month01

Puede que hayas observado cambios en tu cuerpo durante estos últimos días y te hayas preguntado si estás embarazada. No obstante, es posible que no tengas ningún síntoma aparte del retraso de la regla. En caso de duda, tal vez quieras hacerte un test de embarazo en casa. Si el resultado es positivo, ¡enhorabuena! Sigue leyendo para saber cuáles son los primeros síntomas del embarazo, cómo se desarrollará tu bebé durante el primer mes y qué otras cosas te esperan en este tiempo.

Síntomas frecuentes durante el primer mes de embarazo

Durante el primer mes de embarazo es normal no tener síntomas. Sin embargo, algunas cosas que puedes notar en este tiempo son:

  • Un retraso en la regla. Si tu ciclo menstrual es regular, este será el síntoma más evidente. Lo normal es que empieces a sospechar que estás embarazada cuando la regla se retrase o no llegue.

  • Cambios de humor. Al quedarte embarazada, los niveles de hormonas aumentan drásticamente. Por lo tanto, puedes estar más sensible que de costumbre. También es común sentir varias emociones, como ansiedad o emoción, cuando descubres que vas a tener un bebé. Habla con tus seres queridos sobre tus sentimientos y consulta al médico si algo te preocupa.

  • Hinchazón. El aumento de las hormonas del embarazo puede producir hinchazón, que a veces se confunde con un síntoma habitual del síndrome premenstrual. Comer más fibra y hacer ejercicio de forma regular puede aliviar esta sensación.

  • Calambres. Algunas madres padecen calambres uterinos leves durante los primeros días o semanas de embarazo. Son similares a los calambres menstruales, por lo que no es de extrañar que los confundas con la regla. Si los calambres son dolorosos o molestos, consulta al médico para que te indique cómo aliviar el dolor.

  • Manchado. Si observas manchitas de sangre en la ropa interior, es posible que se trate del sangrado de implantación. Este sangrado leve suele ocurrir cuando el óvulo fecundado se implanta en el endometrio durante las primeras semanas del embarazo. Puedes ponerte un salvaslip para evitar manchas o fugas accidentales.

  • Necesidad frecuente de orinar. Al quedarte embarazada, el volumen de sangre en el organismo comienza a aumentar. Esto implica que los riñones deben trabajar mucho más para procesar el exceso de líquido, que termina en la vejiga. Aunque algunos de los primeros síntomas del embarazo pueden desaparecer con el tiempo, este no será uno de ellos. No reduzcas la cantidad de líquido que bebes, ya que es importante que estés hidratada. No obstante, es recomendable que te acostumbres a ir al baño antes de salir de casa o ir a sitios donde no haya servicios (por ejemplo, una reunión o un viaje en coche).

  • Pechos sensibles o doloridos. Es posible que sientas los pechos más sensibles o incluso doloridos, pero este síntoma puede desaparecer una vez que el cuerpo se acostumbre a los cambios hormonales que estás experimentando.

  • Fatiga. Es normal que te sientas más cansada que de costumbre. La progesterona es la culpable de ello. Llévalo con calma y ten en cuenta que muchas madres vuelven a sentir muchísima energía cuando comienza el segundo trimestre.

  • Náuseas. Las temidas náuseas matutinas (con o sin vómitos) suelen aparecer al terminar el primer mes de embarazo. Algunas madres las padecen antes, mientras que otras no las notan nunca. Mantente hidratada, toma un suplemento multivitamínico y toma bebidas con jengibre para aliviar el estómago.

  • Estreñimiento. El aumento de los niveles de hormonas puede impedir que vayas al baño con normalidad, ya que el tránsito intestinal se ralentiza. Otro culpable pueden ser las vitaminas prenatales, que suelen contener hierro. Consulta al médico para que te indique cómo resolver el problema.

  • Aversión a los alimentos. Si acabas de quedarte embarazada, es posible que algunos olores o sabores te resulten más desagradables que de costumbre. Esta aversión puede ir de la mano de las náuseas. Usa el extractor mientras cocinas y pide a tu pareja que saque la basura si comienzan a molestarte algunos olores.

Relacionado con la calculadora de la fecha de parto

¿Cómo se desarrollará tu bebé durante este mes?

Después de la concepción, el óvulo fecundado recorre la trompa de Falopio hasta llegar al útero, donde se implantará en el endometrio. El óvulo se divide en un conjunto de células, que se convertirán en el embrión y la placenta. Esta última proporcionará alimento al bebé durante el embarazo. También se formará el cordón umbilical entre el embrión y la placenta, que aportará los nutrientes necesarios y eliminará los desechos. Tu hijo crecerá rápidamente durante el mes que tienes por delante. Ya se están comenzando a formar los órganos internos, los huesos y las extremidades. Hay una cosa que debes tener en cuenta sobre la terminología asociada al desarrollo del bebé. Durante las primeras ocho semanas se denominará «embrión» a tu pequeño en los entornos médicos, mientras que una vez transcurrido este tiempo pasará a ser «feto».

