¿Superará mi bebé el asma?

Contenidos
avalados por:

Partnership logo

¿Superará mi bebé el asma?

En el asma, algunas sustancias específicas denominadas "desencadenantes" obstruyen las pequeñas vías respiratorias, lo que origina jadeos, silbidos o quejidos al exhalar. La tos, la dificultad para respirar y la sensación de opresión en el pecho provienen de esta respuesta de las vías respiratorias.

  • Algunos desencadenantes son sustancias a las que el niño es alérgico, como el moho o los ácaros del polvo habitacional.
  • Otros corresponden a agentes infecciosos como los virus.
  • Otros incluso son elementos que se encuentran en el ambiente como humo de cigarrillos o aire frío.

El mejor método para aliviar las alergias es identificar y evitar los agentes alérgenos, pero ello no siempre es posible. El asma se trata con medicamentos antisibilantes (que eliminan el "silbido" del pecho); el niño debe tomarlos durante el acceso, o bien con regularidad si la enfermedad es grave. Ahora bien, no todos los silbidos en el pecho implican que se padezca realmente de asma. Por ejemplo, estos silbidos pueden ser parte de una enfermedad viral. Si no vuelven a ocurrir, no se trata de asma en realidad.

Tu hijo es joven para tener asma, pero ciertamente esto ocurre. Si se trata de asma, probablemente tendrá silbidos en el pecho durante toda la infancia. El mejor método que puedes seguir es hacer caso a las recomendaciones de tu médico al pie de la letra.

Tal vez te interese:

Toallitas

Toallitas Dodot Básico

La calidad de Dodot a un precio básico