo cambia el cuerpo de la mamá en la semana 18 de embarazo

Si este es tu primer embarazo, es posible que muy pronto empieces a notar cómo se mueve el bebé dentro de tu tripita. Esta sensación tan curiosa se conoce como «animación» o «quickening», en inglés. A medida que el bebé va creciendo, notarás que los movimientos van cobrando fuerza e incluso se convierten en pequeñas pataditas en las próximas semanas. Cada mamá es diferente, así que algunas empiezan a notar estos movimientos antes (algo habitual si no es tu primer embarazo) o un poco después. Por eso, si estás en la semana 18 de embarazo y todavía no notas ningún movimiento, ¡no tienes por qué preocuparte!

En esta fase del embarazo, se están produciendo muchos cambios en tu sistema circulatorio: aumenta el volumen de sangre que circula por tu cuerpo y tus vasos sanguíneos se expanden rápidamente. Esto podría hacer que te baje la tensión arterial y que no llegue suficiente sangre a la cabeza y la parte superior del cuerpo, lo cual puede manifestarse con una ligera sensación de mareo.

Sobre la semana 18, es posible que también te notes los pies más grandes. En parte, esto se debe a la hinchazón provocada por la retención de líquidos, un fenómeno que se conoce como edema y que puede producirse a partir del segundo trimestre. Las hormonas también son responsables de que tengas los pies más grandes. La relaxina, una hormona que produce el cuerpo durante el embarazo, relaja las articulaciones de la pelvis para que el bebé pueda atravesar el canal del parto, pero también afloja los ligamentos de los pies, haciendo que los huesos se separen. Puedes aliviar la hinchazón metiendo los pies en agua fría o manteniéndolos en alto. Tampoco pasa nada si tienes que ir a la zapatería a comprar calzado de una talla más (¡aprovecha!).

Semana 18: síntomas del embarazo

  • Mareos. Tu corazón está haciendo un esfuerzo un 40 o 50 % mayor que antes del embarazo. Este esfuerzo, sumado a la presión que el útero va ejerciendo sobre los vasos sanguíneos a medida que aumenta de tamaño, puede producirte ocasionalmente una sensación de mareo, especialmente cuando te pones de pie rápidamente. Por eso, es importante descansar con frecuencia. Si estás mareada, túmbate sobre un costado. El bajo nivel de azúcar en la sangre también puede hacer que te sientas un poco indispuesta. Cuando sea así, puedes tumbarte de lado o comer una pieza de fruta para recuperar los niveles normales de azúcar en sangre y aliviar el malestar.
  • Minipatadas. La mayoría de las mujeres empiezan a notar el movimiento del bebé entre la semana 16 y la semana 20 de embarazo. A las 18 semanas, tu bebé todavía es muy pequeño, así que la sensación será más bien como un cosquilleo suave, en lugar de una patada propiamente dicha en la tripa.
  • Calambres en las piernas. Durante la semana 18 de embarazo, seguramente se hagan notar los primeros calambres en las piernas, sobre todo por la noche. Para evitarlos, estira los gemelos antes de irte a dormir y bebe suficiente agua durante el día. También puedes aliviarlos dándote un baño o una ducha caliente, o incluso un masaje.
  • Congestión nasal. Debido al aumento de los niveles hormonales y del volumen de sangre durante el embarazo, las membranas mucosas se inflaman y esto puede hacer que te sangre la nariz o tengas congestión nasal.
  • Dolor de espalda. La tripa va creciendo y tus niveles de hormonas están cambiando constantemente, lo cual puede producirte molestias en la zona lumbar.

Consejos para la semana 18 de embarazo

  • Lleva una dieta rica en ácidos grasos omega-3. Es importante que absorbas los nutrientes que tu bebé y tú necesitáis y, para ello, es fundamental llevar una dieta saludable y rica en ácidos grasos omega-3. Estos importantísimos nutrientes contribuirán al desarrollo del sistema nervioso de tu bebé y, según algunos estudios, también pueden mejorar tu sistema inmunitario y reducir los síntomas de depresión. Puedes incluir en tu dieta alimentos con un alto contenido de este nutriente, como el salmón y otros pescados grasos, u obtenerlo a partir de alimentos de origen vegetal, como las semillas de lino, el brécol o las nueces. Descubre otros consejos sobre nutrición durante el embarazo con estos documentos descargables.
  • Aumenta tu ingesta calórica de forma saludable. Te van a hacer falta algunas calorías extra para ayudar a tu bebé a crecer, ¡pero no es verdad que tengas que comer por dos! En el segundo trimestre, este aumento puede consistir en unas 300 calorías adicionales (por ejemplo, medio bocadillo y un vaso de leche desnatada), además de las 2.000 calorías diarias de media..
  • Cómo sobrevivir a la sobrecarga de consejos. Quizás hayas notado que todo el mundo, desde tu suegra hasta gente que no conoces de nada, siente la necesidad de darte consejos sobre el embarazo. Aunque recibir consejos que no has pedido puede resultar un poco molesto, trata de tomártelos bien. No tienes que dar explicaciones a nadie, con un «gracias, lo tendré en cuenta» bastará. Trata de recordar que la gente te aconseja con la mejor de las intenciones y con toda la ilusión del mundo. Quizás incluso encuentres útiles algunos de los consejos.

Semana 18 de embarazo: consulta a tu médico

  • Pregunta a tu médico sobre el movimiento y la posición del bebé a estas alturas del embarazo.
  • Si en la semana 18 de embarazo todavía no te han hecho una ecografía, pide a tu médico que te haga una.

Cosas que hacer en la semana 18 de embarazo

Escucha a todos los que te den consejos sin que se lo pidas, aunque no tengas intención de seguirlos

Favorece tu circulación sanguínea descansando recostada de lado o comiendo una pieza de fruta

Empieza a hacerte con libros para leer a tu futuro bebé

Suscríbete para recibir más consejos sobre el embarazo cada semana.

18 Weeks Pregnant: Your Checklist

Escucha a todos los que te den consejos sin que se lo pidas, aunque no tengas intención de seguirlos

Favorece tu circulación sanguínea descansando recostada de lado o comiendo una pieza de fruta

Empieza a hacerte con libros para leer a tu futuro bebé

Suscríbete para recibir más consejos sobre el embarazo cada semana.