¿Qué tamaño alcanzará tu bebé durante el primer mes de embarazo?

En esta etapa, el bebé aún es muy pequeño. Sin embargo, cuando comience el segundo mes de embarazo, medirá aproximadamente 0,6 cm de largo (más o menos el tamaño de una semilla de calabaza).

¿Cómo es el embrión con un mes?

Si quieres saber qué aspecto tendrá tu pequeño a las cuatro semanas, echa un vistazo a esta imagen:

feto de 1 mes

Cambios en el cuerpo durante el primer mes de embarazo

Es probable que aún no hayas notado cambios en tu cuerpo, pero eso no implica que no estén pasando muchísimas cosas. En este punto, debes comenzar a preparar tu cuerpo para el embarazo y el parto mediante una nutrición y unos hábitos adecuados. Normalmente, tendrás que tomar suplementos multivitamínicos para recibir todos los nutrientes que el bebé y tú necesitaréis durante estos meses. Consulta al médico en la primera visita prenatal para saber si estás tomando la cantidad correcta de vitaminas. También puedes comenzar a hacer ejercicio (o seguir haciéndolo) cualquier día de estos. Consulta al médico para saber si tus actividades favoritas son seguras durante el embarazo. No obstante, hacer ejercicio de forma regular puede ayudarte a desarrollar la fuerza y resistencia que necesitarás en este tiempo.

¿De cuántas semanas estarás durante el primer mes de embarazo?

El primer mes de embarazo constituye el inicio del primer trimestre. Aunque no existen estándares para agrupar las semanas de embarazo en meses, porque no siempre coinciden, el primer mes suele abarcar de la semana 1 a la semana 4. La agrupación de semanas en trimestres también varía. A continuación, te mostramos un método común que se suele usar: Primer trimestre: semanas 1 a 13 Segundo trimestre: semanas 14 a 27 Tercer trimestre: semanas 28 a 40 (o hasta que des a luz)

¿Cómo se calcula la fecha de parto?

Durante el primer mes de embarazo querrás saber cuándo nacerá tu pequeño. Nuestra calculadora de fecha de parto puede darte una estimación, pero debes consultar al médico para que te indique una fecha más precisa. La fecha de parto se calcula a las 40 semanas (es decir, 280 días) desde el primer día de la última regla. Recuerda que solo es una estimación. Puede que hayas olvidado la fecha de la última regla porque tu ciclo menstrual dura más o menos que el promedio de 28 días. Por lo tanto, es muy difícil saber cuándo ocurrió exactamente la ovulación o la fecundación. Ten en cuenta que solo un pequeño porcentaje de bebés nacen en la fecha de parto prevista, ya que la mayoría nacen durante las dos semanas anteriores o posteriores.

Preguntas frecuentes

Los tests de embarazo domésticos están diseñados para detectar la hormona del embarazo hCG en la orina. Normalmente se dice que estos tests funcionan a partir del día siguiente al primer día que se retrasa la regla. No obstante, algunas marcas son mejores que otras.

Puede que sientas algo de hinchazón al comienzo del embarazo o que la ropa te apriete un poco más que de costumbre, pero lo más seguro es que aún no tengas tripa en este tiempo.

Puedes continuar con tus hábitos de ejercicio si el médico da el visto bueno. Tal vez quieras probar otros deportes más suaves, como nadar, salir a caminar o practicar yoga prenatal.

Durante el primer mes de embarazo, el embrión es diminuto. Sin embargo, al llegar a la semana 5, tendrá el aspecto de un tubito enrollado de aproximadamente 0,6 cm.

Cosas que debes hacer durante el primer mes de embarazo

  • Busca y elige un buen ginecólogo.

  • Hazte un test de embarazo en casa para saber si estás embarazada. Lee sobre la hormona del embarazo hCG, ya que es lo que suelen detectar la mayoría de tests.

  • Pide cita con el médico para que confirme el embarazo y programe las citas a las que deberás asistir durante estos meses.

  • Pregunta al médico qué debes comer en el embarazo y si necesitas tomar vitaminas prenatales, como el ácido fólico.

  • Consulta nuestro artículo sobre ejercicio en el embarazo para obtener algunos consejos y pregunta al médico qué tipo de ejercicios son adecuados según tu situación. El deporte puede ayudarte a dormir mejor por las noches y aliviar los dolores del embarazo.

  • Deja los hábitos poco saludables, como fumar o beber, e intenta reducir el estrés.

  • Aunque sea raro, te recomendamos leer sobre los síntomas de embarazo ectópico.

  • Descansa siempre que puedas.

  • Si tu pareja aún no sabe que estás embarazada, busca ideas divertidas para contárselo.

  • Habla con tus seres queridos sobre cómo te sientes. Estás viviendo una época en la que las emociones están a flor de piel, por lo que te recomendamos compartirlas.

  • Si quieres obtener más consejos semanales sobre el embarazo, regístrate aquí:

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists. El contenido de esta página no debe reemplazar el consejo médico de un profesional. Consulta a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento completos.