Semana 34 de embarazo

Semana 34 de embarazo: desarrollo del bebé

Durante la semana 34 de embarazo el bebé seguirá creciendo, por lo que tendrá menos espacio para girar en el útero. En consecuencia, puede que notes movimientos más suaves. En esta etapa tu pequeño descenderá más por la pelvis, lo que indica que queda poco para su llegada al mundo. En los próximos días, si te haces una ecografía o acudes al médico, tal vez descubras que se ha colocado con la cabeza hacia abajo como preparación para el parto. ¿Quieres saber qué color de ojos tendrá el bebé cuando nazca? Dependerá de la cantidad de melanina. Los bebés que nacen con poco pigmento o sin él tienen los ojos azules, aunque el color puede cambiar durante los primeros dos años de vida. Si tu hijo tiene los ojos más oscuros al nacer, lo más seguro es que se queden así. Echa un vistazo a este artículo para saber cuándo cambian de color los ojos de los niños. La fecha de parto está cada vez más cerca, por lo que querrás comenzar con los preparativos finales. Haz este test para saber si has preparado bien la llegada del bebé. Si esperas un niño, puede que los testículos ya estén en el escroto. A veces, estos no descienden hasta el nacimiento. Si es tu caso, es probable que los testículos caigan cuando el bebé tenga seis meses.

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la semana 34 de embarazo?

En la semana 34 de embarazo el tamaño del feto será similar al de un melón pequeño. Medirá aproximadamente 30 cm desde la coronilla hasta la rabadilla y pesará 2 kg. Echa un vistazo a esta imagen para saber qué aspecto y posición tendrá tu hijo estos días.

Feto en la semana 34 de embarazo

El cuerpo de la madre en la semana 34 de embarazo

¿Te preguntas de cuántos meses estás en la semana 34 de embarazo? El embarazo no se divide en meses exactos, pero se podría decir que estás a punto de llegar a los ocho meses. En las próximas semanas te recomendamos prestar atención a los síntomas de parto prematuro, que se produce al dar a luz antes de la semana 38 de embarazo. El parto prematuro es un motivo de preocupación porque es posible que el bebé no se haya desarrollado lo suficiente, lo que causa problemas de salud. Algunos síntomas de parto prematuro son los siguientes:

  • Calambres abdominales leves (con o sin diarrea).

  • Aumento del flujo vaginal.

  • Cambios en el flujo vaginal (acuoso, sanguinolento o con más moco).

  • Dolor constante en la zona lumbar.

  • Contracciones frecuentes.

  • Rotura de aguas (mucho o poco líquido).

Si estás embarazada de gemelos, en la semana 34 debes prestar mucha atención a estos síntomas. Es bastante más probable que sufras un parto prematuro si tienes un embarazo múltiple. Consulta al médico si tienes dudas y echa un vistazo a nuestros artículos sobre el embarazo múltiple.

Semana 34 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la semana 34 de embarazo: Contracciones de Braxton Hicks. A medida que se acerca la fecha de parto, las contracciones de Braxton Hicks (también conocidas como contracciones de práctica) pueden ocurrir con más frecuencia. Si estos calambres aparecen de forma irregular y desaparecen al cambiar de posición, no tienes de qué preocuparte. No obstante, si sospechas que estás teniendo contracciones de parto reales, consulta al médico inmediatamente. Es la persona que mejor evaluará tus síntomas. También puedes consultar este artículo sobre las contracciones de Braxton Hicks y las de parto reales para conocer las diferencias.

  • Aumento de los pechos. Tus pechos aumentarán de tamaño a medida que te acerques al final del tercer trimestre. Dado que la piel se estira, puedes notar picor en la zona. En este punto ya sabes de sobra lo útil que es la crema hidratante, pero también te recomendamos usar un sujetador adecuado. Muchas tiendas y mercerías cuentan con profesionales que te ayudarán a encontrar un sujetador que te quede bien y te ofrezca un apoyo adecuado. Es posible que tengas que ajustar la longitud de la correa o usar un extensor de broche durante los primeros meses de maternidad. Sigue leyendo sobre los cambios en los pechos durante el embarazo.

  • Dolor de pelvis. En la semana 34 el bebé desciende por la pelvis, lo que puede causar dolor en la zona, molestias en las lumbares y presión en la vejiga. Lo bueno es que sentirás más libre la zona del diafragma y los pulmones, por lo que respirarás mejor. Para aliviar las molestias, evita estar de pie cuando te sientas incómoda. También puedes darte un baño con agua tibia. Si estas ideas no funcionan, consulta al médico para que te aconseje.

  • Pies y tobillos hinchados. Es normal que tengas los pies y los tobillos hinchados en esta etapa del embarazo. Una forma de aliviar las molestias es reducir el tiempo que pasas de pie tanto como sea posible. Además, te recomendamos colocar una almohada debajo de las piernas cuando estés sentada. Si no puedes sentarte, usa calzado cómodo y que te sujete bien el pie.

