AS1

Estás en la semana

Ir

Embarazo semana 4

¡BIENVENIDOS A LA SEMANA 4!

El bebé

  • La división celular. Mientras te ibas acostumbrando a la idea de estar embarazada, la nueva vida que germina en tu interior ha estado muy ocupada. El óvulo fertilizado se ha implantado en un lado del útero, donde prosigue su rápido desarrollo. Una vez implantado, el óvulo se divide en capas de células y se convierte oficialmente en un embrión. Estas capas de células se desarrollan para formar partes especializadas del cuerpo del feto, como el sistema nervioso, el esqueleto, los músculos y los órganos vitales.
  • El sistema de sustentación. La placenta, un órgano en forma de disco que conecta la corriente sanguínea de la madre con la del embrión, comienza a formarse y se adhiere a la pared del útero en el punto de implantación. El cordón umbilical sale de un lado de la placenta. El líquido amniótico, que amortiguará los movimientos del bebé durante toda la gestación, ya está formándose dentro de un saco, también conocido como las membranas.
  • Medidas. A finales de esta semana, el embrión mide alrededor de un milímetro (aproximadamente el tamaño de una semilla de amapola).

El embarazo

  • Señales de vida. Una falta menstrual puede ser el único indicio de embarazo. También pueden aparecer unas pequeñas manchas de sangre, causadas por la implantación del óvulo fertilizado en el útero, que son totalmente normales.
  • Pruebas. El resultado de la prueba de embarazo debe ser ya positivo, gracias a la hormona hCG que fabrica la recién formada placenta. Esta misma hormona es en gran medida la responsable de las náuseas, denominadas "matutinas", que muchas mujeres experimentan durante el primer trimestre de la gestación.

    La mayoría de las pruebas de embarazo que se venden en las farmacias son fiables tras la primera falta menstrual, pero a veces dan falsos negativos. Muchas mujeres afirman haber dado negativo durante varias semanas desde su última menstruación, aunque "sabían" que estaban embarazadas (y así era).

  • La voz de los expertos. Ahora que ya estás embarazada, quizá te preguntes qué medicinas son seguras para combatir la tos, los resfriados y las alergias. Hay que evitar los descongestionantes, los antihistamínicos y los medicamentos que contengan PPA (fenilpropanolamina), algunos remedios contra el resfriado y antitusivos contienen hasta un 25% de alcohol, y por lo tanto deben evitarse igualmente. Recuerda consultar siempre con tu médico antes de tomar cualquier medicamento, incluso los que pueden adquirirse sin receta.

Tal vez te interese: