¿Te has dado cuenta de que tu recién nacido ya no es tan pequeño? Hay muchos hitos emocionantes de desarrollo que alcanzará al cumplir dos meses. A continuación, te explicaremos los más importantes y veremos cómo lidiar con problemas de salud comunes (por ejemplo, la dermatitis del pañal o la tos). Si vas a volver pronto al trabajo, hemos creado un apartado de cosas que debes tener en cuenta para que esta transición sea tranquila tanto para ti como para el bebé.

Hitos del desarrollo en bebés de un mes

Este mes estará lleno de descubrimientos para tu bebé, ya que será cada vez más consciente del mundo que lo rodea. Estos son algunos de los hitos del desarrollo del bebé que alcanzará.

Crecimiento y desarrollo físico: movimiento de manos y pies

Al principio, los bebés tienden a crecer entre 3 y 4 cm y aumentar de 0,5 a 1 kg de peso al mes. El pediatra controlará la tasa de crecimiento de tu pequeño en cada visita. Para saber que todo va bien, anotará el peso, la altura y la circunferencia de la cabeza. Echa un vistazo a este artículo para saber cómo se usan las tablas de crecimiento del bebé en los primeros dos años de vida.

Hablando de crecimiento, es posible que tengas que cortar las uñas a tu hijo con una frecuencia que no esperabas (una vez a la semana en las manos y dos veces al mes en los pies). No vamos a decirte cuándo tienes que hacerlo, ya que lo notarás por ti misma cuando te arañe. Aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo cuidar las uñas de un bebé de dos meses:

  • Usa tijeras o cortaúñas para bebés, o bien una lima de uñas suave.

  • Córtale las uñas a tu pequeño mientras duerme o después de un baño relajante, ya que tendrá las manos quietas.

  • Empuja hacia abajo la piel de la yema del dedo para cortar solo la uña.

  • Lima los bordes ásperos después de cortar.

  • Si aún no sabes cómo cortarle las uñas a tu bebé de manera segura, pide al pediatra que te enseñe a hacerlo.

Por último, destacar que los puntos blandos de la cabeza de tu peque, llamados fontanelas, comenzarán a endurecerse a medida que los huesos de la cabeza se fusionen.

Sentidos: visión a color

Tu bebé comenzará a reconocer objetos. También le encantará mirar caras conocidas, especialmente las de su madre y su padre. En las primeras semanas, es posible que se haya sentido atraído por patrones simples con líneas rectas, pero pronto se centrará formas circulares y patrones (por ejemplo, dianas o espirales). Además, tu pequeño también empezará a ver mejor los colores.

Cuando saques a tu bebé a pasear, disfrutará mirando desde el cochecito o la mochila portabebés. Pronuncia en voz alta los nombres de diferentes objetos, sobre todo si le llame la atención, para mantener su mente activa.

Movimiento: minisentadillas

Aunque muchos de los movimientos de tu bebé siguen siendo reflejos, poco a poco controlará más lo que hace. Durante un tiempo te parecerá que está menos activo, ya que algunas de las primeras cosas que hacía desaparecerán, pero pronto observarás otras nuevas. Las pataditas que comenzó a practicar el mes pasado cobrarán más fuerza, algo que podrás constatar si te da un golpe accidentalmente. En las próximas semanas, comenzará a controlar la flexión y el estiramiento de las rodillas. Si lo sostienes erguido con los pies en el suelo, es posible que se agache y se quede de pie, y pronto se dará cuenta de que puede rebotar.

Las habilidades de las manos y los dedos de también se están desarrollando. Es posible que tu peque pase cada vez más tiempo con la mano abierta, y probablemente se quede embobado pasándola por delante de su cara. Poco a poco, desarrollará la capacidad de llevarse la mano a la boca. Al principio, podría suceder por accidente, pero acabará haciéndolo a propósito, ya que chuparse los nudillos lo tranquilizará. Si le pones un sonajero en la mano, puede que lo sujete e incluso lo agite, aunque lo dejará caer cuando se aburra.

Todo el tiempo que has colocado a tu bebé bocabajo (siempre bajo tu supervisión) comenzará a dar sus frutos. En este mes o el próximo, podrá levantarse con los brazos y sostener brevemente el pecho y la cabeza. Es una gran noticia, ya que implica que está adquiriendo independencia. Esta habilidad le permitirá mirar a su alrededor cuando algo le interese, incluso si está acostado bocabajo.

HERRAMIENTAS PARA TU BEBÉ
baby-growth-chart

Tabla de crecimiento del bebé

¿Quieres hacer un seguimiento del crecimiento de tu pequeño? Controla su estatura, peso y la circunferencia de su cabeza en comparación con la media gracias a nuestra sencilla herramienta.

What is your child*
Este campo es obligatorio

Este campo es obligatorio

Este campo es obligatorio

Este campo es obligatorio

Este campo es obligatorio

*Información de la última vez que mediste a tu bebé. **Fuente: Organización Mundial de la Salud

Personalidad: balbuceos

La personalidad de tu bebé será más evidente cada día. Comenzará a mostrarla en la forma de comunicarse, que normalmente incluirá expresiones faciales, balbuceos e incluso gestos. Por ejemplo, si le sonríes y está contento, es posible que te devuelva la sonrisa. En esta etapa, es posible que comience a hacer todo tipo de sonidos nuevos y extraños. Respóndele repitiéndolos; las conversaciones con tu pequeño son muy importantes en esta etapa. Por supuesto, también debes usar palabras reales. De este modo, aprenderá que la conversación es bilateral y que cada persona se turna para aportar algo. A medida que transcurran las semanas, tu hijo reaccionará más a tu tono de voz y podrá hacerse una idea de cómo estás por cómo le hablas. La voz también le ayuda a anticipar lo que vas a hacer, por lo que es buena idea explicarle que vas a cambiarle el pañal, salir a pasear o bañarle.

Pronto tu bebé no solo sonreirá, sino que chillará o se reirá cuando esté feliz. No obstante, es normal que no responda así de bien a los extraños. Sus padres son sus personas favoritas, al igual que sus hermanos y otras personas que os visiten regularmente. Al igual que los adultos, tu pequeño también tiene sus preferencias.

¿Cómo puedes respaldar el desarrollo de tu hijo?

Jugar e interactuar contigo es muy importante en el desarrollo del cerebro y el aprendizaje temprano de tu bebé. A continuación, te mostramos algunas actividades que podéis hacer juntos:

  • Leer un cuento. Aunque no entienda todas las palabras, tu peque escucha los sonidos que emites y aprende cosas sobre el tono y el ritmo. No pasa nada por leer el mismo libro una y otra vez, ya que a los bebés les encanta la repetición.

  • Hablar con él. Responde a los balbuceos de tu bebé e inicia una conversación sobre lo que está haciendo. Cuando sea su turno, no le interrumpas ni mires hacia otro lado. Tu atención le indica que su voz es importante y le ayuda a generar confianza.

  • Colocarlo bocabajo. Sigue colocando bocabajo a tu hijo un ratito cada día para fortalecer los músculos del cuello, los brazos y los hombros. Asegúrate de que la superficie sea firme (por ejemplo, el suelo) y nunca le pierdas de vista.

  • Introducir sonidos. Ponle música a tu bebé o dale juguetes que hagan ruido al tocarlos. Asegúrate de que también escuche los sonidos de la vida cotidiana. Una idea es que esté contigo mientras haces las tareas del hogar.

¿Cuánto come un bebé de dos meses?

Dale de comer a tu pequeño siempre que tenga hambre, lo que seguramente será entre seis y ocho veces al día. Para indicarte que tiene hambre, hará movimientos de succión, se llevará la mano a la boca, gemirá o flexionará los brazos y las manos. Evita sobrealimentarlo y presta atención a las señales de que está lleno, como reducir la velocidad o girar la cara. Por lo general, tu peque estará comiendo bien si se queda dormido después de una toma, pero permanece contento y activo si está despierto. En esta etapa, puedes omitir una de las tomas en mitad de la noche. A medida que el estómago del bebé sea más grande, es posible que no vuelva a tener hambre hasta temprano en la mañana.