  • Estreñimiento. El tránsito intestinal puede ralentizarse por varios motivos. Sea como sea, es muy incómodo. Bebe agua o zumos de frutas y come alimentos ricos en fibra (por ejemplo, frutas, verduras, pan integral o salvado de trigo). También es útil caminar o hacer ejercicio moderado. Como última instancia, puedes probar a ingerir cantidades más pequeñas con mayor frecuencia para mejorar la digestión.

Semana 34 de embarazo: consejos

  • A los niños les cuesta gestionar que van a tener un hermanito pequeño, ya que su situación cambia radicalmente. Los padres dedican mucho tiempo a preparar la llegada del bebé, que acapara la atención de gran parte de la familia. No es de extrañar que los hermanos mayores sientan celos y reaccionen a los cambios portándose mal. No obstante, los padres pueden facilitarles la transición y prepararlos para lo que está por venir. Hablar sobre el embarazo de una manera que tenga sentido para ellos puede ser muy útil. Por ejemplo, puedes explicarle de dónde viene el nuevo bebé de una manera adecuada para su edad. Hay libros para niños que pueden ayudarte. Además, incluir a los niños en todos los preparativos puede ser una opción excelente para que acepten la idea de que el recién nacido forma parte de la familia. Una forma de involucrar a los hijos mayores es llevarlos a comprar los artículos que el bebé necesita. También puedes comentarles el papel que tendrán. Asegúrate de pasar tiempo de calidad con ellos para que no se sientan desplazados en ningún momento.

  • El calcio contribuye a la formación de los huesos y dientes del bebé, por lo que debes asegurarte de tomar una cantidad suficiente. Las vitaminas prenatales contienen calcio, pero también debes comer alimentos que sean ricos en este mineral. Algunos ejemplos son los productos lácteos (por ejemplo, leche, queso y yogur), las sardinas, las verduras de hoja verde y los zumos con extra de calcio. No te preocupes si eres intolerante a la lactosa, ya que hay muchísimas opciones. Sigue leyendo sobre la función del calcio y el hierro en el embarazo y pregunta al médico si estás recibiendo la cantidad adecuada. Te recomendará un suplemento si lo considera necesario o introducirá cambios en tu dieta.

  • Sabemos que la bolsa del hospital es una preocupación añadida para muchas madres, por lo que hemos elaborado esta lista de cosas que debes llevarte para que no se te olvide nada cuando llegue el gran día. Hay apartados para ti, tu pareja y el bebé.

  • Si tienes tiempo esta semana, considera llenar la despensa y preparar platos que puedas congelar. Hacer estas cosas con antelación te ahorrará quehaceres cuando estés ocupada cuidando al recién nacido. También es posible que quieras programar un pedido en tu supermercado habitual o hablar con amigos y familiares para que te lleven comida casera durante las semanas posteriores al parto.

  • Si aún no lo has hecho, piensa en qué te haría sentir más cómoda durante el parto y consulta al médico sobre las opciones disponibles en tu zona. Entre otras, podrías tener opciones analgésicas farmacológicas, como la epidural, y no farmacológicas, como masajes o la respiración consciente.

Semana 34 de embarazo: consultar al médico

  • ¿En qué posición está el bebé?

  • Si el bebé está de nalgas, ¿qué probabilidades hay de que se coloque con la cabeza hacia abajo?

  • ¿Qué debo hacer si se acerca la fecha de parto y el bebé está de nalgas?

  • ¿Qué ejercicios o estiramientos pueden ayudarme a aliviar la presión en la zona lumbar?

  • ¿Es recomendable hacer un curso de primeros auxilios para bebés?

Semana 34 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Asegúrate de comprar todos los productos esenciales para el recién nacido.

  • Si aún no has escogido una sillita adecuada, es el momento de buscar opciones.

  • Piensa si quieres recibir visitas en el hospital una vez que nazca el bebé. Quizás quieras ver a algunos familiares y amigos, pero ten en cuenta que puedes estresarte si hay mucha gente yendo y viniendo. Algunos padres prefieren esperar a estar en casa para presentar al recién nacido a sus seres queridos.

  • Elige un nombre definitivo para el bebé o piensa cuáles son tus favoritos. Nuestro buscador de nombres para bebés puede ayudarte. También puedes echarle un vistazo a nuestros artículos “Mil nombres de niños para inspirarte” y “Nombres de niña para inspirarte”.

  • Si quieres organizar una sesión de fotos para tu recién nacido, busca un fotógrafo en la zona cuyo trabajo te guste y con el que te sientas cómoda. Para hacer tu elección, puedes ver trabajos anteriores o pedir recomendaciones a otras madres. Si el fotógrafo tiene experiencia con recién nacidos, pregúntale cuándo es el mejor momento del día para organizarla, dónde podéis hacerla y cuánto tiempo suele durar. También debes preguntarle si será temática o hay que llevar artículos (por ejemplo, mantas o cintas para la cabeza).

  • Hay tantos productos para bebés en el mercado que es fácil sentirse abrumada al tener que elegir. En Internet encontrarás muchos sitios web con listas, clasificaciones y opiniones para tomar la mejor decisión. Si tienes algo de tiempo esta semana, busca algunos productos de bebé necesarios antes de hacer una compra.

  • Si quieres obtener más consejos semanales sobre el embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.