¿Cómo funciona el sueño en esta etapa?

Tu bebé de dos meses está creciendo muy rápido. También mejorará su visión, aprenderá a controlar las manos y piernas, y comenzará a expresarse con su propio lenguaje. Respalda todo esto leyéndole, respondiéndole, jugando y colocándolo bocabajo para que desarrolle la fuerza muscular.

Otra cosa que se desarrolla a los dos meses es el ritmo circadiano de su bebé. Aunque todavía faltan unas pocas semanas para hacer entrenamiento de sueño, puedes consultar varios artículos en Internet para familiarizarte con el tema.

Una cosa que debes hacer en estas semanas es crear una rutina relajante antes de acostarse. Así podrás comenzar a practicar el entrenamiento del sueño.

 

¿Cuánto duerme un bebé de dos meses?

Con dos meses de edad, los bebés duermen entre 14 y 17 horas al día. Es posible que pase más tiempo alerta y despierto durante el día y, aunque quiera dormir menos siestas, que estas duren un poco más. En esta etapa, algunos niños incluso logran dormir toda la noche (es decir, entre seis y ocho horas seguidas).

Las buenas rutinas de sueño, que incluyen unos horarios regulares y períodos de sueño reparador, ayudan a tu pequeño a crecer mejor en estas primeras semanas. Esto contribuye a su salud y bienestar general. Aunque puede tardar un tiempo en seguir las rutinas nocturnas, ayúdale a distinguir entre el día y la noche dándole las tomas en silencio. Puedes dejar poca luz, hablar lo justo y necesario, cambiarle el pañal rápidamente y volver a colocarlo boca arriba en la cuna.

Un día en la vida de tu hijo

El horario de tu bebé de dos meses puede incluir rutinas simples para dormir, alimentarse, bañarse y jugar. A continuación, tienes un ejemplo de un día normal:

Problemas de salud en bebés de dos meses

Tu bebé de dos meses puede tener algunos problemas de salud:

  • Dermatitis del pañal. Un pañal mojado o sucio que toca la piel del bebé durante mucho tiempo puede causar una erupción roja. Para combatir la dermatitis del pañal, cambia los pañales lo antes posible, limpia la zona con toallitas húmedas y deja que las nalgas de tu hijo se sequen al aire siempre que sea posible. Estos pasos ayudarán a que el sarpullido desaparezca y no vuelva a ocurrir.

  • Sarpullido. Estas pequeñas protuberancias rojas suelen aparecer en el cuello, los brazos, las piernas o la zona del pañal cuando hace calor. No apliques ungüentos para la piel; en su lugar, enfría la zona con agua, seca bien la piel, viste al bebé con ropa fresca y mantenlo alejado del calor. Con este tipo de atención, el sarpullido desaparecerá después de unos días.

  • Eccema. Si tu bebé tiene parches de piel rojos y escamosos en los codos y las rodillas, podría ser un eccema. El pediatra lo diagnosticará y te recomendará opciones de tratamiento. Puede ser útil usar un jabón suave para bebés en la ropa y las sábanas, vestirlo con ropa que no pique y bañarlo tres veces a la semana como máximo.

  • Tos. Si notas que tu bebé de dos meses tose, es una señal de que sus vías respiratorias están irritadas. La tos está causada por muchos tipos de enfermedades respiratorias, desde el resfriado común hasta la neumonía. Te recomendamos consultar al pediatra si tu pequeño tose. Si también tiene fiebre o dificultad para respirar, acude a urgencias para que te digan cómo proceder.

  • Alergias. Algunos síntomas de alergia o sensibilidad a los alimentos incluyen irritabilidad, exceso de llanto, vómitos intensos, sarpullido y heces acuosas o con sangre. El pediatra deberá determinar las causas y emitir un diagnóstico.

Madres y padres: volver al trabajo

Según la situación, debes tener una serie de cosas en cuenta a la hora de volver al trabajo (por ejemplo, el dinero, las opciones de baja por maternidad o las consideraciones familiares generales. Si puedes, sé flexible; es posible que cambies de opinión cuando sea el momento. Una vez que te incorpores, es normal que estés triste, ansiosa o preocupada por cómo se adaptará el bebé. Si tu pareja no se queda en casa, la clave es encontrar una guardería con la que te sientas cómoda y en la que tu hijo prospere. Considera también obtener ayuda adicional en el hogar para poder pasar más tiempo en casa con tu bebé.

Establece una rutina un par de semanas antes de volver al trabajo. Comienza a planificar cómo será una jornada laboral típica. ¿A qué hora tendrás que despertarte para estar lista? ¿Cuánto tiempo tardarás en llegar al trabajo si tienes que dejas al bebé en la guardería? ¿Prefieres contar con una niñera? ¿Seguirás dándole el pecho por las noches? Adáptate a los horarios de sueño y comidas del bebé, y no olvides dejar tiempo para disfrutar de él.

Obviamente, con solo dos meses de edad, tu peque aún necesita comer con frecuencia. Ajustar sus horarios puede parecer todo un desafío. Muchos padres y madres trabajadores intentan ajustar su jornada para colaborar (por ejemplo, se levantan 30 minutos antes para ducharse y prepararse). Los bebés responden muy bien a las rutinas. Una vez que tengas la tuya, está científicamente probado que se dormirá más rápido y permanecerá dormido más tiempo.

Organizar el cuidado infantil

Hay muchas opciones de cuidado infantil que puedes considerar, por ejemplo:

  • Padres u otros parientes.

  • Una niñera.

  • Una guardería.

  • Una combinación de los anteriores.

Antes de tomar una decisión, asegúrate de que tu bebé estará contento y que le tratarán bien. Pide referencias a otros padres o al pediatra. Habla extensamente con los posibles cuidadores, observa cómo interactúan con tu bebé durante uno o dos días, comprueba sus antecedentes y confía en tu instinto. Si fuera necesario, reconsidera tu elección.

ARTÍCULO RELACIONADO

Cuidados
Cómo bañar a tu recién nacido

Extraer leche en el trabajo

Volver al trabajo puede ser estresante para algunas mujeres y reducir su producción de leche materna, especialmente si no pueden extraerla tanto como les gustaría. Por ley, la empresa debe proporcionarte tiempo y espacio (no un baño) para que puedas extraer leche hasta que tu bebé cumpla un año. Si te preocupa la cantidad de leche que produces, echa un vistazo a este artículo para aumentar el suministro de leche materna consulta al médico o la asesora de lactancia para que te ayuden.

Buscar ayuda en casa

Independientemente de que vuelvas al trabajo o necesites un poco de ayuda extra (por ejemplo, para cocinar o hacer las tareas del hogar), ten en cuenta lo siguiente:

  • La persona en quien confíes debe reducir la carga, no aumentarla.

  • Determina cuándo necesitarás ayuda y pregunta a la persona si estará disponible en ese horario.

  • Ten claro con qué necesitas ayuda y déjalo por escrito.

  • Si la persona enferma o no puede ir, pide que te avise con antelación suficiente.

  • Ten un plan B al que puedas recurrir en el último minuto, como una niñera o un vecino.

  • Considera obtener una prueba de antecedentes.

  • Si la función de la persona incluye el cuidado del bebé, pídele que complete un curso de primeros auxilios específico.

PREGUNTAS FRECUENTES

Los bebés de dos meses suelen ver entre 30 y 60 cm de distancia. Sabrás que su visión ha mejorado si sonríe cuando caminas por otra zona de la habitación o mientras mira sus juguetes en el suelo. En los próximos meses, puede incluso llegar a mirar por la ventana.

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. A continuación, se incluye una lista con las fuentes utilizadas para elaborar el artículo. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.